Fractura de clavícula: síntomas, causas y tratamiento

La fractura de clavícula normalmente sucede como consecuencia de accidentes automovilísticos, motocicletas o caídas, pudiéndose identificar por medio de signos y síntomas, como dolor e hinchazón en la zona, dificultad para mover el brazo, además de los resultados de exámenes de imagen solicitados por el  ortopedista.

Para promover el alivio de los síntomas y la recuperación del hueso, normalmente se indica la inmovilización del brazo con un cabestrillo, con la intención de mantener la estabilidad de la clavícula, además de también recomendarse la realización de sesiones de fisioterapia para promover el movimiento normal del hombro.

Fractura de clavícula: síntomas, causas y tratamiento

Cómo identificar una fractura de clavícula

La fractura de clavícula puede identificarse con facilidad por medio de algunos signos y síntomas, como dolor e hinchazón en la zona, dificultad para levantar el brazo, aumento de la sensibilidad en la zona y hematoma, en algunos casos. Además, es posible observar una deformación en la región de la clavícula.

Para confirmar que se trata de una fractura de clavícula, el ortopedista puede indicar la realización de una radiografía para visualizar si hay o no una fractura, el tipo e indicar el tratamiento más adecuado.

Los tipos de fractura en la clavícula pueden ser:

  • Conminuta: el hueso se rompe en varios pedazos habiendo necesidad de cirugía;
  • Transversa: más fácil de de consolidar, existiendo la necesidad de apenas inmovilizar el brazo;
  • Oblicua: dependiendo del ángulo, puede haber necesidad de cirugía

De acuerdo con la región donde ocurrió la fractura, el área se puede clasificar como: tercio medial, medio o lateral, siendo el tercio medio el que representa más del 80% de las fracturas claviculares.

Principales causas

La fractura de clavícula puede presentarse principalmente en accidentes de carro o caídas sobre el hombro, además de que también puede ser consecuencia de golpes en la zona o ser consecuencia de la práctica de algún deporte de contacto, por ejemplo.

Además, la fractura de clavícula es más frecuente en ciclistas, esto debido al gran riesgo de caída a alta velocidades, favoreciendo la fractura del hueso de la clavícula.

Fractura de clavícula: síntomas, causas y tratamiento

Tratamiento para la fractura de clavícula

El tratamiento para la fractura de clavícula, generalmente se realiza con la inmovilización del brazo con un cabestrillo, colocado en 8, por ejemplo, para permitir que la clavícula se mantenga en el lugar correcto, acelerando la cicatrización del hueso. La inmovilización deber mantenerse por alrededor de 4 a 5 semanas, en el caso del adulto, o hasta 2 meses en el caso de niños.

En algunos casos, hay necesidad de realizar una cirugía, cuando hay desviación del hueso, acortamiento del hueso más de 2 cm entre fragmentos óseos, en caso de fractura expuesta, así  como del riesgo de lesionar algún nervio o arteria.

Aunque el tiempo de recuperación pueda variar de una persona a otra, puede ser necesario realizar sesiones de fisioterapia para recuperar los movimientos normales del brazo afectado y mejorar el dolor.

Fisioterapia para la fractura clavicular

La rehabilitación varía mucho de acuerdo con los síntomas que el individuo presenta, sin embargo, los objetivos del tratamiento fisioterapéutico incluyen disminuir el dolor, promover el movimiento normal del hombro sin dolor, fortalecer la musculatura hasta que la persona sea capaz de realizar sus actividades rutinarias y laborales normalmente.

Inicialmente, en las primeras sesiones de fisioterapia puede estar indicado el uso de compresas de hielo para disminuir el dolor y la hinchazón, y pueden utilizarse equipos como ultrasonido y TENS. Los ejercicios son indicados desde el inicio del tratamiento, estando más indicado iniciar el programa de rehabilitación con movimientos tipo péndulo y rotaciones en esta primera fase. Después de alrededor 8 a 10 semanas también pueden indicarse ejercicios con polea, faja elástica y pesas para fortalecer los músculos del brazo y el hombro.

Normalmente, después de 12 semanas son recomendados ejercicios con más peso, ejercicios diagonales de Kabat y entrenamiento propioceptivo para el hombro hasta el alta.

¿La fractura en la clavícula deja secuelas?

La fractura en la clavícula puede dejar algunas secuelas, como lesión de los nervios o surgimiento de un callo óseo o retraso en la cicatrización, que pueden evitarse cuando el hueso queda correctamente inmovilizado, por eso algunos consejos para tener una recuperación incluyen:

  • Evitar actividades en las que tenga que mover el brazo durante 4 a 6 semanas, como andar en bicicleta o correr;
  • Evitar levantar el brazo;
  • No conducir mientras se recupera la fractura;
  • Usar siempre la inmovilización del brazo recomendada por el ortopedista, especialmente durante el día;
  • Dormir boca arriba con la inmovilización, si es posible, o dormir con el brazo a un costado del cuerpo y apoyado por almohadas;
  • Utilizar ropa más holgada y fácil de vestir, así como zapatos sin agujetas;
  • Mover el hombro, el codo, la muñeca y la mano según las orientaciones del ortopedista, para evitar la rigidez de la articulación.

Además, para disminuir el dolor durante la recuperación el médico puede prescribir analgésicos y antiinflamatorios, los cuales deben ser utilizados para mejor los síntomas. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: