Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Vulvovaginitis: qué es, síntomas y tratamiento

La vulvovaginitis es una inflamación simultánea de la vulva y de la vagina que puede ser causada por una infección por virus, hongos o bacterias. No obstante, puede ocurrir debido alteraciones hormonales e incluso alergia a sustancias químicas presentes en algunas espumas de baño y cremas, por ejemplo.

Aunque la  vulvovaginitis puede surgir en todas las mujeres y a cualquier edad, es más frecuente en aquellas que iniciaron la vida sexual, ya que el contacto íntimo facilita el contacto con bacterias y, en algunos casos, el desbalance de la flora vaginal, siendo importante consultar al ginecólogo cuando surjan signos y síntomas sugestivos de vulvovaginitis como irritación y enrojecimiento de la zona íntima, flujo con olor fuerte y ardor al orinar.

Vulvovaginitis: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Algunos de los síntomas que ayudan a identificar esta inflamación incluyen:

  • Irritación y enrojecimiento de la región íntima;
  • Picor constante;
  • Hinchazón de la región íntima;
  • Flujo vaginal con olor intenso;
  • Sangrado ligero en la ropa íntima;
  • Molestia o ardor al orinar.

Ante la presencia de signos y síntomas sugestivos de vulvovaginitis, es importante consultar al ginecólogo para que pueda realizar el diagnóstico e iniciar el tratamiento adecuado.

Normalmente, el diagnóstico de la vulvovaginitis se realiza a través de la evaluación de signos y síntomas presentados, sin embargo el médico puede solicitar un análisis de la secreción vaginal para que pueda evaluar si está siendo causada por algún agente infeccioso.

Cómo se realiza el diagnóstico 

En la mayoría de los casos, el diagnóstico es realizado por el ginecólogo a través del relato de los síntomas de la mujer, no obstante, puede ser necesario recoger muestra de la secreción vaginal para su análisis en el laboratorio e identificar la causa correcta e iniciar el tratamiento adecuado.

Causas de vulvovaginitis

La vulvovaginitis puede suceder como consecuencia de diversas situaciones, siendo las principales:

  • Exceso de hongos, como candidiasis;
  • Infecciones por virus o bacterias;
  • Falta de higiene o uso de ropa íntima muy apretada; 
  • Infección por parásitos, como sarna o gusanos;
  • Alteraciones hormonales, que pueden provocar u desbalance de la flora vaginal y favorecer la inflamación.

Además, algunas mujeres pueden desarrollar vulvovaginitis, debido a la hipersensibilidad a algunas sustancias químicas como parabenos o sulfato de sodio, que están presentes en jabones, detergentes para ropa o cremas. En estos casos, los síntomas surgen poco tiempo después de usar el producto y mejoran cuando la región es lavada con agua tibia y un jabón íntimo adecuado.

Cómo se realiza el tratamiento 

El tratamiento varía de acuerdo a la causa de la vulvovaginitis, en el caso de infección por bacterias deben ser utilizados antibióticos, mientras que en el caso que exista un exceso de hongos deben ser usados antifúngicos. De esta manera, es siempre importante consultar al ginecólogo para indicar el tratamiento adecuado.

No obstante, es posible realizar el tratamiento en casa para aliviar los síntomas y acelerar el tratamiento recomendado por el médico. Un buen consejo consiste en hacer baños de asiento con 3 cucharadas de vinagre de manzana o de sal gruesa, ya que ayudan a eliminar los microorganismos presentes y calman la irritación.

Además, se debe usar ropa intima de algodón, faldas y vestidos que ayudan a ventilar la región genital, evitando que la infección se empeore. Conozca más sobre el tratamiento para la vulvovaginitis. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Carregando
...