Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Bursitis en el hombro: qué es, síntomas y tratamiento

La bursitis es una inflamación de la bolsa sinovial o bursa, un tejido que actúa como una pequeña almohada localizada en el interior de la articulación evitando la fricción entre el tendón y el hueso.  En el caso de la bursitis en el hombro, el dolor se localiza en su parte superior y anterior, dificultando su movimiento.

El tratamiento es indicado por el traumatólogo y, por lo general, consiste en el uso de medicamentos antiinflamatorios, además de mantener el hombro en reposo, evitando esfuerzos. También es posible que indique la realización de varias sesiones de fisioterapia para acelerar la recuperación.

Bursitis en el hombro: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los signos y síntomas que pueden surgir cuando hay una bursitis en el hombro son: 

  • Dolor en todo el hombro, especialmente en la parte superior;
  • Dificultad en levantar el brazo por encima de la cabeza, debido al dolor;
  • Debilidad muscular en todo el brazo afectado;
  • Sensación de hormigueo en la región, el cual se irradia hacia el brazo. 

Para confirmar que realmente es una bursitis el fisioterapeuta o el traumatólogo podrán palpar el hombro dolorido y pedir para que la persona realice algunos movimientos específicos para evaluar el dolor. El médico también podrá solicitar exámenes, que no siempre son necesarios, como una radiografía o una resonancia para verificar si existen otras causas para el dolor en el hombro. 

Causas de bursitis en el hombro

La bursitis en el hombro puede ser causada por el uso en exceso de la articulación, especialmente cuando se realizan movimientos que elevan el brazo por encima de la linea de la cabeza como ocurre en la natación, por ejemplo. 

Atletas, pintores y personal de limpieza son individuos muy propensos a desarrollar esta enfermedad, debido a la practica repetitiva de este tipo de movimientos.

Pero la bursitis en el hombro puede surgir también después de movimientos bruscos como levantar una maleta pesada, debido a un golpe directo o al caerse en el piso y apoyarse con las manos, todo esto puede generar un impacto a nivel de la articulación. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la bursitis en el hombro puede realizarse con el uso de antiinflamatorios como Diclofenaco, Tenoxicam y Betametasona durante un período de 7 a 14 días. Pero además de esto, es importante mantener en reposo la articulación, evitando ir al trabajo o realizar el deporte mientras se recupera el hombro.

Colocarse una bolsa con hielo o una compresa de fría en el hombro puede aliviar el dolor y ayudará a combatir la inflamación. Deberá ser utilizada diariamente durante 20 minutos de 2 a 3 veces por día. Además de esto, la ingesta de alimentos antiinflamatorios como la piña, la naranja y el salmón también puede ayudar a curar más rápido y a aliviar la inflamación. Vea cuáles son los alimentos antiinflamatorios.

La fisioterapia es muy importante debido a que contribuye para que el tratamiento de la bursitis sea exitoso. Los medicamentos analgésicos y antiinflamatorios deben ser utilizados a diario hasta que haya una disminución importante de los síntomas y cuando esto ocurra, se debe iniciar el fortalecimiento de los músculos del brazo, realizando estiramientos y movimientos articulares que pueden ser utilizados desde la primera sesión.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje