Cirugía Endometriosis: cuándo se indica, riesgos y recuperación

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
septiembre 2020

La cirugía para endometriosis es indicada para mujeres que sufren de infertilidad o que no desean tener hijos, puesto que en los casos más graves, puede ser necesario retirar los ovarios o el útero, afectando directamente a la fertilidad de la mujer. De esta forma, la cirugía siempre es aconsejada en los casos de endometriosis profunda, en la cual el tratamiento con hormonas no genera ningún tipo de resultado y donde puede haber riesgo para la vida de la mujer. 

La cirugía para endometriosis es realizada en la mayor parte de los casos con videolaparoscopia, que consiste en realizar pequeños agujeros en el abdomen para insertar instrumentos que permiten retirar o quemar el tejido endometrial que esté dañando otros órganos, como: ovarios, región externa del útero, vejiga o intestinos. 

Por otra parte, en los casos de endometriosis leve, aunque sea raro, la cirugía también puede ser practicada en conjunto con otros tipos de tratamiento para aumentar la fertilidad a través de la destrucción de los pequeños focos de tejido endometrial que están creciendo fuera del útero y dificultando el embarazo. 

Cuándo se indica la cirugía para endometriosis

La cirugía para endometriosis se indica cuando la mujer presenta síntomas graves y que pueden interferir directamente en la calidad de vida de la mujer, cuando el tratamiento con medicamentos no es suficiente o cuando son determinadas otras alteraciones en el endometrio o en el sistema reproductivo como tal. 

De esta forma, de acuerdo con la edad y la gravedad de la endometriosis, el médico puede optar por la realización de cirugía conservadora o definitiva:

  • Cirugía conservadora: tiene como objetivo preservar la fertilidad de la mujer, siendo realizada más frecuentemente en mujeres de edad reproductiva y que desean tener hijos. En este tipo de cirugía son únicamente removidos los focos de endometriosis y las adherencias. 
  • Cirugía definitiva: es indicada cuando el tratamiento con medicamentos o a través de la cirugía conservadora no es suficiente, siendo muchas veces necesario remover el útero y/u ovarios. 

La cirugía conservadora es normalmente realizada por medio de videolaparoscopia, el cual es un procedimiento simple que debe ser realizado bajo anestesia general, en el que son realizados pequeños agujeros o cortes cercanos al ombligo que permiten la entrada de un pequeño tubo con una microcámara y los instrumentos médicos que permiten la remoción de los focos de la endometriosis.

Por otra parte, en el caso de la cirugía definitiva, el procedimiento es conocido como histerectomía y es realizado con el objetivo de retirar el útero y las estructuras asociadas de acuerdo con la extensión de la endometriosis. El tipo de histerectomía que va a ser realizada por el médico varía de acuerdo con la gravedad de la endometriosis. 

El costo depende del tipo de cirugía, pudiendo variar de acuerdo con la extensión del procedimiento y la necesidad de remoción de algún órgano. Conozca otras formas de tratamiento de la endometriosis.

Posibles riesgos

Los riesgos de la cirugía para endometriosis están principalmente relacionados con la anestesia general y, por esta razón, cuando la mujer no tiene alergia a ningún tipo de medicamentos, generalmente, los riesgos son bastante reducidos.

Además, como en cualquier cirugía, existe el riesgo de desarrollar alguna infección. De esta forma, es recomendable acudir a emergencias cuando aparece fiebre por encima de los 38ºC, aparece dolor muy fuerte en la zona de la cirugía, surge hinchazón en la zona de los puntos o existe aumento del enrojecimiento en la zona de la cirugía. 

Recuperación después de la cirugía

La cirugía para endometriosis es realizada bajo anestesia general en un hospital, razón por la cual es necesaria la hospitalización por lo menos durante 24 horas para evaluar si existe alguna hemorragia y recuperarse totalmente del efecto de la anestesia; no obstante, puede ser necesario quedarse más tiempo internada en caso de que se haya realizado una histerectomía. 

Pese a que el tiempo de hospitalización no es mucho, el tiempo para la recuperación completa luego de la cirugía para endometriosis puede variar entre 14 días a 1 mes, y durante este período se recomienda: 

  • Permanecer en reposo en casa, no siendo necesario permanecer constantemente en la cama;
  • Evitar esfuerzos excesivos, como trabajar, limpiar la casa o levantar objetos que pesen más de 1 kilo;
  • No realizar ejercicio físico durante el primer mes luego de la cirugía;
  • Evitar relaciones sexuales durante las primeras 2 semanas. 

Asimismo, es importante realizar una alimentación leve y equilibrada, así como beber alrededor de 1,5 litros de agua al día para acelerar la recuperación. Durante el período de recuperación puede ser necesario realizar algunas consultas regulares en el ginecólogo para verificar el estado de evolución de la cirugía y evaluar los resultados de la misma. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2020. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em enero de 2020.

Bibliografía

  • ESHRE. Information for women with endometriosis - Patient version of the ESHRE Guideline on management of women with endometriosis. 2014. Disponível em: <https://www.eshre.eu/-/media/sitecore-files/Guidelines/Endometriosis/ESHRE-ENDOMETRIOSIS-GUIDELINE_Patient-version_FINAL.pdf?la=en&hash=52A8A838A070CAF508B43C65DE5D0BEEF1B8438F>. Acceso en 09 oct 2019
  • PROTOCOLOS CLÍNICOS E DIRETRIZES TERAPÊUTICAS - MINISTÉRIO DA SAÚDE. Endometriose. 2010. Disponível em: <https://portalarquivos2.saude.gov.br/images/pdf/2014/abril/02/pcdt-endometriose-retificado-livro-2010.pdf>. Acceso en 09 oct 2019
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.