Cómo hacer una dieta baja en yodo

Revisión clínica: Tatiana Zanin
Nutricionista
septiembre 2021

La dieta baja en yodo normalmente se indica principalmente 2 semanas antes de realizar el tratamiento con yodo radioactivo para el cáncer de tiroides. Sin embargo, esta dieta también puede ser utilizada en personas que poseen hipertiroidismo, ya que evitar el consumo de alimentos ricos en yodo ayudará a disminuir la producción de hormonas tiroideas.

En el caso de cáncer de tiroides, algunos estudios indican que la restricción de yodo en la alimentación es necesaria para que las células del tumor, que puedan haber quedado en el organismo después de la cirugía, absorban suficiente yodo radiactivo o 131 durante la yodoterapia destruyendo así estas células y completando el tratamiento de la enfermedad. Vea más sobre el yodo radioactivo.

Algunos de los alimentos que deben evitarse por ser ricos en yodo son los pescados de agua salada, los mariscos y la yema de huevo, por ejemplo.

Alimentos que deben evitarse

Los alimentos a evitar en esta dieta son aquellos que contienen más de 20 microgramos de yodo por porción, estos son:

  • Sal yodada, es necesario ver el rótulo para confirmar que no contiene yodo adicionado;

  • Snacks industrializados;

  • Pescados de agua salada como caballa, salmón, merluza, bacalao, sardinas, arenque, trucha, atún;

  • Algas comonori, kelp, wakame, inclusive las algas que vienen con el sushi;

  • Suplementos naturales como el quitosano, por ejemplo, que se prepara a base de mariscos; 

  • Frutos del mar como camarones, langostas, mariscos, ostras, calamares, pulpos y cangrejos;

  • Aditivos alimentarios de origen del mar, como carragenanos, agar-agar, alginato de sodio;

  • Carnes procesadas como jamón, pavo, mortadela, salchicha, tocino;

  • Vísceras como hígado y riñones;

  • Soya y sus derivados, como tofu, leche, salsas y aceite;

  • Yema de huevo, salsas a base de huevos, aderezos para ensaladas, mayonesa;

  • Grasas hidrogenadas y productos industrializados, como galletas y tortas preparadas;

  • Salsas y aderezos, como salsa de tomate, mostaza, salsa inglesa;

  • Leche y derivados, como yogur, requesón, quesos en general, mantequilla, crema de leche, proteína de suero, caseína y alimentos que contengan productos lácteos;

  • Dulces que contengan leche o yema de huevo, chocolate con leche;

  • Harinas: pan, productos de panadería en general que lleven sal o huevos, galletas y bizcochos que contienen sal o huevos, galletas rellenas y cereales matinales;

  • Frutas enlatadas o en almíbar y jugo en polvo o industrializados;

  • Vegetales: berro, apio españa o célery, coles de bruselas, repollo y enlatados, como aceituna, palmitos, encurtidos y maíz;

  • Bebidas: té mate, té verde, té negro, cerveza, café instantáneo o soluble y refrescos a base de cola;

  • Colorantes: evitar alimentos industrializados. Algunas pastillas y cápsulas poseen colorante rojo, anaranjado o marrón, consulte a su médico para saber si es necesario descontinuar su uso. 

Además de esto, es importante evitar acudir a restaurantes o comer comida rápida, ya que es difícil saber si estos utilizan sal yodada o no para cocinar. Estos alimentos no están prohibidos de por vida cuando se trata del cáncer de tiroides, solo deben ser evitados durante el tratamiento. En el caso del hipertiroidismo deben consumirse con poca frecuencia mientras se tenga la enfermedad y los valores de las hormonas tiroideas se encuentren alterados.

Alimentos de consumo moderado

Estos alimentos contienen una cantidad moderada de yodo, variando de 5 a 20 microgramos por porción.

  • Carnes frescas: hasta 170 g por día de carnes como, pollo, bovino, porco, oveja y ternera;

  • Granos y cereales: pan sin sal, bizcochos sin sal, galletas de agua y harina, pasta sin huevo, arroz, avena, cebada, harina, maíz y trigo. Estos alimentos deben ser limitados a 4 porciones por día, cada porción equivale aproximadamente a 2 tenedores de espagueti o 1 pan por día;

  • Arroz: también son permitidas 4 porciones de arroz por día, siendo una opción el arroz basmati. Cada porción tiene cerca de 4 cucharadas de arroz.

El contenido de yodo en estos alimentos varía de acuerdo con la zona de cultivo y la forma de preparación para el consumo, teniendo mayor ventaja cocinar y elaborar la comida en casa, que comer fuera o comprar alimentos preparados en el supermercado.

Alimentos Permitidos

Para reemplazar los alimentos prohibidos durante el tratamiento con yodo, se debe preferir el consumo de los siguientes alimentos:

  • Sal no yodada;

  • Clara de huevo y pescados de agua dulce;

  • Vegetales crudos o cocidos, excepto los que se mencionan en la lista de evitar;

  • Legumbres: frijoles, guisantes, lentejas, garbanzos;

  • Grasas: aceite de elote o maíz, aceite de canola, aceite de girasol, aceite de coco, margarina sin sal;

  • Dulces: azúcar, miel, mermelada, gelatina, helados de frutas sin colorante rojo;

  • Especias: ajo, pimienta, cebolla, perejil, cebollino y especies naturales frescas o deshidratadas;

  • Frutas frescas, secas o jugos naturales, excepto cerezas al marrasquino;

  • Bebidas: café y té no instantáneos, gaseosas sin colorante rojo # 3, leche de coco, leche de almendras, leche de avena;

  • Frutos secos sin sal, mantequilla de cacahuate o de almendra sin sal; 

  • Otros alimentos: avena, papa, aguacate, semillas de linaza o de chía, palomitas caseras sin sal, pan casero y ponqués (sin sal yodada, mantequilla y huevo entero).

Estos alimentos son los que pueden ser consumidos en las dos semana que anteceden al tratamiento de yodoterapia, o de acuerdo con el tiempo recomendado por el médico.

Menú de dieta baja en yodo

La tabla a continuación muestra un menú ejemplo para 3 días de esta dieta:

Comidas

Día 1

Día 2

Día 3

Desayuno

1 taza de café de filtro acompañado de revoltillo de claras de huevo con vegetales

Atol de avena preparado con leche de almendras

1 taza de café de filtro acompañado de pudín de chía con frutas picadas

Merienda de la mañana

1 manzana al horno con canela y 1 cucharada de semillas de chía

Un puñado de frutos secos y 1 pera 

Batido de aguacate preparado con leche de avena y miel

Almuerzo/Cena

Filete de pollo en salsa de tomate casera acompañado de arroz, frijoles y ensalada de lechuga, tomate y zanahoria aderezada con vinagre y aceite de coco

Pasta de calabacín con carne molida en salsa de tomate natural preparada en casa con orégano o albahaca 

Cuscús con vegetales salteados en aceite de coco acompañado de un filete de pavo 

Merienda de la tarde

Palomitas caseras sin sal

Batido de papaya preparado con leche de coco

Pan casero (sin sal yodada, mantequilla y huevo) con mantequilla de cacahuate

Las cantidades del menú varían de una persona a otra, ya que se debe tomar en consideración la edad, sexo, actividad física y cuál es la enfermedad asociada, por ello lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y elabore un plan nutricional adecuado a sus necesidades. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2021. Revisión clínica por Tatiana Zanin - Nutricionista, em septiembre de 2021.

Bibliografía

  • AMERICAN THYROID ASSOCIATION. Low Iodine Diet. Disponível em: <https://www.thyroid.org/low-iodine-diet/>. Acceso en 05 mar 2020
  • DOBRENIC Margareta, HUIC Drazen et al. Usefulness of low iodine diet in managing patients with differentiated thyroid cancer - initial results. Journal of Radiology and Oncology. 45. 3; 189-195, 2011
Abrir la bibliografía completa
  • COZZOLINO Silvia. Biodisponibilidade de nutrientes. 4º. Brasil: Manole Ltda, 2012. 767-794.
Revisión clínica:
Tatiana Zanin
Nutricionista
Formada por la Universidad Católica de Santos con registro profesional CRN-3 nº 15097. Especialista en nutrición clínica por la Universidad de Porto.