Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

10 síntomas que pueden indicar que la próstata está inflamada

Los síntomas más comunes que indican prostatitis que es la inflamación de la próstata, son la disminución del chorro de orina y el dolor al orinar.

Esta infección de próstata que es causada por bacterias como Escherichia coliProteus mirabilis generalmente es tratada con el uso de antibióticos indicados por el urólogo y, en la mayoría de los casos es causada por una infección urinaria que no es curada correctamente. 

10 síntomas que pueden indicar que la próstata está inflamada

Normalmente, cuando se está desarrollando prostatitis es normal tener síntomas como: 

  1. Dolor debajo del ombligo y en la zona entre los testículos y el ano;
  2. Dolor en la espalda, principalmente en la región lumbar;
  3. Dolor al orinar o al eyacular;
  4. Ardor al orinar;
  5. Fiebre;
  6. Sensación de que no se vació completamente la vejiga;
  7. Aumento de la frecuencia urinaria de día y de noche;
  8. Disminución de la fuerza del chorro de orina;
  9. Escalofríos;
  10. Dolor intenso al palpar el escroto. 

Al aumentar la frecuencia urinaria, puede haber presencia de sangre de orina y, es común que cause impotencia debido al dolor constante. Sin embargo, estos también pueden ser síntomas de infección urinaria en el hombre. 

Además de esto, cuando el médico hace el toque rectal para evaluar el tamaño de la próstata, se puede palpar que está aumentada, hinchada y causa mucho dolor al tocarla.

Causas más comunes de prostatitis

Generalmente la infección de la próstata es causada por la presencia de bacterias en la vejiga o en el ano que llegan a través de los ganglios linfáticos o de la sangre.  Sin embargo, la prostatitis también puede ser causada por virus y hongos, siendo menos frecuentes. 

Clasificación de la prostatitis

La prostatitis se clasifica en:

  • Tipo I – Prostatitis bacteriana aguda;
  • Tipo II – Prostatitis bacteriana crónica;
  • Tipo III A – Síndrome de dolor pélvico, también conocida como prostatitis crónica inflamatoria;
  • Tipo III B – Prostatitis crónica no inflamatoria, síndrome de dolor pélvico o prostatodinia;
  • Tipo IV - Prostatitis inflamatoria asintomática.

En general, la prostatitis aguda y crónica presentan los mismos síntomas, sólo que la aguda se convierte en crónica cuando los síntomas permanecen por más de 3 meses.

Cómo se hace el diagnóstico de la prostatitis

El diagnóstico de prostatitis se realiza teniendo en cuenta los síntomas referidos por el paciente y, que normalmente están relacionados con dificultad para orinar.

Además de esto, el médico puede indicar la recolección de orina, de líquido prostático y recomendar la realización de exámenes como flujometría, tacto rectal, examen de sangre al PSA o incluso la realización de biopsia para confirmar la causa del aumento de la próstata.

Tratamiento para la prostatitis

El tratamiento de la prostatitis es hecho por el urólogo que indica el uso de antibióticos y analgésicos como Levofloxacina em comprimidos o, en casos más graves, medicamentos que son aplicados directamente vía intravenosa en el hospital.

En la prostatitis bacteriana crónica, el tratamiento con antibióticos es más largo, siendo realizado alrededor de 3 meses, por lo que cuando los antibióticos no tratan la inflamación puede ser necesario hacer una cirugía para remover parte de la glándula prostática para tratar el agrandamiento de la próstata. 

Además de esto, el uso de laxantes y la ingestión de una gran cantidad de líquidos también pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Más sobre este tema:


Carregando
...