Giardiasis (Giardia lamblia): síntomas y tratamiento

Actualizado en septiembre 2023

La giardiasis es una enfermedad infecciosa causada por el protozoario Giardia lamblia, que puede suceder debido a la ingestión de quistes de este parásito presentes en el agua, alimentos u objetos contaminados. 

La infección por Giardia lamblia es más común que se presente en niños y puede ser diagnosticada por la manifestación de algunos síntomas como diarrea, náuseas, heces amarillentas, dolor y distensión abdominal.

Para tratar la giardiasis, el médico podrá indicar medicamentos que combaten el parásito, como metronidazol, secnidazol o tinidazol, por ejemplo, siendo también recomendado reposo y el consumo de líquidos para minimizar la deshidratación producida por la diarrea. 

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

Los síntomas de giardiasis son:

  • Diarrea, que puede surgir de forma aguda e intensa o puede ser leve y persistente;
  • Cólicos abdominales;
  • Náuseas y malestar estomacal;
  • Hinchazón abdominal y flatulencias;
  • Pérdida de peso no intencional;
  • Heces amarillentas que flotan fácilmente, lo que indica la presencia de grasa en las heces;
  • Aumento de gases intestinales;
  • Acidez, sensación de quemazón y mala digestión.

Estos síntomas suelen surgir al cabo de 7 a 10 días después de haber ingerido la Giardia lamblia, pudiendo aparecer de forma repentina o gradual. No obstante, algunas personas pueden no presentar síntomas o presentar síntomas de forma intermitente. Vea los síntomas que indican la presencia de parásitos intestinales.

Vea los síntomas de esta y otras infecciones por parásitos en el video a continuación :

youtube image - Síntomas de parásitos intestinales

Cómo se diagnostica

El diagnóstico de giardiasis es realizado por el médico, el cual evalúa los síntomas presentes e indica la realización de un examen de heces. Por lo general, el examen de heces se realiza tomando una muestra durante varios días, las cuales son enviadas en al laboratorio donde es posible identificar la presencia del parásito. Vea cómo tomar y guardar la muestra de heces. 

Es importante diagnosticar lo más pronto posible la infección para disminuir el riesgo de que la persona desarrolle problemas como desnutrición y/o anemia, por ejemplo, debido a la mala absorción de los nutriente en el intestino. 

Cómo se transmite

La transmisión de la giardiasis sucede por la ingesta de quistes maduros de la Giardia Lamblia, la cual puede encontrarse en las siguientes situaciones:

  • Ingesta de agua contaminada;
  • Consumo de alimentos contaminados, como vegetales crudos o mal lavados;
  • De persona a persona, a través del contacto con manos contaminadas, siendo más común en lugares con aglomeración de personas, como en lo jardines de infancia;
  • Contacto íntimo anal.

Además, los animales domésticos también pueden infectarse y transmitir los quistes de Giardia, por lo que deben ser tratados en caso de que haya sospecha. 

Tratamiento de la giardiasis

El tratamiento de la giardiasis se hace con el uso de medicamentos antiparasitários, como metronidazol, tinidazol, secnidazol o imidazol, por ejemplo, los cuales deben ser prescritos por el médico. 

En general, el tratamiento tiene una duración de 1 a 5 días, dependiendo del medicamento que se prescriba y del cuadro clínico de la persona, sin embargo, en casos persistentes o recurrentes, el médico puede prescribir el uso de medicamentos hasta 3 semanas. Conozca más sobre los medicamentos para cada tipo de parásito intestinal y cómo tomar. 

Además, es importante mantenerse de reposo e hidratado, debiendo beber abundantes líquidos como sopas, jugos, agua, suero casero o sales de rehidratación oral. En los casos más graves, podría ser necesario el uso de suero por vía intravenosa para prevenir o mejor la deshidratación producida por la diarrea. 

Cómo prevenir la giardiasis

Para prevenir la giardiasis se deben aplicar algunas medidas, que incluyen:

  • Lavarse las manos después de ir al baño, manipular animales, cambiar pañales o trabajar en el jardín, por ejemplo;
  • Lavarse las manos antes de manipular alimentos o bebidas;
  • Lavar correctamente los vegetales, principalmente aquellos que son consumidos crudos;
  • Mantener a los animales domésticos desparasitados y darle el tratamiento adecuado, en caso se encuentren infectados;
  • Evitar ingerir agua de ríos y lagos o directamente del grifo, principalmente en los países donde esta agua no es potable, debiendo en estos casos hervirla o filtrarla correctamente antes de consumirla. Conozca los métodos de purificación del agua.

En los casos donde se sospeche o sea diagnosticada la giardiasis, es importante tomar algunas medidas, como evitar ir a la escuela (en el caso de los niños), evitar preparar alimentos en casa mientras se tengan los síntomas, no compartir toallas o utensilios de comida y evitar el uso de piscinas durante las 2 semanas después de haberse detenido la diarrea.