Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

9 Tips infalibles para disminuir el hambre

Para disminuir el hambre es importante no saltarse las comidas, aumentar el consumo de alimentos ricos en fibras y beber mucha agua. Algunos alimentos también ayudan a controlar el hambre son la pera, el huevo y los frijoles, debido a que aumentan la sensación de saciedad por más tiempo, por lo que pueden ser incluidos alternadamente en la alimentación diaria.

Además de la alimentación, dormir bien por la noche es importante para fabricar hormonas, que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo, evitando la ansiedad por comer a cada instante.

9 Tips infalibles para disminuir el hambre

Algunas actitudes prácticas que ayudan a reducir el apetito son:

1. Comer cada 3 horas

Comer cada 3 h evita el hambre, porque el organismo está siempre saciado, además, de ayudar a reducir la cantidad de alimento a ingerir en las siguientes comidas. Cuando se está con hambre, la tendencia es comer más y normalmente, el deseo es ingerir alimentos calóricos como los dulces, contribuyendo al aumento de peso. Por esto, se debe hacer pequeñas comidas cada 3 a 4 h.

Algunos ejemplos de buenas opciones para merendar son: frutas con cáscara preferiblemente, galletas tipo cracker integrales, tostadas integrales, frutos secos como nueces, almendras o cacahuates. 

2. Aumentar el consumo de fibras

Las fibras están presente principalmente en las frutas, vegetales y alimentos integrales. Estos hacen que el estómago esté más lleno y prolonga la sensación de saciedad después de las comidas.

Estrategias para aumentar el consumo de fibra es comprar arroz, pastas, pan y galletas integrales, semillas como chía y linaza, para adicionar en jugos o yogures, ocupar al menos la mitad del plato con ensaladas, especialmente crudas y comer mínimo 3 frutas por día. Vea cuáles son los alimentos ricos en fibras

3. Comer antes de dormir

Hacer una pequeña merienda antes de dormir podría ayudar a prevenir el hambre durante la noche. Un buen consejo para esa hora es el té de manzanilla o de toronjil con un pan tostado integral, ya que el té calma y prepara al cuerpo para dormir y el pan tostado dan saciedad, evitando el hambre nocturno.

Otras opciones de merienda podría ser una taza de gelatina sin azúcar, yogur natural o un huevo revuelto. 

4. Consumir grasas buenas

Muchas personas al hacer dietas restringen mucho el consumo de grasas y, la falta de este nutriente, suele aumentar la sensación de hambre.

Por ello, es posible incluir en la alimentación diaria grasas "buenas" que pueden encontrarse en los pescados como el salmón, la trucha y el atún; en los aceites como el de oliva o el de linaza; en las frutas como el aguacate y el coco y; en los frutos secos como los cacahuates, nueces y almendras, por ejemplo.

Estos alimentos le proporcionan más energía al organismo, previniendo enfermedades cardiovasculares y mejorando la memoria.

5. Incluir alimentos que inhiban el apetito

Algunos alimentos tienen la propiedad de inhibir el apetito son la pera, frijoles, huevos, canela, avena y el té verde. Se deben consumir diariamente estos alimentos para alcanzar la reducción del apetito, por ser ricos nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo.

Vea en el vídeo a continuación cómo disminuir el hambre y favorecer la pérdida de peso:

6. Beber agua

Se debe ingerir mucha agua, porque los signos de deshidratación del cuerpo son similares a los signos de hambre. Asimismo, aumentar el consumo de agua, tés o jugos sin azúcar ayuda a evitar la sensación de hambre, además de mejorar el funcionamiento del cuerpo y la salud de la piel.

7. Dormir bien

Es durante el sueño que el cuerpo elimina toxinas y produce hormonas esenciales para su equilibrio. Sin dormir, el organismo va a necesitar de más comida para producir energía y suplir las necesidades de mantenerse alerta, por esto, es común que la persona que presenta insomnio se levante a la media noche a comer.

8.  Eliminar el consumo refrescos

Los refrescos son ricos en fructosa, un tipo de azúcar que cuando es consumido en exceso provoca la reducción de la hormona leptina, que da la sensación de saciedad al cuerpo. Asimismo, las personas que consumen muchos refrescos sienten hambre con más frecuencia. Otra sustancia rica en fructosa, es el jarabe de maíz, que se encuentra en alimentos industrializados como miel, salsa de tomates, pasteles, brownies y galletas.

9. Tomar suplementos

Algunos suplementos pueden ayudar a disminuir el apetito, como la espirulina o el picolinato de cromo, los cuales deben tomarse de acuerdo con la indicación del médico o del nutricionista.

Es importante que en conjunto con los suplementos se realice una dieta saludable y equilibrada, así como actividad física, de esta forma la pérdida de peso podrá mantenerse a lo largo del tiempo y se evitará el efecto rebote, una vez se deje de tomar los suplementos. Vea algunos inhibidores del apetito.

Vea en el vídeo a continuación algunos suplementos para disminuir el hambre y favorecer la pérdida de peso:

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje