Frutas ácidas o cítricas y semi-ácidas: cuáles son y cómo afectan el estómago

Las frutas ácidas, también llamadas frutas cítricas, como la naranja, la piña o la fresa son ricas en vitamina C, fibras y potasio principalmente. 

El elevado contenido de vitamina C en este tipo de frutas es esencial para evitar enfermedades como el escorbuto, que surge cuando existe una deficiencia de esta vitamina en la alimentación.

Las frutas cítricas no son tan ácidas como el jugo gástrico del estómago, sin embargo, pueden causar irritación y aumentar su acidez. Por este motivo, las personas que sufran de gastritis, úlcera gástrica o reflujo gastroesofágico, deben evitar su consumo frecuente, principalmente si identifican que este tipo de frutas les empeora el malestar. 

Vea cuáles son los alimentos ricos en vitamina C.

Frutas ácidas o cítricas y semi-ácidas: cuáles son y cómo afectan el estómago

Lista de frutas cítricas

Las frutas cítricas son aquellas que son ricas en ácido cítrico, que es el responsable por el sabor medio amargo y picante de estas frutas, las cuales pueden ser divididas en dos grupos:

  • Frutas ácidas o cítricas:

Piña, acerola, ciruela, mora, cidra, maracuyá, frambuesa, grosella, naranja, lima, limón, membrillo, fresas, frambuesas, níspero, durazno, granado, tamarindo, mandarina, tomate de árbol y uva.

  • Frutas semi-ácidas:

Caqui, manzana verde, guayaba, pera, carambola y uva pasa.

Las frutas semi-ácidas tienen una cantidad menor de ácido cítrico en su composición, siendo mejor toleradas por aquellas personas que sufren de problemas estomacales, como gastritis o reflujo. Todas las demás frutas se pueden consumir normalmente en casos de gastritis.

Frutas cítricas en la gastritis y en el reflujo

Las frutas ácidas deben evitarse en casos de úlceras y durante las crisis de gastritis, ya que pueden aumentar el dolor cuando el estómago está inflamado. Lo mismo ocurre con los casos de reflujo donde hay heridas o inflamación en el esófago y la garganta, ya que el dolor aparece cuando el ácido de la fruta entra en contacto con la herida.

Sin embargo, algunos estudios han demostrado que la tolerancia a las frutas ácidas durante la gastritis o las crisis de reflujo varía de persona a persona. Es importante evaluar junto con un gastroenterólogo o un nutricionista la posibilidad de incluir o no este tipo de frutas en la dieta.

Cuando el estómago ya no se encuentra inflamado, es decir, cuando la gastritis no se encuentre activa o cuando no haya lesiones en la garganta, las frutas cítricas pueden ser consumidas sin ningún problema. Vea cómo debe ser la dieta para gastritis y úlcera.

Frutas cítricas en el embarazo

Las frutas cítricas en el embarazo pueden ayudar a disminuir las náuseas ya que el ácido de las frutas va estimulando la formación de los ácidos digestivos, favoreciendo el vaciamiento gástrico.

Además de esto, estas frutas tienen también poseen una buena concentración de vitamina C, ácido fólico y vitaminas del complejo B que son fundamentales para la prevención de anemia y para favorecer el desarrollo del bebé.

¿Fue útil esta información?
Actualizado por Andreina De Almeida Rodríguez, Nutricionista - en Noviembre de 2021. Revisión clínica por Tatiana Zanin, Nutricionista - en Noviembre de 2021.

Bibliografía

  • INTERNATIONAL FOUNDATION FOR GASTROINTESTINAL DISORDERS. Diet Changes for GERD (gastroesophageal reflux disease). Disponível em: <https://aboutgerd.org/treatment/diet-lifestyle-changes/diet-changes-for-gerd/>. Acceso en 02 Nov 2021
  • REVISTA DA ASSOCIAÇÃO MÉDICA BRASILEIRA. Doença do refluxo gastroesofágico: tratamento não farmacológico. 2012. Disponível em: <https://www.scielo.br/j/ramb/a/H5rHmySgjghkZ7HWMwjc3nd/?format=pdf&lang=pt>. Acceso en 04 Oct 2021
Más sobre este tema: