Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Quistes en los ovarios: qué son, síntomas y tratamiento

Los quistes en los ovarios o quistes ováricos son una bolsa llena de líquido que se forma dentro o alrededor del ovario, pudiendo provocar dolor en la región pélvica, retraso en la menstruación o dificultad para quedar embarazada.

Generalmente, estos quistes suelen ser benigno y desaparecen al cabo de unos meses espontáneamente y sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, cuando el quiste aumenta de tamaño, se rompe o cuando se produce una torsión ovárica puede provocar síntomas que deben ser evaluados por el médico, el cual indicará el tratamiento más adecuado.

Tener un quiste en el ovario no suele ser grave, pues es una situación frecuente en muchas mujeres entre los 15 y los 35 años de edad, pudiendo surgir varias veces a lo largo de la vida.

Quistes en los ovarios: qué son, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

El quiste en el ovario normalmente es asintomático, sin embargo, cuando es muy grande con un tamaño mayor a 3 cm de diámetro, pueden surgir síntomas como:

  • Ausencia de menstruación durante 3 meses consecutivos o más;
  • Menos de 8 períodos menstruales en un año;
  • Períodos menstruales irregulares;
  • Dolor durante el contacto íntimo;
  • Sangrado vaginal fuera del período menstrual;
  • Aumento de peso, debido a los cambios hormonales;
  • Dificultad para quedar embarazada;
  • Adelgazamiento del cabello;
  • Crecimiento excesivo de vello;
  • Acné;
  • Piel oscura y gruesa en pliegues.

Los síntomas normalmente surgen cuando hay crecimiento de quiste, ruptura o torsión, causando dolor intenso a nivel pélvico. Los síntomas también pueden variar de acuerdo con el tipo de quiste, siendo necesario acudir al ginecólogo para que sean realizados exámenes para diagnosticar la presencia, tamaño y gravedad del mismo.

Tipos de quistes en los ovarios

Los principales tipos de quistes en el ovario incluyen: 

  • Quiste folicular: se forma cuando no hay ovulación o cuando el óvulo no sale del ovario durante el período fértil. En general, no presenta síntomas y no necesita tratamiento. Su tamaño puede variar de 2,5 cm a 10 cm y normalmente disminuye de tamaño al cabo de 4 a 8 semanas, y no es considerado como cáncer;
  • Quiste de cuerpo lúteo: puede surgir después de la liberación del óvulo y, normalmente, desaparece sin tratamiento. Su tamaño varía entre 3 y 4 cm, y puede romperse durante el contacto íntimo, pero no es necesario realizar algún tratamiento específico. Sin embargo, si hay dolor intenso, caída de la presión arterial y el ritmo cardíaco está acelerado, puede ser necesario extraerlo a través de una cirugía por laparoscopia;
  • Quiste de Luteína: Sucede raramente, siendo más común en las mujeres que toman medicamentos para quedar embarazadas;
  • Quiste hemorrágico: ocurre cuando hay sangrado en la pared del quiste hacia su interior, pudiendo causar dolor pélvico;
  • Quiste dermoide: también llamado teratoma quístico maduro, el cual puede ser encontrado en niños, y contiene cabellos, dientes o fragmentos óseos, siendo necesario realizar una cirugía por laparoscopia para su extracción;
  • Fibroma ovárico: es una neoplasia que es más común durante la menopausia. El tamaño del fibroma puede variar desde microquistes hasta pesar 23 kg, y deben ser retirados a través de una cirugía;
  • Endometrioma ovárico: surge en casos de endometriosis en los ovarios, y debe ser tratado con medicamentos o cirugía;
  • Quiste adenoma: quiste ovárico benigno, que debe ser extraído a través de laparoscopia.

Por estar llenos de líquido, estos quistes pueden conocerse también, en términos médicos, como quistes anecoicos, ya que son una cavidad llena de líquido que en las ecografías se ve negro utilizados en los exámenes de diagnóstico, sin embargo, el término anecoico no está relacionado con la gravedad.

Quistes en los ovarios: qué son, síntomas y tratamiento

¿Es posible quedar embarazada con quistes en los ovarios?

Los quistes en los ovarios no causan infertilidad, pero la mujer puede tener mayor dificultad para quedar embarazada debido a las alteraciones hormonales que causan el surgimiento del quiste. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, el quiste en los ovarios tiende a disminuir o a desaparecer, haciendo que la mujer regule sus hormonas, facilitando la fertilización.

Cuando la mujer tiene un quiste en el ovario y consigue quedar embarazada, debe realizar consultas regulares al gineco-obstetra, ya que tiene mayor riesgo de sufrir complicaciones como por ejemplo un embarazo ectópico o una torsión ovárica.

¿Tener un quiste en el ovario es cáncer?

Los quistes en los ovarios normalmente no son cáncer, siendo apenas una lesión benigna que puede desaparecer por si sola, o ser extraída a través de una cirugía cuando es muy grande debido al riesgo de que se rompa o porque causa mucho dolor y malestar. El cáncer de ovario es más común en mujeres con más de 50 años, siendo muy raro por debajo de los 30 años.

Algunas características de los quistes que tienen más probabilidad de ser cáncer son los de gran tamaño, que contienen un septo espeso y un área sólida. En caso de que el médico sospeche de que sea maligno, podrá solicitar un examen de sangre llamado CA 125, debido a que si este valor se encuentra elevado significa que es posible que haya una lesión cancerígena, sin embargo las mujeres con un endometrioma ovárico puede tener CA 125 elevado, y no tratarse de cáncer. 

Tratamiento para los quistes en los ovarios

Tener un quiste en el ovario no siempre significa que sea peligroso, siendo indicado por el ginecólogo en la mayoría de los casos un acompañamiento clínico para tener la seguridad de que el quiste disminuye a lo largo del tiempo sin que sea necesario algún tipo de tratamiento.

Sin embargo, en algunos casos, el quiste ovárico también puede tratarse con el uso de pastillas anticonceptivas de acuerdo a las indicaciones médicas. En los casos en que el quiste es muy grande y produce síntomas, puede indicarse la realización de cirugía para remover el quiste ovárico en caso de que haya señales que indiquen cáncer o torsión ovárica. Vea con más detalles cómo se realiza el tratamiento para el quiste en los ovarios.

Además, una forma de aliviara el malestar es utilizar una compresa de agua tibia sobre la zona adolorida. 

Bibliografía >

  • McCartney C, Marshall J. Polycystic ovary syndrome. N Engk J Med. 1. 375; 54-64, 2016
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje