5 causas de dolor de ovarios y qué hacer

Algunas mujeres sienten dolor de ovarios con frecuencia, pero por lo general este se relaciona con el ciclo menstrual, por lo que no suele ser motivo de preocupación, siendo provocado durante el proceso de ovulación, en los días más fértiles, que dependiendo del ovario que esté ovulando el dolor puede surgir del lado derecho o izquierdo del vientre. 

Sin embargo, el dolor de ovarios también puede estar relacionado con la presencia de algunas enfermedades como endometriosis, quistes o enfermedad inflamatoria pélvica.

Por este motivo, es importante que la mujer esté atenta a si presenta otros síntomas asociados al dolor de ovarios, como sangrado fuera del período menstrual, dolor de vientre intenso o presencia de flujo vaginal, por ejemplo, siendo en estos casos necesario consultar al ginecólogo lo más pronto posible, para que realice una evaluación, identifique la causa e indique el tratamiento más adecuado.

5 causas de dolor de ovarios y qué hacer

El dolor en los ovarios puede surgir del lado derecho o izquierdo del vientre, dependiendo de cuál sea el ovario afectado. Las principales causas de dolor de ovarios son: 

1. Ovulación

Algunas mujeres pueden sentir dolor en el momento que están ovulando, lo que puede ocurrir alrededor del 14º día del ciclo menstrual, cuando el óvulo es liberado por el ovario hacia las trompas de falopio. Este dolor puede ser de leve a intenso y demorar unos minutos e inclusive horas en pasar, también puede estar acompañado de un ligero sangrado y en algunos casos la mujer también puede sentir mareos. 

Si este dolor es muy intenso o si se prolonga durante varios días puede ser señal de enfermedades como endometriosis, embarazo ectópico o presencia de quistes en los ovarios.

Qué hacer: por lo general no es necesario realizar tratamiento para el dolor provocado por la ovulación, sin embargo, si el malestar es muy grande puede ser necesario la ingesta de un analgésico como el paracetamol o antiinflamatorios como el ibuprofeno. En algunos casos el médico podrá indicar la ingesta de pastillas anticonceptivas.

2. Quistes en los ovarios

Un quiste en el ovario es una bolsa llena de líquido que se puede formar dentro o alrededor del ovario, pudiendo causar dolor del lado donde está el quiste, dolor durante la ovulación y durante el contacto íntimo, retraso en la menstruación, mayor sensibilidad en los senos, sangrado vaginal, aumento de peso y dificultad para quedar embarazada. Conozca cuáles son los principales quistes en los ovarios y cómo identificarlos

Qué hacer: Los quistes en los ovarios por lo general disminuyen de tamaño sin que sea necesario realizar tratamiento. Sin embargo, en caso de que esto no ocurra, el quiste puede ser tratado a través de la ingesta de pastillas anticonceptivas o inclusive recurriendo a la cirugía para ser extirpado. En caso el quiste sea muy grande o presente signos de cáncer o en caso de torsión ovárica el médico podrá retirar el ovario. 

3. Torsión ovárica

Los ovarios están adheridos a la pared abdominal por un fino ligamento, a través del cual pasan los vasos sanguíneos y los nervios. A veces este ligamento puede doblarse o puede torcerse, causando un dolor intenso y constante que no mejora. 

La torsión ovárica es más frecuente cuando existe un quiste en el ovario, ya que los ovarios aumentan de tamaño y se ponen más pesados de lo normal. 

Qué hacer: la torsión ovárica es una situación de emergencia, por lo que si surge un dolor muy intenso y repentino es importante acudir al servicio de emergencia para identificar el problema e iniciar el tratamiento adecuado. 

4. Endometriosis

La endometriosis puede ser otra causa de dolor en los ovarios, siendo una enfermedad donde el tejido que recubre el endometrio crece anormalmente fuera de su ubicación normal como en los ovarios, vejiga, apéndice o incluso intestinos.

Por lo que la endometriosis puede causar síntomas como dolor intenso en el estómago que se puede irradiar hacia la parte baja de la espalda, dolor después del contacto íntimo, dolor al orinar y/o al defecar, sangrado abundante durante la menstruación, dificultad para quedar embarazada, diarrea o estreñimiento, cansancio, náuseas y vómitos.

Qué hacer: aún no existe cura para la endometriosis, pero el tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas. Para tratar la endometriosis se pueden utilizar medicamentos como el uso de pastillas anticonceptivas o DIU, que ayudan a reducir el crecimiento del tejido endometrial, o medicamentos antihormonales como el Zoladex o el Danazol, que reducen la producción de estrógeno por los ovarios, evitando el ciclo menstrual e impidiendo, por tanto, el desarrollo de la endometriosis.

Además de esto, se puede recurrir a la cirugía, que consiste en la remoción del tejido endometrial localizado fuera del útero, para reducir los síntomas y posibilitar el embarazo. Vea más sobre esta enfermedad.

5. Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica consiste en una infección que se inicia en la vagina o en el cuello del útero y alcanza el endometrio, trompas de falopio y ovarios, causando síntomas como fiebre, dolor de vientre, sangrado, flujo vaginal y dolor durante el contacto íntimo. Vea más sobre esta enfermedad.  

Qué hacer: el tratamiento consiste en el uso de antibióticos durante unos 14 días, evitando tener contacto íntimo durante este período. El tratamiento también debe ser realizado por el compañero para evitar que vuelva a surgir la infección.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: