Flujo marrón en el embarazo: principales causas y tratamiento

En la mayoría de los casos, el flujo marrón en el embarazo se considera normal, manifestándose en pequeña cantidad y teniendo una duración de hasta 3 días, sin que sea necesario la realización de tratamiento específico. Sin embargo, cuando se acompaña de otros síntomas como dolor en la región pélvica, sensación de peso en la vagina, dolor y ardor al orinar, fiebre y escalofríos, puede ser señal de infecciones, embarazo ectópico o de aborto espontáneo, por ejemplo. 

De esta forma, ante la presencia de otros síntomas, además del flujo, es importante consultar al médico debido a que es posible que solicite exámenes que ayuden a identificar la causa e inicie el tratamiento más adecuado, previniendo complicaciones para la madre y el bebé.

Flujo marrón en el embarazo: principales causas y tratamiento

Las principales causas de flujo marrón son:

1. Alteraciones normales del embarazo

Pequeñas cantidades de flujo marrón con consistencia más acuosa o gelatinosa son comunes, especialmente al inicio de la gestación, ya que puede haber una alteración en el pH de la región genital, produciendo flujo en pequeña cantidad y que dura alrededor de 2 a 3 días. También es posible notar un pequeño flujo marrón después de la realización de algún esfuerzo físico, como ir al gimnasio, subir escaleras con bolsas de compras o hacer limpieza de la casa, por ejemplo, que es una actividad más intensa.

Qué hacer: el flujo marrón en pequeña cantidad se considera normal, sin que sea necesario realizar ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, en caso de que el flujo sea más intenso, dure más de 3 días o de que surjan otros síntomas como comezón en la vagina, mal olor, dolor abdominal o cólicos, es importante consultar al ginecólogo para que realice una evaluación e identifique la causa del flujo y de los síntomas y, de estar forma, sea posible iniciar el tratamiento para evitar complicaciones para la mujer y el bebé.

2. Infección

Infecciones urinarias, de transmisión sexual o de cuello uterino también puede llevar al surgimiento de flujo marrón, además de otros síntomas como mal olor, comezón en la región genital, dolor y ardor al orinar, además de dolor en la región pélvica, por ejemplo. 

Qué hacer: en este caso es importante consultar al ginecólogo, ya que podrá indicar el tratamiento adecuado de acuerdo al tipo de infección y agente responsable, pudiendo prescribir el uso de antimicrobianos. Además, se recomienda que la mujer utilice ropa íntima de algodón, evite las toallas sanitarias diarias y procure vestir ropa ligera, ya que de esta forma es posible evitar nuevas infecciones. 

3. Embarazo ectópico

El embarazo ectópico es una situación en la que la implantación del embrión y desarrollo del embarazo se produce fuera del útero, pudiendo producirse en las trompas de Falopio, ovario, cavidad abdominal o cérvix, por ejemplo. Por ello, como consecuencia de la implantación incorrecta, es posible notar algunos síntomas como dolor abdominal intensa, sensación de peso en la vagina, dolor durante la palpación del útero o durante la realización de la exploración pélvica, flujo marrón y/o sangrado fuera del período menstrual.

Qué hacer: es fundamental consultar al ginecólogo para que realice un ultrasonido para que pueda identificar el lugar de implantación del embrión y, de esta forma, evalúe si la continuación del embarazo representa un riesgo para la mujer o para el bebé. Conozca más sobre el tratamiento del embarazo ectópico.

4. Aborto

El flujo marrón en el embarazo también puede indicar el inicio del proceso de aborto espontáneo, principalmente cuando sucede hasta la semana 20 de gestación y se acompaña de otros síntomas como fiebre y escalofríos, dolor abdominal fuerte, pérdida de líquidos por la vagina sin color u olor, liberación de coágulos y ausencia de movimiento fetales por más de 5 horas. Vea otros signos y síntomas indicativos de aborto espontáneo.

Qué hacer: al observarse síntomas indicativos de aborto, es importante consultar al médico, ya que de esta forma podrá solicitar los exámenes que permitan confirmar el aborto y se indique el tratamiento con medicamentos y reposo, en algunos casos. Además, puede realizarse un examen que permita confirmar si aún hay restos del embrión y, en caso positivo, puede indicarse la realización de un curetaje. 

Vea en el video a continuación cómo identificar correctamente el flujo de cada color y qué puede ser:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • HASAM, Reen et. al.. Patterns and predictors of vaginal bleeding in the first trimester of pregnancy. Ann Epidemiol.. Vol.20. 7.ed; 524-531, 2010
Más sobre este tema: