Piedras en los riñones: síntomas, causas y cómo eliminarlas

Las piedras en los riñones son una masa endurecida que se forman en el interior de los riñones y que pueden moverse por todo el sistema urinario, causando síntomas como dolor intenso en la espalda baja, náuseas, vómitos, dolor al orinar, sangre en la orina, orina turbia y fiebre.

El riesgo de tener piedras en los riñones es mayor en personas que llevan una alimentación muy rica en sodio, proteínas, potasio, fósforo o calcio, pero también puede ser resultado de alteraciones en el funcionamiento de riñón o por un bajo consumo de líquidos o una predisposición genética.

El tratamiento de piedras en los riñones es realizado por el nefrólogo o urólogo, con el objetivo de aliviar los síntomas y eliminar la piedra, pudiendo ser indicado el uso de medicamentos, litotricia o cirugía, por ejemplo. 

Contenido sensible
Esta imagen puede tener contenido que es incómodo para algunas personas.
Imagem ilustrativa número 2

Principales síntomas

Los principales síntomas de piedras en los riñones son:

  • Dolor en la parte baja de la espalda, el cual puede limitar los movimientos;
  • Dolor en la espalda que puede irradiarse a la ingle;
  • Orina turbia y con sangre, en ciertos casos;
  • Ganas frecuentes de orinar;
  • Dolor al orinar;
  • Fiebre.

Asimismo, en los casos donde hay obstrucción del canal por donde pasa la orina, la persona deja de orinar, aumentando el dolor y las molestias.

Los síntomas de piedras en los riñones son más comunes cuando la piedra es muy grande o cuando se desplaza por el sistema urinario, variando de intensidad de acuerdo a la localización de la piedra. Conozca más sobre los síntomas de piedras en los riñones.

Cómo saber si tengo piedras en los riñones

Para saber la posibilidad de tener piedras en los riñones, indique los síntomas que presenta en el siguiente test: 

  1. 1. Dolor intenso en la parte de abajo de la espalda, que puede limitar los movimientos
  2. 2. Dolor que se irradia de la espalda hacia la ingle
  3. 3. Dolor al orinar
  4. 4. Orina color rosa, roja o marrón
  5. 5. Aumento de la frecuencia urinaria
  6. 6. Mareos o vómitos
  7. 7. Fiebre por encima de 38º C

El test de síntomas es únicamente una herramienta de orientación, no siendo útil como diagnóstico y tampoco para sustituir la consulta con el nefrólogo o urólogo.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de las piedras en los riñones es realizado por el nefrólogo, urólogo o médico general, mediante la evaluación de los signos y síntomas presentados por la persona y exámenes de imagen, como ecografía y radiografía de abdomen.

Estos exámenes permiten identificar el tamaño del cálculo y su localización, lo que es importante para que pueda iniciarse el tratamiento más adecuado. 

El médico también puede indicar la realización de análisis de orina para investigar la composición de la piedra, la cual puede ser de calcio, ácido úrico, cistina o estruvita, por ejemplo. Vea más detalles sobre el diagnóstico de los cálculos renales

Tipos de piedras en los riñones

Las piedras en los riñones pueden formarse por diferentes sustancias, como calcio, ácido úrico, cistina o estruvita, por ejemplo.

Así, los principales tipos de piedras en los riñones son:

  • Piedras de oxalato de calcio: es el tipo más común de piedra en los riñones, con forma de sobre o pesa, generalmente relacionada con un aumento en el consumo de alimentos ricos en oxalato de calcio, lo que lleva a una eliminación aumentada de calcio y oxalato en la orina, por ejemplo;
  • Piedras de fosfato de calcio: es otro tipo de piedra en el riñón formada por calcio, con forma de prismas en cuña;
  • Piedras de ácido úrico: las piedras de ácido úrico tienen forma de rombo y se forman principalmente debido a una dieta rica en proteínas;
  • Piedras de estruvita: este tipo de piedra en los riñones, también conocida como piedras de fosfato de amonio y magnesio, tiene forma de una tapa de ataúd, y es causada por infecciones bacterianas;
  • Piedras de cistina: este tipo de piedra en los riñones tiene forma de hexágono y es causada principalmente por factores genéticos que alteran el transporte de la cistina, que es un aminoácido, lo que resulta en un aumento de su eliminación a través de la orina.

El tipo de piedra en los riñones es identificado por el médico a través de exámenes de diagnóstico, siendo importante para orientar el tratamiento más adecuado y la prevención de nuevas piedras en los riñones.

Causas de las piedras en los riñones

El surgimiento de piedras en los riñones puede verse influenciado por diversos factores, siendo los principales:

  • Poca ingesta de líquidos, lo que hace que la orina esté más concentrada;
  • Alimentación rica en proteínas y/o sodio y pobre en fibras;
  • Infección urinaria recurrente;
  • Predisposición genética;
  • Enfermedades inflamatorias intestinales;
  • Hiperparatiroidismo;
  • Obesidad y sedentarismo;
  • Uso recurrente de aspirina, antiácidos y diuréticos. 

Asimismo, las piedras en los riñones también pueden estar ocasionadas por enfermedades raras como la hiperoxaluria primaria o secundaria, por ejemplo, donde hay una acumulación de oxalato en el cuerpo debido a la deficiencia de enzimas responsables por la metabolización de este compuesto, favoreciendo la acumulación de oxalato y la formación del cálculo renal. 

Cómo eliminar las piedras en los riñones

El tratamiento para las piedras en los riñones debe ser realizado bajo la orientación de un nefrólogo, urólogo o médico general, y varía según el tamaño y la ubicación de la piedra, su composición y la gravedad de los síntomas.

Los principales tratamientos para las piedras en los riñones son:

1. Medicamentos para las piedras en los riñones

Los medicamentos para las piedras en los riñones, como el diclofenaco, paracetamol, tramadol o butilbromuro de escopolamina, se indican para aliviar el dolor de la crisis de cólico renal.

Lea también: Cólicos renales: cómo calmar el dolor y síntomas tuasaude.com/es/colico-renal

Otro medicamento que puede ser recetado por el médico es la tamsulosina, que actúa relajando el músculo del uréter, facilitando la eliminación de las piedras con un tamaño de entre 4 y 10 mm cuando están en el uréter.

Además, el médico también puede recetar medicamentos para prevenir las piedras en los riñones formadas por calcio, como la hidroclorotiazida o la clortalidona, por ejemplo.

2. Cirugía

La cirugía para las piedras en los riñones se indica para piedras mayores de 6 mm o si están bloqueando el paso de la orina, y puede ser realizada por el médico utilizando diferentes técnicas, que varían según la ubicación de la piedra.

Por lo tanto, se pueden indicar la litotripsia extracorpórea, la nefrolitotomía percutánea o la ureteroscopia, por ejemplo. Sepa cómo se realiza la cirugía para piedras en los riñones y cómo es la recuperación.

3. Alimentación para las piedras en los riñones

La alimentación para las piedras en los riñones debe ser supervisada por un nutricionista y generalmente se recomiendan alimentos ricos en agua, como pepino, chayote o sandía, además de aumentar la ingesta de agua para facilitar la eliminación de la piedra. Conozca una lista completa de alimentos ricos en agua.

Además, se debe evitar la sal en la alimentación y reducir la cantidad de proteínas consumidas diariamente, por ejemplo, para prevenir la formación de piedras en los riñones.

Lea también: Dieta para piedras en los riñones tuasaude.com/es/dieta-para-calculo-renal

4. Tratamiento natural para las piedras en los riñones 

El tratamiento natural para las piedras en los riñones, como beber té de chanca piedra o té de hibisco, ayuda a aumentar el volumen de la orina para facilitar la eliminación de la piedra, además de tener acción antiinflamatoria, que ayuda a aliviar los síntomas.

Sin embargo, es importante resaltar que el tratamiento natural no sustituye el tratamiento indicado por el médico. Por eso, se recomienda consultar al nefrólogo para que diagnostique la causa de la formación de piedras y evitar nuevas crisis.

Vea en el siguiente video algunos cuidados para evitar la piedra en los riñones: