Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Yodo radiactivo: Qué es, para qué sirve y efectos secundarios

El yodo radiactivo es un medicamento a base de yodo que emite radiación, utilizado principalmente para el tratamiento conocido como yodoterapia, indicado en ciertos casos de hipertiroidismo o cáncer de tiroides. En dosis menores, también puede utilizado par evaluar el funcionamiento de la tiroides, en la prueba de gammagrafía.

El yodo 131 es el más utilizado en el tratamiento, sin embargo, el yodo 123 es la mejor opción para la realización del examen, ya que tiene menores efectos y duración en el organismo. Para realizar este tipo de procedimiento en la tiroides es necesaria una preparación especial, que consiste en evitar alimentos y medicamentos que contengan yodo unas 2 semanas antes.

Además, algunos cuidados son necesarios después de la utilización del yodo radiactivo, como permanecer aislado por alrededor de 3 días, y evitar el contacto con otras personas, principalmente niños y embarazadas, hasta que los niveles del medicamento disminuyan y no haya el riesgo de contaminar a otras personas con su efecto.

Yodo radiactivo: Qué es, para qué sirve y efectos secundarios

Para qué sirve

El uso de yodo radiactivo en medicina tienen 3 indicaciones principales:

1. Yodoterapia para Hipertiroidismo

El yodo radiactivo puede ser utilizado para tratar el hipertiroidismo, especialmente en las enfermedades de Graves, y suele ser indicado cuando el paciente no mejora con el uso de medicamentos, cuando no puede utilizarlos por alergia, cuando presenta reacciones adversas graves a la medicación o cuando es necesario un tratamiento más definitivo de la enfermedad, como las personas que padecen enfermedades del corazón, por ejemplo.

Cómo funciona: el tratamiento con yodo radiactivo actúa provocando una intensa inflamación en las células de la tiroides, seguida de fibrosis de sus tejidos, lo que es responsable de disminuir el exceso de hormonas producidas.

Después del tratamiento, la persona continuará las evaluaciones con el endocrinólogo, que acompañará el funcionamiento de la tiroides, si el tratamiento ha sido eficaz o si hay necesidad de uso de medicamentos. Conozca las principales formas de tratar el hipertiroidismo.

2. Yodoterapia para cáncer de tiroides

El tratamiento con yodo radiactivo en el cáncer de tiroides está indicado como una forma de eliminar restos de células cancerígenas después de que se ha retirado la tiroides, disminuyendo el riesgo de recidiva del cáncer. En algunos casos, también se puede utilizar para ayudar a eliminar las metástasis, y los síntomas producidos por ellas.

Cómo funciona: el yodo radiactivo tiene afinidad por la tiroides, por lo que ayuda a encontrar y eliminar las células cancerígenas provenientes de esta glándula, siendo la dosis utilizada variable, calculada por el oncólogo para que sea capaz de destruir estas células.

Conozca más sobre los síntomas que pueden indicar cáncer de tiroides, cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento.

3. Gammagrafía de tiroides

Es un examen indicado por los médicos para estudiar el funcionamiento de la tiroides, para investigar las enfermedades que pueden surgir en este órgano, principalmente cuando existe la sospechosa de nódulos cancerígenos o que están produciendo hormonas tiroideas en exceso.

Cómo funciona: para realizar el examen, se pide a la persona ingerir una cantidad del yodo radiactivo (yodo 123 o yodo 131) con un popote, a continuación se generan imágenes en el aparato en 2 etapas, una después de 2 horas y otra después de 24 horas. Como la dosis de yodo radiactivo es baja, la persona puede salir y realizar sus actividades normalmente en este período. Las mujeres embarazadas o que amamantan no deben realizarse este examen.

Yodo radiactivo: Qué es, para qué sirve y efectos secundarios

Cuidados necesarios antes de la yodoterapia

Para la realización del tratamiento con yodo radiactivo, son necesarios algunos cuidados antes del procedimiento, que incluyen:

  • Llevar una dieta sin yodo, no consumiendo alimentos que contengan yodo en las 2 semanas anteriores al tratamiento o examen, que incluye peces de agua salada, mariscos, algas marinas, whisky, panes industrializados, chocolates, productos enlatados, condimentados o que contengan sardinas, atún o soja y derivados, como shoyo, tofu y leche de soja;
  • No utilizar medicamentos que contengan yodo o hormonas de la tiroides en los días previos al examen, según la indicación del médico; 
  • Evitar productos químicos que contengan yodo, en el mes previo al examen, como tinte para el cabello, esmalte de uñas, aceite para broncear o alcohol yodado, por ejemplo;
  • Realizar el examen en ayuno de al menos 4 horas.

Cuidados después de la yodoterapia 

Después de tomar el comprimido de yodo radiactivo la persona queda con altas dosis de radioactividad en el cuerpo, lo cual que pasa a través de la piel, orina y heces, por lo que son necesarios algunos cuidados para evitar pasar la radiación a los demás:

  • Permanecer en una habitación aislada por alrededor de 8 días de uso de yodo radiactivo, según la orientación del médico. Generalmente, puede permanecerse de 2 a 3 días en el hospital y los otros días puede estar en casa, pero sin contacto con otras personas, principalmente embarazadas y animales domésticos;
  • Tomar bastante agua para producir más orina, lo que ayuda a eliminar la radiactividad del cuerpo;
  • Consumir productos cítricos, como agua con limón, para estimular las glándulas salivales a que produzcan más saliva y combatir la boca seca, y evitar que sufran de la acumulación del medicamento;
  • Permanecer siempre a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona, no estando permitido tener relaciones sexuales, ni dormir en la misma cama, durante el período recomendado por el médico;
  • Lavar por separado toda la ropa usada durante esa semana, así como sábanas y toallas; 
  • Después de orinar o evacuar tirar siempre de la cadena 3 veces seguidas, además de no compartir el baño con nadie más de la casa. 

Los platos y cubiertos no necesitan lavarse por separado, y no hay necesidad de una alimentación especial después de tomar el yodo radiactivo.

Posibles efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios que el tratamiento con yodo radiactivo puede producir incluyen náuseas, hinchazón y dolor abdominal, así como dolor en las glándulas salivares.

A largo plazo, el efecto del yodo radiactivo puede provocar hipotiroidismo, siendo necesario el uso de medicamentos para reponer la falta de hormonas de la tiroides. Además, la acción del yodo radiactivo también puede perjudicar el funcionamiento de otras glándulas del cuerpo, como salivares y oculares, provocando boca seca o sequedad de los ojos, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje