Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la meningitis, síntomas, causas y tratamiento

La meningitis es una inflamación grave de la meninges, que son las membranas que cubren al cerebro y a toda la médula espinal, generando síntomas como dolor intenso de cabeza, fiebre, náuseas y rigidez en el cuello, por ejemplo.

Por tratarse de una inflamación que afecta estructuras del cerebro, la meningitis debe ser diagnosticada los más rápido posible por un médico general o por un neurólogo para que se inicie el tratamiento y evitar el desarrollo de lesiones que puedan resultar en secuelas permanente o, incluso la muerte.

Qué es la meningitis, síntomas, causas y tratamiento

Principales signos y síntomas

Algunos síntomas que pueden indicar una posible meningitis incluyen:

  • Fiebre por arriba de los 38ºC;
  • Dolor intenso de cabeza;
  • Rigidez en el cuello, con dificultad para acercar la barbilla al pecho;
  • Manchas rojas en el cuerpo;
  • Hipersensibilidad a la luz;
  • Somnolencia excesiva con dificultad para despertar;
  • Confusión;
  • Convulsiones.

En el bebé y el niño, pueden aún surgir otros síntomas que lleven a los padres a sospechar de una posible meningitis como llanto alto, irritabilidad, dificultad para mover la cabeza e incluso, mollera más tensa, con una ligera apariencia rígida

Qué puede causar la meningitis

La inflamación de la meninges generalmente surge debido a una infección del líquido cefalorraquídeo, que casi siempre es causado por uno de estos tipos de microorganismo:

  • Virus, causando meningitis viral;
  • Bacterias, generando una meningitis bacteriana;
  • Hongos, provocando una meningitis fúngica;
  • Parásitos, llevando a una meningitis parasitaria.

Además, golpes fuertes, algunas drogas e incluso algunos tipos de enfermedades crónicas, como lupus o cáncer también pueden causar una meningitis, sin que exista una infección específica.

Ya que el tratamiento varía de acuerdo con la causa de la inflamación, es muy importante que el médico identifique el tipo de meningitis para iniciar el tratamiento más adecuado. Por ejemplo, en el caso de una meningitis bacteriana normalmente es necesario tomar antibióticos, mientras que en una fúngica es necesario iniciar el uso de un antifúngico, por ejemplo. 

Qué es la meningitis, síntomas, causas y tratamiento

Cómo se contagia la meningitis

La transmisión de meningitis puede variar mucho, dependiendo del tipo de microorganismo que está causando la inflamación. En el caso de la meningitis viral, el riesgo de transmisión es muy bajo, pues, aunque el virus puede contagiarse a a otra persona, generalmente no produce una meningitis, pero sí otra enfermedad, como parotiditis o sarampión, por ejemplo, dependiendo del tipo de virus.

En el caso de la meningitis producida por bacterias, esa transmisión es más fácil y puede provocarse por compartir el mismo plato de comida o a través de las gotas de saliva que pueden transmitirse por medio de la tos, estornudos, besos o el habla, por ejemplo. Además, cuando la persona infectada utiliza el baño y no se lava las manos adecuadamente, también puede diseminar la bacteria. Apretón de manos, abrazos y compartir la mayoría de los objetos personales no representan un riesgo para la salud. Vea cómo se realiza el diagnóstico de la meningitis.

Cómo se puede prevenir

El mejor tipo de prevención contra la meningitis es vacunándose, ya que protege contra los principales microorganismos que pueden producir la enfermedad. De esta forma, aunque se entre en contacto con el virus o bacteria que generalmente producen la meningitis, el riesgo de desarrollar la enfermedad es muy bajo.

Además, algunas medidas que también ayudan a disminuir el riesgo de padecer meningitis incluyen:

  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas;
  • Lavarse las manos después de estar en lugares públicos;
  • Evitar fumar.

Las personas con meningitis también pueden tener algunos cuidados para evitar contagiar la enfermedad, como lavarse las manos frecuentemente, evitar acudir a lugares públicos y cubrirse la boca y nariz al momento de toser o estornudar, por ejemplo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la meningitis depende de su causa, pudiendo ser tratada con la toma de antibióticos, antivirales o corticoides en un ambiente hospitalario. Algunos medicamentos que pueden usarse en la meningitis bacteriana son cefotaxima, ampicilina o aciclovir, en el caso de la meningitis viral y, dependiendo de la gravedad de la enfermedad, el paciente puede permanecer en la Unidad de Cuidados Intensivos.

El tratamiento debe iniciarse los más pronto posible para disminuir el riesgo de complicaciones. El tiempo de duración del tratamiento de meningitis es de aproximadamente 5 a 10 días, y en la primeras 24 horas de tratamiento, la personas debe permanecer aislada para evitar la transmisión de la enfermedad. Es importante vigilar a amigos y familiares por un período mínimo de 10 días, ya que pueden estar infectados.

En el caso de que el tratamiento no se inicie de forma adecuada, pueden surgir secuelas permanentes como pérdida de la visión o de la audición.

Secuelas de la meningitis

La meningitis puede producir secuelas que afectan tanto la capacidad física como la intelectual y psicológica de los pacientes, siendo común que haya falta de de equilibrio, pérdida de memoria y problemas de la vista.

En general, la meningitis bacteriana produce secuelas con más frecuencia y gravedad que la meningitis viral, sin embargo, ambas pueden ocasionar complicaciones que afecten la calidad de vida de las personas, especialmente en niños.

Qué es la meningitis, síntomas, causas y tratamiento

La secuelas más comunes producidas por esta enfermedad son:

  • Pérdida de la audición y visión parcial o total;
  • Epilepsia;
  • Problemas de memoria y concentración;
  • Dificultad para el aprendizaje, tanto en niños como en adultos;
  • Retraso en el desarrollo motor, con dificultades para caminar y mantener el equilibrio;
  • Parálisis de uno o ambos lados del cuerpo;
  • Amputación de miembros, en caso necesario para evitar la propagación de la enfermedad hacia todo el cuerpo;
  • Artritis y problemas en los huesos;
  • Problemas en los riñones;
  • Dificultad para dormir;
  • Incontinencia urinaria.

Los pacientes que se curan de meningitis puede tener secuelas leves, graves que ameriten cuidados especiales por el resto de la vida, o no tener secuelas.

Cuidados de las secuelas

Los cuidados posteriores a la mejoría de la meningitis se realizan de acuerdo a las secuelas que hubo, pudiendo ser necesario el uso de aparatos auditivos para mejorar la audición, prótesis para sustituir los miembros amputados y fisioterapia para mejorar el equilibrio y el movimiento.

Además, el uso de medicamentos puede ser necesario para controlar problemas como artritis, convulsiones y agitación, así como la psicoterapia la cual ayuda a lidiar y aceptar las consecuencias de la enfermedad, trabajando tanto con el paciente como con sus familiares y cuidadores.

Cómo evitar las secuelas de la meningitis

Existen varias formas de minimizar las secuelas o incluso evitar que se desarrolle la enfermedad, por medio de la vacunación, por ejemplo.

Existen vacunas contra ciertos tipos de meningitis meningocócica de los tipos A, C, W135 e Y las cuales pueden evitar el surgimiento de la enfermedad. Además, se deben evitar lugares conglomerados, optar por sitios ventilados y limpiar adecuadamente el hogar y los lugares en los que acostumbra estar.

En caso de que que la enfermedad se diagnostique y trate de forma precoz, las posibilidades de que haya secuelas disminuyen.

Bibliografía >

  • MAYO CLINIC. Meningitis. Disponible en: <https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/meningitis/symptoms-causes/syc-20350508>. Acceso en 25 Mar 2019
  • MENINGITIS RESEARCH FOUNDATION. Meningitis: Symptoms Checker. Disponible en: <https://www.meningitis.org/meningitis/check-symptoms>. Acceso en 25 Mar 2019
  • CDC. Meningitis. Disponible en: <https://www.cdc.gov/meningitis/index.html>. Acceso en 25 Mar 2019
  • CDC. Viral Meningitis. Disponible en: <https://www.cdc.gov/meningitis/viral.html>. Acceso en 25 Mar 2019
  • CDC. Bacterial Meningitis. Disponible en: <https://www.cdc.gov/meningitis/bacterial.html>. Acceso en 25 Mar 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje