Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo identificar si es gripe A (H1N1 o H3N2)

La gripe A es uno de los principales tipos de la gripe que aparece cada año, más a menudo en invierno. Esta gripe puede ser causada por dos variantes del virus de la gripe A, el H1N1 y el H3N2, pero ambos generan síntomas similares y se tratan por igual.

Los síntomas más comunes incluyen:

  1. Fiebre por encima de los 38 ºC;
  2. Dolor en el cuerpo;
  3. Dolor de garganta y de cabeza;
  4. Tos;
  5. Estornudos;
  6. Escalofríos;
  7. Fatiga o cansancio.

Además de estos síntomas y del malestar constante, también pueden surgir diarrea y algunos vómitos, especialmente en niños, que terminan por curarse con el paso del tiempo. Para ver otros síntomas causados por la Gripe A vea Síntomas de la Gripe Porcina.

Cómo identificar si es gripe A (H1N1 o H3N2)

¿Cómo saber si es influenza?

A pesar de que los síntomas de la influenza A son muy similares a los de la gripe común, estos tienden a ser más agresivos e intensos, obligando al individuo a mantenerse de reposo durante algunos días, y a generalmente aparece de forma repentina sin dar ningún tipo de indicio.  

Además de esto, la influenza H1N1 es altamente contagiosa, por lo que es muy fácil transmitirla a otras personas con las que se ha estado en contacto.

Si se sospecha de esta gripe, se recomienda el uso de una máscara y acudir al médico para que se puedan realizar los exámenes que confirmen la presencia del virus.

¿Cuál es la diferencia entre H1N1 y H3N2?

La principal diferencia entre la gripe causada por el H1N1 o el H3N2 es el propio virus que causa la infección, sin embargo, los síntomas, el tratamiento y la forma de transmisión son similares. Estos dos tipos de virus están presentes en la vacuna de la gripe, en conjunto con la Influenza B, y por esto, quien se vacuna anualmente, está protegido contra la gripe.

Sin embargo, a menudo, el virus H3N2 se confunde con el H2N3, otro tipo de virus que no afecta a los humanos, que se transmite sólo entre los animales. De hecho, no existe vacuna o tratamiento contra el virus H2N3, pero sólo porque este virus no afecta a los humanos.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la gripe A es hecho con medicamentos antivirales como Oseltamivir o Zanamivir y generalmente el tratamiento presenta mejores resultados si se inicia en las primeras 48 horas después de que surgen los síntomas. 

Además de esto, el médico también puede recomendar medicamentos para aliviar los síntomas como Paracetamol o Tylenol, Ibuprofeno o Bisolvon por ejemplo, que alivian los síntomas como fiebre, dolor de garganta, tos o dolores musculares.

Para complementar el tratamiento, además de los medicamentos es necesario mantenerse de reposo y aumentar el consumo de agua y líquidos para hidratar al organismo, no siendo recomendado ir a la escuela o frecuentar lugares con muchas personas mientras tenga la gripe. También pueden utilizarse medicamentos naturales como el jarabe de jengibre para acompañar el tratamiento. Además de esto, para evitar la influenza H1N1 y sus posibles complicaciones, está disponible una vacuna H1N1 que ayuda a proteger al organismo contra esta gripe.

Cómo identificar si es gripe A (H1N1 o H3N2)

La gripe A tiende a evolucionar de una forma muy violenta si no se trata adecuadamente, por lo que es muy importante que consulte inmediatamente a un médico si sospecha que tiene este tipo de influenza, ya que de lo contrario, esto puede causar complicaciones más graves como el síndrome de dificultad respiratoria, neumonía, fallo respiratorio e inclusive la muerte.

Cuándo se debe colocar la vacuna de la gripe

Para evitar contagiarse con este tipo de influenza, se encuentra disponible la vacuna de la gripe que protege al organismo contra los virus más comunes de la gripe como el H1N1 o el H3N2 y la Influenza B. Esta vacuna está indicada especialmente para algunos grupos de riesgo, los cuales presentan una mayor probabilidad de contraer la gripe, estos son: 

  • Ancianos con más de 65 años;
  • Personas que tienen el sistema inmune comprometido como las personas portadoras de SIDA o miastenia gravis;
  • Portadores de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades del hígado, corazón o asmáticos;
  • Niños menores de 2 años de edad;
  • Mujeres embarazadas, ya que no pueden tomar medicamentos. 

Estos grupos incluyen personas que pueden tener una mayor tendencia a desarrollar la gripe A, ya que en teoría poseen un sistema inmune más débil. 

Cómo evitar contagiarse con la influenza

Para evitar transmitir la gripe porcina hay algunas medidas que se pueden tomar, estas son:

  1. Evitar lugares cerrados o con muchas personas;
  2. Lavarse las manos regularmente o utilizar alcohol en gel o geles desinfectantes;
  3. Cubrirse siempre la nariz y la boca si necesita toser o estornudar;
  4. Evitar a toda costa el contacto con personas que presenten síntomas de esta gripe como por ejemplo nariz obstruida, estornudos, fiebre y tos.

La principal forma de contagio de la gripe A es a través de las vías respiratorias, donde tan sólo es necesario respirar las pequeñas gotas que contengan el virus H1N1 para correr el riesgo de contraerla.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...