Diabetes tipo 1: qué es, síntomas y tratamiento

La diabetes mellitus tipo 1 es un tipo de diabetes en la cual el páncreas no produce insulina, haciendo que el organismo no sea capaz de utilizar el azúcar en la sangre para producir energía, lo que genera síntomas como boca seca, sed constante y necesidad de orinar a menudo.

La diabetes tipo 1 suele estar relacionada con factores genéticos y autoinmunes, en que las células del propio cuerpo atacan a las células del páncreas responsables por la producción de insulina. De esta manera, no existe suficiente producción de esta hormona para hacer que la glucosa ingrese a las células, permaneciendo en el torrente sanguíneo.

El diagnóstico de la diabetes tipo 1 es común durante la infancia, siendo inmediatamente iniciado el tratamiento con insulina para controlar los síntomas y prevenir complicaciones. El uso de esta hormona debe realizarse de acuerdo con la recomendación del endocrinólogo o pediatra, siendo también importante que existan cambios en el estilo de vida de la persona.

Diabetes tipo 1: qué es, síntomas y tratamiento

Síntomas de la diabetes tipo 1

Los síntomas de la diabetes tipo 1 surgen cuando la función del páncreas ya se encuentra muy afectada, apareciendo síntomas relacionados con el aumento de la cantidad de glucosa circulante en la sangre, los cuales incluyen los siguientes:

  • Sensación de sed constante;
  • Deseos frecuentes de orinar;
  • Cansancio excesivo;
  • Incremento del apetito;
  • Pérdida o dificultad para aumentar de peso;
  • Dolor abdominal y vómitos;
  • Visión borrosa.

En el caso de los niños con diabetes tipo 1, además de estos síntomas, también pueden presentar incontinencia urinaria durante la noche, cuando anteriormente no mojaban la cama, o presentar infecciones recurrentes de la región íntima.

Diferencias entre diabetes tipo 1 y tipo 2

La principal diferencia entre la diabetes tipo 1 y tipo 2 es la causa, pues mientras que la diabetes tipo 1 se produce debido a factores genéticos, la diabetes tipo 2 está relacionada con la interacción entre el estilo de vida y factores hereditarios, surgiendo en personas que tienen una alimentación inadecuada, son obesas y que no realizan actividad física.

Asimismo, como la diabetes tipo 1 presenta destrucción de las células del páncreas por alteraciones genéticas, no existe prevención, y el tratamiento debe realizarse con inyecciones de insulina diarias para regular los niveles de glucosa en la sangre. Por otro lado, como el desarrollo de la diabetes tipo 2 está más relacionado con los hábitos de vida, es posible evitar este tipo de diabetes por medio de la alimentación equilibrada y saludable y la práctica de actividad física regularmente.

El diagnóstico de la diabetes es realizado por medio de pruebas de sangre que miden el nivel de azúcar, pudiendo ser solicitada por el médico la evaluación en ayunas o después de la comida, por ejemplo. Normalmente, el diagnóstico de la diabetes tipo 1 se realiza cuando la persona comienza a presentar síntomas de la enfermedad, y como está relacionada con alteraciones inmunitarias, puede ser realizada una prueba de sangre para detectar la presencia de autoanticuerpos circulantes.

Conozca otras diferencias entre los tipos de diabetes.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento se realiza con el uso diario de insulina en forma de inyección de acuerdo con la orientación del médico. Asimismo, se sugiere verificar la concentración de glucosa antes y después de las comidas, recomendándose que su concentración previa a las mismas se encuentre entre 70 y 110 mg/dL y posterior a las mismas menor a 180 mg/dL.

El tratamiento para la diabetes tipo 1 ayuda a evitar la aparición de complicaciones como dificultad en la cicatrización, problemas de visión, mala circulación sanguínea o insuficiencia renal, por ejemplo. Vea más sobre el tratamiento para la diabetes tipo 1.

Asimismo, para complementar el tratamiento de la diabetes tipo 1, es importante tener una alimentación libre o pobre en azúcar y con bajo nivel en carbohidratos, como pan, pasteles, arroz, pasta, galletas y algunas frutas, por ejemplo. Aparte de esto, está indicada la práctica de actividades físicas, como caminar, correr o nadar, al menos por 30 minutos, de 3 a 4 veces por semana.

Vea cómo debe ser la alimentación en la diabetes tipo 1 observando el siguiente video:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Diabetes (diabetes mellitus): Sintomas, Causas e Tratamentos. Disponível em: <http://www.saude.gov.br/saude-de-a-z/diabetes#tipos>. Acceso en 18 Dic 2019
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Protocolo Clínico e Diretrizes Terapêuticas - Diabetes Mellitus Tipo 1. 2019. Disponível em: <http://conitec.gov.br/images/Consultas/Relatorios/2019/Relatrio_Diabetes-Mellitus-Tipo-1_CP_51_2019.pdf>. Acceso en 18 Dic 2019
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE DIABETES. Tipos de Diabetes. Disponível em: <https://www.diabetes.org.br/publico/diabetes/tipos-de-diabetes>. Acceso en 18 Dic 2019
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE DIABETES. Uso da insulina no tratamento do diabetes mellitus tipo 1. 2014/ 2015. Disponível em: <https://www.diabetes.org.br/profissionais/images/pdf/diabetes-tipo-1/001-Diretrizes-SBD-Uso-Insulina-pg80.pdf>. Acceso en 18 Dic 2019
Más sobre este tema: