Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo identificar y tratar la Candidiasis en el Embarazo

La candidiasis en el embarazo es una de las infecciones vaginales más comunes entre las embarazadas, ya que durante este período los niveles de estrógenos se elevan, favoreciendo el crecimiento de los hongos, especialmente de la Candida Albicans que habita naturalmente en la región íntima de la mujer. 

La candidiasis en el embarazo no perjudica al bebé, pero si el bebé nace de parto normal y ese día la mujer tiene candidiasis, el bebé podrá contaminarse, presentando candidiasis en sus primeros días de vida. 

Si el bebé es contaminado, podrá presentar placas blanquecinas dentro de la boca, llamada candidiasis oral, popularmente conocida como "sapito" y al amamantarse podrá transmitir el hongo de nuevo a la madre, que podrá desarrollar candidiasis mamaria, dificultando el proceso de la lactancia materna. Vea otros síntomas de esta infección en el bebé y cómo tratarla

Cómo identificar y tratar la Candidiasis en el Embarazo

Principales síntomas

La candidiasis en el embarazo puede estar presenta sin mostrar ningún síntoma, pero lo más común es que surjan algunas manifestaciones como:

  • Flujo blanco, tipo leche cuajada;
  • Comezón intensa en la vagina;
  • Ardor o dolor al orinar;
  • Dolor durante las relaciones sexuales;
  • Región íntima hinchada y rojiza.

El obstetra podrá sospechar de candidiasis solamente al observar la región íntima de la mujer y a través de la evaluación de los síntomas. Sin embargo, como la candidiasis puede favorecer el desarrollo de otros microorganismos, el médico podrá solicitar un papanicolau para verificar si existe alguna otra infección desarrollándose.

¿Cómo se contagia la candidiasis?

En la mayoría de las embarazadas la candidiasis surge por la alteración hormonal que ocurre durante el embarazo, por lo que no se contagia por el contacto sexual con alguien infectado o por el uso de ropa interior que no sea de algodón. Sin embargo, aunque no es posible controlar las hormonas, existen algunos cuidados que pueden recudir el riesgo de desarrollar una candidiasis, estos son: 

  • Usar ropa interior de algodón, para facilitar la respiración de la piel y dificultar el crecimiento de los hongos;
  • Secar bien la región íntima después del baño, para disminuir la humedad y evitar el crecimiento de hongos;
  • Evitar colocar productos en la región íntima como jabón perfumado o perfumes;
  • Dormir sin ropa interior y sin pantalones, ya que permite que la piel respire durante la noche;
  • Evitar el uso de duchas vaginales, ya que alteran la flora vaginal y facilitan el crecimiento de los hongos.

Además de esto, la embarazada puede aumentar el consumo de alimentos que contengan Lactobacillus acidophilus como los yogures, ya que son un tipo de bacteria "buena" conocidos como probióticos que ayudan a controlar el crecimiento de hongos en la región íntima. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la candidiasis en el embarazo, generalmente se inicia con el uso de cremas vaginales o pomadas antimicóticas recetadas por el obstetra o ginecólogo. La candidiasis asintomática debe ser tratada por igual, para evitar que la infección pase al bebé durante el parto. 

Algunos de los medicamentos más utilizados para tratar la candidiasis durante el embarazo son: Butoconazol, Clotrimazol, Miconazol o Terconazol. Estos medicamentos deben ser siempre orientados por el obstetra, para garantizar que no perjudican el embarazo. 

Por lo general, estos medicamentos en pomada para tratar la candidiasis deben ser aplicados diariamente en la vagina 2 veces al día, durante 7 a 10 días.

Cuidados para acelerar el tratamiento

Para complementar el tratamiento indicado por el médico se recomienda:

  • Evitar alimentos dulces o ricos en carbohidratos;
  • Siempre usar ropa interior de algodón;
  • Evitar el uso de pantalones muy apretados;
  • Sólo lavar la región íntima con agua y jabón propio o té de manzanilla;
  • Preferir papel higiénico blanco y sin olor;
  • Evitar los protectores diarios perfumados.

Vea en el vídeo a continuación qué comer y cómo hacer un excelente remedio casero utilizando yogur natural: 

Opción de tratamiento natural para candidiasis

Un excelente remedio casero para complementar el tratamiento de la candidiasis en el embarazo, y aliviar los síntomas como la comezón es realizar un baño de asiento con 2 litros de agua tibia y 1 taza de vinagre de manzana. La embarazada debe mantener la región íntima dentro de la mezcla durante mínimo 30 minutos, y debe realizarlo 1 vez al día antes de bañarse. 

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...