Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Todo sobre el Cáncer de ovario

Los síntomas de cáncer de ovario tales como, sangrado irregular, barriga hinchada o dolor abdominal pueden ser muy difíciles de identificar, especialmente porque pueden ser confundidos y llevar a diagnósticos de problemas menos graves como infecciones urinarias o alteraciones hormonales.

De esta forma, las mejores estrategias para identificar precozmente las alteraciones que puedan indicar cáncer de ovario incluyen estar atento a cualquier síntoma anormal, acudir al ginecólogo regularmente y realizarse exámenes preventivos, por ejemplo.

Todo sobre el Cáncer de ovario

1. Identificar síntomas anormales

En la mayoría de los casos, el cáncer ovárico no produce ningún tipo de síntoma, especialmente en estadios iniciales. Sin embargo, algunos de los síntomas que pueden estar relacionados con su desarrollo incluyen dolor constante en el vientre y sangrado fuera del período menstrual.

Para saber el riesgo de padecer este tipo de cáncer, seleccione los síntomas que está presentando a continuación:

  1. 1. Presión o dolor constante en el abdomen, vientre, espalda o región pélvica
  2. 2. Barriga hinchada o sensación de tener el estómago lleno
  3. 3. Náuseas o vómitos
  4. 4. Estreñimiento o diarrea
  5. 5. Cansancio frecuente
  6. 6. Sensación de falta de aire
  7. 7. Ganas frecuentes de orinar
  8. 8. Menstruación irregular
  9. 9. Sangrado vaginal fuera del período menstrual
Imagem que indica que o site está carregando

En estos casos se recomienda consultar lo más rápido posible al ginecólogo para identificar la causa de los síntomas y confirmar o descartar el diagnóstico de cáncer.

Cuando el cáncer de ovario es identificado en estadios iniciales, las oportunidades de curarse son muy elevadas, por esto, es importante estar atenta a estos síntomas, especialmente cuando se tiene más de 50 años.

2. Consultar regularmente al ginecólogo

Acudir con regularidad al ginecólogo, cada 6 meses, es una buena forma de identificar el cáncer en los ovarios antes que este produzca síntomas. Así, durante las consultas, el médico hará un prueba llamada examen pélvico, en el cual palpa el abdomen de la mujer en busca de alteraciones en la forma y tamaño de los ovarios.

En caso de que el médico encuentre alguna alteración que pueda indicar cáncer, pedirá exámenes más específicos para confirmar el diagnóstico. Estas consultas, además de ayudar en el diagnóstico precoz de cáncer ovárico, también pueden ayudar a identificar las alteraciones en el útero o en las trompas de Falopio, por ejemplo.

3. Realizarse exámenes preventivos

Los exámenes preventivos están indicados en mujeres con un riesgo elevado de desarrollar cáncer y, generalmente los solicita un ginecólogo, incluso cuando no existan síntomas. Estos exámenes normalmente incluyen la realización de un ultrasonido transvaginal para evaluar la forma y composición de los ovarios o un examen de sangre, en el cual se puede detectar la proteína CA-125, una proteína que está aumentada en los casos de cáncer.

Conozca más sobre este examen de sangre: Examen CA-125

¿Quién presenta mayor riesgo de padecer cáncer de ovario?

El cáncer de ovario es más frecuente en mujeres con edad entre los 50 y 70 años, sin embargo, puede surgir a cualquier edad, especialmente en mujeres que:

  • Se embarazaron después de los 35 años;
  • Tomaron medicamentos hormonales, especialmente para aumentar la fertilidad;
  • Tienen antecedentes familiares de cáncer de ovario;
  • Tienen antecedentes de cáncer de mama.

Sin embargo, aunque presenten uno o más factores de riesgo, es posible que la mujer no presente cáncer.

Estadios del cáncer de ovario

Después del diagnóstico y la cirugía para remover el cáncer de ovario, el ginecólogo clasificará el cáncer de acuerdo a los órganos afectados:

  • Estadio 1: El cáncer se encuentra en uno o ambos ovarios;
  • Estadio 2: El cáncer se extendió para otras partes de la pelvis;
  • Estadio 3: El cáncer se extendió para otros órganos del abdomen;
  • Estadio 4: El cáncer se extendió para otros órganos fuera del abdomen.

Mientras más avanzado sea el estadio del cáncer ovárico, más difícil será lograr la cura completa de este padecimiento.

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de ovario?

El tratamiento para cáncer de ovario normalmente es orientado por el ginecólogo y se inicia con la cirugía para retirar el máximo posible de células afectadas y, por eso, varía de acuerdo al tipo de cáncer y su gravedad.

De esta forma, si el cáncer no se ha esparcido a otras partes del cuerpo, es posible extraer sólo el ovario y la trompa de Falopio del lado afectado. Sin embargo, en los casos en que el cáncer se ha propagado a otras zonas del cuerpo, puede ser necesario retirar los dos ovarios, útero, ganglios linfáticos y otras estructuras alrededor que puedan verse afectadas.

Después de la cirugía puede indicarse radioterapia y/o quimioterapia para destruir las células restantes del cáncer que aún permanezcan, ya que en caso de que existan células cancerígenas puede dificultar la cura.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje