Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

9 Causas de dolor en la escápula y qué hacer

La escápula, también conocida como omóplato, es un hueso plano y triangular que se encuentra localizado en la parte superior de la espalda, cuya función es estabilizar y ayudar al movimiento de los hombros. La articulación de la escápula con el hombro permite la movilización de los brazos; esta está compuesta por un conjunto de músculos y tendones que en conjunto reciben el nombre de manguito rotador.

Existen alteraciones y determinadas enfermedades que pueden surgir en la región de la escápula, las cuales provocan dolor, como una lesión muscular, fibromialgia, escápula alada y bursitis. Las causas de estas alteraciones y enfermedades no son siempre conocidas, pero pueden estar relacionadas con una postura incorrecta, exceso de fuerza y peso en los brazos, traumas y fracturas.

9 Causas de dolor en la escápula y qué hacer

Algunas alteraciones y enfermedades que pueden provocar dolor en la escápula son:

1. Lesión muscular

La escápula ayuda a la realización del movimiento del hombro a través de los músculos localizados en la espalda, como por ejemplo, el músculo romboides. Este músculo se localiza entre las últimas vértebras de la columna y los bordes de las escápulas, razón por la cual, el esfuerzo físico en exceso o los movimientos bruscos con los brazos pueden ocasionar una distensión o estiramiento del músculo, provocando dolor en la región de la escápula.

En ciertos casos, la lesión en el músculo romboides también puede causar reducción de la fuerza en los brazos y dolor al mover el hombro, desapareciendo estos síntomas con el pasar del tiempo, de acuerdo a la recuperación del cuerpo.

Qué hacer: en lesiones leves, permanecer en reposo y aplicar compresas frías en la zona es suficiente para aliviar el dolor, pero si después de 48 horas el dolor continúa, se pueden aplicar compresas tibias y pomada antiinflamatoria. No obstante, si los síntomas empeoran o duran más de 7 días, se recomienda consultar a un ortopedista para que indique el uso de medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, con la finalidad de reducir la inflamación y aliviar el dolor.

2. Bursitis

En la región de la escápula existen bolsas llamadas bursas, las cuales están llenas de líquido y sirven para amortiguar el impacto de los movimientos del brazo. Cuando las bursas están inflamadas provocan una enfermedad llamada bursitis, la cual causa dolor intenso, principalmente en los días más fríos y al mover el brazo. Esta inflamación también puede afectar la región del hombro y causar dolor en la escápula. Conozca más sobre qué es la bursitis en el hombro y los principales síntomas.

Qué hacer: para aliviar el dolor en la escápula causado por la bursitis, se puede aplicar hielo en la zona durante 20 minutos, de 2 a 3 veces al días. El médico ortopedista también puede indicar medicamentos analgésicos, antiinflamatorios y corticoides para mejorar el dolor y disminuir la inflamación.

Asimismo, es importante no realizar esfuerzos con el brazo del lado donde existe el dolor intenso y, además, es necesario realizar ejercicios de fisioterapia para fortalecer los músculos de la región y ayudar a disminuir la inflamación de la zona.

3. Escápula alada

La disquinesia escapular o escápula alada es cuando la posición y el movimiento de la escápula se dan de forma incorrecta, dando la sensación de estar fuera de su lugar, provocando dolor e incomodidad en la región del hombro. La escápula alada puede ocurrir en cualquier lado del cuerpo, sin embargo, es más común del lado derecho y puede ser provocada por artrosis, fractura de clavícula no consolidada, parálisis y alteraciones de los nervios del tórax y cifosis.

El diagnóstico es realizado por un médico ortopedista a través de un examen físico, pudiendo solicitar la realización de electromiografía para analizar el funcionamiento de los músculos en la región escapular.

Qué hacer: después de confirmar el diagnóstico, el ortopedista podrá indicar medicamentos para aliviar el dolor, no obstante, en la mayor parte de los casos, se recomienda la realización de cirugía para reparar los nervios de la parte de atrás del tórax.

4. Fibromialgia

La fibromialgia es una de las enfermedades reumáticas más comunes, cuyo principal síntoma es el dolor generalizado en varios puntos del cuerpo, inclusive en la escápula. Muchas veces, las personas que sufren de fibromialgia pueden sentir fatiga, rigidez muscular, hormigueo en las manos y también pueden desarrollar depresión y disturbios del sueño, ocasionando una baja calidad de vida.

Al surgir los síntomas, es importante consultar al médico reumatólogo para que realice el diagnóstico a través de la historia del dolor, es decir, serán evaluados las zonas y la duración del dolor. Sin embargo, el reumatólogo podrá indicar otros exámenes, como resonancia magnética o electroneuromiografía, con la finalidad de descartar otras enfermedades.

Qué hacer: la fibromialgia es una enfermedad crónica que no posee cura, basando el tratamiento en el alivio del dolor. El reumatólogo podrá recetar medicamentos relajantes musculares, como la ciclobenzaprina, y antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina. Las técnicas tipo TENS y ecografía usadas en la fisioterapia también pueden ayudar al control del dolor provocado por la fibromialgia. Conozca más sobre el tratamiento de la fibromialgia.

5. Compresión del nervio supraescapular

El nervio supraescapular está localizado en el plexo braquial, el cual es el conjunto de nervios responsables por los movimientos del hombro y del brazo, este puede sufrir alteraciones y provocar dolor intensos en la escápula.

La compresión de este nervio es una alteración causada, principalmente, por una inflamación o por un trauma ocasionado por un accidente o por la práctica de actividades deportivas que fuerzan mucho el hombro. No obstante, la compresión del nervio supraescapular también puede estar asociada a la ruptura de los músculos del manguito rotador, ocasionando el síndrome del manguito rotador. Conozca más sobre qué es el Síndrome del manguito rotador y cómo tratarlo.

El dolor en la escápula ocasionado por la compresión del nervio supraescapular puede empeorar por las noches y en días más fríos, y cuando está asociado a otros síntomas como fatiga y debilidad muscular, es necesario consultar a un ortopedista para que confirme el diagnóstico, indicando exámenes como radiografía y resonancia magnética.

Qué hacer: en casos más leves, el tratamiento se basa en el uso de antiinflamatorios y analgésicos para disminuir la inflamación y aliviar el dolor y en la realización de fisioterapia. Por otra parte, en los casos avanzados, el ortopedista podrá indicar cirugía para descomprimir el nervio supraescapular.

9 Causas de dolor en la escápula y qué hacer

6. Fractura de la escápula

Las fracturas de la escápula son inusuales, puesto que son huesos resistentes y con bastante movilidad; sin embargo, cuando acontece, puede provocar dolor. Este tipo de fractura ocurre, principalmente, cuando una persona sufre una caída que ocasiona un trauma en el hombro y, en muchos casos, el dolor surge un tiempo después de lo ocurrido.

Luego de un accidente o caída que haya generado un trauma en la región de la escápula, es necesario buscar atención médica por parte del ortopedista para que solicite radiografías y verificar si hay una fractura y, en caso de haberla, analizar la extensión de la misma.

Qué hacer: la mayoría de las fracturas de escápula son tratadas a través del uso de medicamentos para aliviar el dolor, fisioterapia e inmovilización con férula y cabestrillo; no obstante, en casos más graves, puede indicarse cirugía.

7. Enfermedad de Gorham

La enfermedad de Gorham es una alteración rara sin causa definida, la cual provoca pérdida ósea, causando dolor en la región de la escápula. El dolor generado por esta enfermedad inicia de forma súbita y puede ocasionar la dificultad de movimiento del hombro. El diagnóstico es realizado por un médico ortopedista a través de la realización de tomografía computarizada y resonancia magnética.

Qué hacer: el tratamiento es definido por el médico ortopedista dependiendo de la localización de la enfermedad y de los síntomas presentados por la persona, pudiendo indicar medicamentos para ayudar a la reposición de hueso, como los bifosfonatos, y cirugía.

8. Síndrome de chasquido escapular

El síndrome de chasquido escapular ocurre cuando al mover el brazo y el hombro, se escucha un chasquido en la escápula, causando dolor intenso. Este síndrome es provocado por exceso de actividad física y traumas en el hombro, siendo muy común en adultos jóvenes.

El diagnóstico de este síndrome es realizado por el ortopedista a partir de los síntomas presentados por la persona, pudiendo ser indicada la realización de radiografías o tomografía computarizada, en caso de que el médico sospeche de otras enfermedades.

Qué hacer: el tratamiento consiste en el uso de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios para aliviar el dolor y reducir la inflamación, fisioterapia para fortalecer los músculos escapulares y kinesioterapia.

9. Problemas en el hígado y vesícula biliar

El surgimiento de piedras en la vesícula y problemas en el hígado, como abscesos, que es la formación de pues, hepatitis e inclusive el cáncer son problemas de salud que pueden causar dolor en la escápula, principalmente del lado derecho. Este síntoma también puede no estar acompañado de otros signos como coloración amarilla de la piel y ojos, dolor en la espalda, náuseas, fiebre y diarrea.

Algunos exámenes podrán ser indicados por un médico general si se sospeche de que el dolor en la escápula está siendo causado por una enfermedad en el hígado o vesícula biliar, que puede ser ecografía, tomagrafía computarizada, resonancia magnética o exámenes de sangre, por ejemplo.

Qué hacer: apenas surjan los síntomas, se recomienda buscar un médico general para que indique los exámenes para confirmar si existen algún problema en el hígado o vesícula biliar y, después de esto, el médico podrá recomendar el tratamiento más adecuado de acuerdo con la enfermedad diagnosticada.

Cuándo acudir al médico

El dolor en la escápula también puede ser un síntoma de otras enfermedades que no están relacionadas con el sistema óseo, muscular o nervioso, es decir que, en algunos casos, puede indicar enfermedades cardíacas o pulmonares, como infarto agudo de miocardio y aneurisma de la aorta pulmonar. Por esta razón, es importante buscar atención médica urgente al surgir otros síntomas como:

  • Dolor punzante en el pecho;

  • Falta de aire;

  • Parálisis de un lado del cuerpo;

  • Sudoración excesiva;

  • Tos con sangre;

  • Palidez;

  • Aumento del ritmo cardíaco.

Asimismo, otro síntoma al que se debe estar atento es el desarrollo de fiebre, la cual, cuando surge, puede indicar alguna infección; en estos casos, podrán indicarse otros exámenes para descubrir la causa de este síntoma.

Bibliografía >

  • OLIVEIRA, Paulo C. R. et al. Doença de Gorham da escápula e clavícula: relato de caso e evolução de dois anos de uma afecção rara. Radiol Bras. Vol.44, n.5. 336-338, 2011
  • ZAKKA, Telma M.; TEIXEIRA, Manoel J.; YENG, Lin T. Dor visceral abdominal: aspectos clínicos. Rev. dor [online]. Vol.14, n.4. 311-314, 2013
  • BARBIERI, Cláudio H. et al. Fraturas da escápula. Rev Bras Ortop. Vol, 36, n. 7. 245-254, 2001
  • FERREIRA, Nuno V. et al. Neuropatia compressiva do nervo supraescapular. Rev Port Ortop Traum. Vol.22, n.3. 249-264, 2014
  • CARVALHO, Stefane C. et al. Síndrome da escápula em ressalto: ensaio iconográfico. Radiol Bras. Vol.52, n.4. 262-267, 2019
  • MORGADO, Sandra; ANTUNES, Filipe. Síndrome de Escápula Crepitante. Revista da Sociedade Portuguesa de Medicina Física e de Reabilitação. Vol.19, n.1. 23-26, 2010
  • SILVA, Jefferson B. et al. Síndrome do aprisionamento fascial do nervo torácico longo: escápula alada. Rev Bras Ortop. Vol.50, n.5. 573-577, 2015
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje