Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo se realiza el tratamiento de la Tricomoniasis?

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual cuyo tratamiento es realizado con antibióticos como el metronidazol y el tinidazol, los cuales son indicados por el ginecólogo en el caso de las mujeres o del urólogo en el caso de los hombres. Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de flujo genital amarillento o verdoso y comezón en los órganos genitales, sin embargo, puede ser asintomática. 

Una vez que la tricomoniasis es una enfermedad de fácil transmisión, se aconseja que la pareja haga el tratamiento al mismo tiempo, ya que aunque no existan síntomas es posible que el parásito que causa la enfermedad se encuentre en ambos. Además de esto, para garantizar que los antibióticos hacen el efecto deseado, se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas hasta 24 horas después de tomar el Metronidazol o 3 días después de ingerir el Tinidazol. Normalmente, los síntomas de la tricomoniasis desaparecen al cabo de 1 semana de haber dado inicio al tratamiento.

¿Cómo se realiza el tratamiento de la Tricomoniasis?

Medicamentos utilizados

El tratamiento para la tricomoniasis es hecho con el uso de antibióticos recetados por el médico, pudiendo ser 2 veces al día durante un período de 5 a 7 días o en dosis única. Los medicamentos más utilizados son: 

  • Tinidazol: Este medicamento tiene función antibiótica y antiparasitária, siendo capaz de destruir e impedir la multiplicación del microorganismo, siendo muy utilizado en el tratamiento de las infecciones. El uso de este medicamento debe ser hecho bajo orientación médica;
  • Metronidazol: El ginecólogo podrá solicitar el uso de metronidazol tanto en comprimido, que normalmente es hecho durante 5 a 7 días con dos dosis diarias o en una dosis única por día; mientras que en forma de crema, se aplica directamente en la vagina o en el pene 1 vez al día. 

Durante el tratamiento es contraindicado el consumo de bebidas alcohólicas, ya que puede causar malestar general, vómitos, náuseas y dolores abdominales. La pareja también debe ser tratada así no tenga síntomas, para que no ocurra una reinfección. 

Es importante también que durante el tratamiento no se tengan relaciones sexuales, e inclusive después de que los síntomas desaparezcan se debe evitar tener múltiples parejas sexuales, se debe usar preservativo y mantenerse atento al surgimiento de flujo genital, para prevenir el contagio con la enfermedad nuevamente. Conozca qué significa cada color del flujo vaginal

Además de esto, el tratamiento con los antibióticos mencionados anteriormente no es recomendado durante el primer trimestre de gestación, ya que puede ocasionar efectos secundarios en el feto.  

Opción casera

Una opción de tratamiento casero para la tricomoniasis es el lavado vaginal con té de pau d'arco o también llamado lapacho. Esta es una planta medicinal que posee propiedades antivirales y antibióticas, siendo capaz de eliminar el Trichomonas vaginalis. El té es hecho con 1 litro de agua y 3 cucharadas de las hojas secas, dejándose hervir la mezcla durante 10 minutos. A continuación se debe colar, esperar a que enfríe y puede realizar el lavado.  Vea otros remedios caseros para el flujo vaginal. 

Posibles complicaciones de la tricomoniasis

Las complicaciones de esta enfermedad son raras, sin embargo, debido a la inflamación que provoca la tricomoniasis, las personas con esta infección tiene mayor riesgo de contraer enfermedades como:

  • VIH;
  • Gonorrea;
  • Clamidia;
  • Vaginosis bacteriana.

Además de esto, si la infección ocurre durante el embarazo y no se realiza el tratamiento adecuado hay un mayor riesgo de que ocurra un parto prematuro o surja malformaciones en el bebé. Vea cuáles son los síntomas de tricomoniasis en el hombre y en la mujer

Señales de que la tricomoniasis mejora

Las señales de mejoría de la tricomoniasis surgen al cabo de 2 a 3 días después del inicio del tratamiento e incluyen alivio de la comezón, desaparición del flujo, reducción del enrojecimiento y disminución de la frecuencia urinaria.

Señales de que la tricomoniasis empeora

Las señales de que la tricomoniasis está empeorando surgen cuando el paciente no inicia el tratamiento adecuado y, por lo tanto, pueden incluir un aumento del enrojecimiento en la región íntima, olor fétido, hinchazón o aparición de heridas.

Además de esto, las embarazadas con tricomoniasis que no inician el tratamiento pueden desarrollar otras complicaciones más graves como parto prematuro o transmisión de la enfermedad al bebé durante el parto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...