Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Compresas calientes o frías: cuándo se deben usar y cómo hacerlas

Una compresa es un material absorbente que puede ser utilizado para aplicar calor o frío en una región afectada del cuerpo, o también puede ser utilizada para aplicar algún medicamento, aplicar un cataplasma o cubrir una herida, y pueden ser de algodón, de tela e inclusive existen unas especiales con un gel, que pueden ser adquiridas en las farmacias y que pueden ser utilizadas tanto para aplicar frío como calor.

En el caso de las compresas para aplicar frío o calor en alguna región del cuerpo, se utilizan el caso de las frías para disminuir la inflamación y en el caso de las compresas calientes, promueve la relajación. 

Compresas calientes o frías: cuándo se deben usar y cómo hacerlas

Cuándo usar compresas frías

Las compresas frías promueven la disminución de flujo sanguíneo en la región, disminuyendo la inflamación y el dolor, además de evitar la aparición de hematomas. Por este motivo son indicadas para:

  • Después de golpes, caídas o torsiones;
  • Hematomas;
  • Después de colocarse una vacuna o inyección;
  • Aliviar el dolor de muela;
  • En la tendinitis;
  • Después de realizar actividad física. 

Cómo hacer la compresa fría en casa

Para hacer una compresa fría en casa, basta con envolver una bolsa de guisantes congelados, por ejemplo, en una toalla o paño y aplicar en la región dolorida durante 15 a 20 minutos.

Otra posibilidad es mezclar 1 parte de alcohol con 2 partes de agua y colocar en una bolsa tipo ziploc y dejar en el congelador. El contenido no debe quedar completamente congelado, y puede ser moldeado, según sea necesario. El modo de uso es el mismo.

Cuándo usar compresas calientes

Compresas calientes o frías: cuándo se deben usar y cómo hacerlas

Las compresas calientes o tibias promueven el flujo sanguíneo en la región donde se aplique, aumenta la movilidad de la región aplicada y promueve la relajación, como:

  • Dolor muscular;
  • Forúnculo y orzuelo;
  • Tortícolis;
  • Antes de la actividad física. 

Este tipo de compresa puede colocarse en la espalda o en el pecho, aunque puede colocarse en cualquier región del cuerpo en que sea necesario aumentar el flujo sanguíneo, siempre que no se tenga fiebre, porque puede haber aumento de la temperatura corporal. Conozca las principales causas del dolor de espalda y cómo aliviarlo.

Las compresas calientes pueden ser utilizadas 3 a 4 veces al día, durante 15 a 20 minutos, pero debe estar siempre envuelta en un paño o en algún tejido fino, para que no queme la piel.

Cómo hacer la compresa caliente en casa

Para hacer una compresa caliente en casa, basta con utilizar una funda de almohada y 1 kg de granos secos como arroz o frijoles, por ejemplo. Se debe colocar los granos dentro de la funda, atar bien para formar como una almohada, calentar en el microondas durante unos 3 a 5 minutos, dejar que se ponga tibio y aplicar en la región dolorida durante 15 a 20 minutos.

Si al usar la compresa de hielo o la compresa caliente el dolor no disminuye, o incluso se intensifica, se debe acudir al médico para que se realicen exámenes que puedan identificar la causa del dolor, que puede ser una fractura, por ejemplo.

Bibliografía >

  • SOUZA, Juliano Castro de; UEDA, Tiago Kijoshi. Os efeitos da crioterapia em processos inflamatórios agudos: um estudo de revisão. Revista Amazônia Science & Health - Propesq. Vol.4. n.2; 37-41, 2014
  • FURLAN, Renata Maria Moreira Moraes. O uso da crioterapia no tratamento das disfunções temporomandibulares. Rev. CEFAC. Vol.17. n.2; 648-655, 2015
  • LEVANTHALL, Lucila Coca; BIANCHILL, Renata Cristina; OLIVEIRA, Sonia Maria Junqueira Vasconcellos de. Ensaio clínico comparando três modalidades de crioterapia em mulheres não grávidas. Rev. esc. enferm. USP. Vol.44. n.2; 339-345, 2010
  • Sheila Kitchen. Eletroterapia: Prática Baseada em Evidências. 11.ed. São Paulo: Manole, 2003.
  • FURLAN, Renata Maria Moreira Moraes, et al. O emprego do calor superficial para tratamento das disfunções temporomandibulares: uma revisão integrativa. CoDAS. Vol.27. n.2; 207-12, 2015
  • MEDSCAPE. Superficial Heat and Cold. 2017. Disponible en: <https://emedicine.medscape.com/article/1833084-overview>. Acceso en 30 May 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje