Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
Cerrar Coronavirus: Informaciones sobre el COVID-19 Leer más
¿Qué necesitas saber?

Exámenes que ayudan a diagnosticar la meningitis

El diagnóstico de la meningitis se realiza principalmente a través de la observación clínica de los síntomas de la enfermedad y se confirma por medio de un examen llamado punción lumbar, que consiste en la extracción de una pequeña cantidad de líquido del canal vertebral. Este examen puede mostrar si hay inflamación en las meninges y cuál es el agente causante, siendo esencial para el diagnóstico y para direccionar el tratamiento de la enfermedad.

La meningitis es una inflamación de las membranas que recubren el cerebro y a toda la médula espinal, generando síntomas como fiebre, náuseas, rigidez en el cuello y dolor intenso. Su diagnóstico tiene que realizarse lo más pronto posible para iniciar el tratamiento y evitar el desarrollo de complicaciones, como lesiones cerebrales que dejen secuelas permanentes, o inclusive la muerte. Vea más detalles sobre esta enfermedad.

Exámenes que ayudan a diagnosticar la meningitis

Las pruebas y exámenes que pueden ser solicitados por el médico son:

1. Evaluación de los síntomas

El diagnóstico inicial de la meningitis es realizado por medio de la evaluación de los síntomas por el médico, se observa si la persona presenta dolor o dificultad para mover el cuello, fiebre alta y repentina, mareos, dificultad de concentración, sensibilidad a la luz, falta de apetito, sed y confusión mental, por ejemplo.

A partir de la evaluación de los síntomas presentados por el paciente, el médico puede solicitar realizar otros exámenes para concluir el diagnóstico. Obtenga información de otros síntomas de la meningitis.

2. Cultivo del LCR

El cultivo del líquido, llamado cefalorraquídeo o LCR, es uno de los principales exámenes de laboratorio solicitados para realizar el diagnostico de la meningitis. Este examen consiste en la toma de una muestra del LCR, que es el líquido que se encuentra alrededor del sistema nervioso central, por medio de una punción lumbar, que se envía al laboratorio para análisis e investigación de microorganismos.

Este examen es incómodo, pero rápido y generalmente causa dolor de cabeza y mareos después del procedimiento, en algunos casos puede aliviar los síntomas de la meningitis por disminuir la presión craneal.

La aparencia de este líquido puede indicar si la persona tiene meningitis bacteriana porque en este caso, el líquido puede estar turbio y en el caso de la meningitis tuberculosa puede estar ligeramente turbio, en otros tipos la apariencia puede continuar siendo limpia y transparente como el agua. 

3. Análisis de sangre y orina

Los exámenes de orina y de sangre también pueden ser solicitados para ayudar en el diagnóstico de la meningitis. El examen de orina puede indicar la presencia de infecciones debido a la visualización de bacterias e innumerables leucocitos en la orina y puede además, estar indicado el cultivo de orina para identificar al microorganismo.

El examen de sangre es muy solicitado para saber el estado general de la persona, pudiendo indicar aumento en el número de leucocitos y neutrófilos, además de ser identificados linfocitos atípicos en el caso del hemograma y aumento en la concentración de PCR en la sangre, siendo indicativo de infección.

Normalmente, cuando hay una signo de infección por bacterias, se puede recomendar realizar la bacterioscopia y en caso que la persona se encuentra hospitalizada, un hemocultivo, que consiste en el cultivo de la muestra de sangre en el laboratorio, para verificar la presencia de infección en la sangre. En el caso de la bacterioscopia, la muestra colectada del paciente es teñida con tinción de Gram e inmediatamente analizada en el microscopio, para verificar las características de la bacteria y así ayudar en el diagnóstico.

De acuerdo con el resultado de los exámenes microbiológicos, es posible verificar a cuál antibiótico es sensible el microorganismo, siendo el más recomendado para el tratamiento de la meningitis. 

4. Exámenes de imagen

Exámenes de imagen, como tomografía computarizada y resonancia magnética, solo están indicadas cuando hay sospecha de lesión cerebral o de secuelas dejadas por la meningitis. Existen signos sospechosos cuando la persona presenta convulsiones, alteración en el tamaño de las pupilas de los ojos y si hay sospecha de meningitis tuberculosa.

Al diagnosticar la enfermedad, el paciente debe permanecer internado en el hospital por algunos días para que el tratamiento sea iniciado, a base de antibióticos en caso de meningitis bacteriana o medicamentos para bajar la fiebre y disminuir la molestia en caso de meningitis viral.

5. Prueba del vaso

La prueba del vaso, es una prueba simple que puede ser utilizado para ayudar en el diagnóstico de la meningitis meningocócica, que es un tipo de meningitis bacteriana caracterizada por la presencia de manchas rojas en la piel. La prueba consiste en presionar un vaso de vidrio transparente en el brazo y verificar si las mancha rojas se mantienen y pueden ser vistas a través del vaso, lo que puede caracterizar la enfermedad.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Sólo podremos responderle si deja su email.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje