Esguince de rodilla: causas, síntomas y tratamiento

El esguince de rodilla se produce debido al estiramiento excesivo de los ligamentos de esta articulación que en algunos casos acaban por romperse, causando dolor intenso e hinchazón. 

Esto puede ocurrir durante la práctica de algunos deportes, debido a la ejecución de movimientos bruscos o debido a una lesión provocada por el impacto de algún objeto con la rodilla. El tratamiento consiste en reposo, aplicación de hielo y compresión en el lugar, sin embargo, en casos más severos, puede ser necesario recurrir a la cirugía.

Síntomas principales

Los signos y síntomas de una torsión en la rodilla incluyen: 

  • Dolor intenso en la rodilla;
  • Rodilla hinchada;
  • Dificultad para doblar la rodilla y de apoyar el peso del cuerpo sobre la pierna afectada.

En algunos casos se puede escuchar un ruido en el momento en que se produce la lesión, y en algunas situaciones, puede haber una pequeña hemorragia dentro de la articulación, quedando la zona morada o azulada. 

Esguince de rodilla: causas, síntomas y tratamiento

Posibles causas 

En los jóvenes, el esguince de rodilla ocurre con más frecuencia durante el ejercicio físico, en la práctica de deportes como baloncesto, fútbol, ​​tenis, voleibol o gimnasia por ejemplo, cuando algo alcanza la rodilla por la parte externa, cuando hay un cambio de dirección repentina , cuando el cuerpo gira sobre el pie apoyado o cuando se cae de un salto brusco. En estos casos, puede ocurrir una rotación anormal del fémur en relación a la tibia, llevando al estiramiento excesivo de los ligamentos y del menisco, pudiendo ocurrir ruptura de esos ligamentos. 

En los ancianos, el esguince puede producirse debido a un cambio brusco al momento de caminar, como puede suceder al atravesar la calle, por ejemplo. 

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de esguince de rodilla debe ser hecho por el médico y consiste en un examen físico que evalúa el movimiento, hinchazón y la sensibilidad de la rodilla en relación a la que se encuentra sana. En caso de ser necesario, se puede recurrir también a medios de diagnóstico como rayos X, resonancia magnética o ultrasonido para evaluar si los ligamentos, meniscos y tendones se rompieron o quedaron gravemente comprometidos.

Esguince de rodilla: causas, síntomas y tratamiento

Tratamiento para el esguince de rodilla

El tratamiento se inicia con reposo, evitando al máximo colocar el pie en el suelo, de forma que no se haga peso sobre la rodilla. Para ello, la pierna debe mantenerse elevada y para que la gente se pueda desplazar, pueden usar muletas. Lo ideal es permanecer acostado con la pierna elevada, de forma que la rodilla quede más elevada que la altura del corazón, para ayudar a deshinchar la articulación más rápido.

Durante el período de reposo se pueden aplicar compresas de hielo en la rodilla durante 20 a 30 minutos cada  2 horas, y se debe ir aumentando el intervalo de aplicaciones a lo largo de los días. Medias elásticas o vendas de compresión, pueden ser usadas para inmovilizar la rodilla por alrededor de 5-7 días, y el médico puede prescribir analgésicos y antiinflamatorios para aliviar el dolor. 

Después de que se da el alta médica de la inmovilización, es importante realizar de 10-20 sesiones de fisioterapia para ayudar a recuperar el movimiento y equilibrio, utilizando equipos electrónicos, como ultrasonido y Estimulación Eléctrica Nerviosa Transcutánea (TENS), además de técnicas de movimiento articular y ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular. 

En algunos casos puede ser necesario realizar una cirugía, especialmente si la persona es joven o es un atleta que desee continuar practicando deporte. Además, también se aconseja en situaciones en que la lesión compromete las actividades del día a día o en que esta sea muy grave.

El tiempo de recuperación depende mucho de la gravedad del esguince, pero generalmente los atletas pueden volver a practicar su deporte cerca de 3-6 meses después de la lesión, pero esto dependerá de la gravedad de la lesión y del tipo de tratamiento realizado Los atletas que realizan sesiones de fisioterapia diario se recuperan más rápido. 

Cuando existe una ruptura del ligamento cruzado anterior se recomienda otro tipo de tratamiento. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: