21 Semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
septiembre 2021

Semana de gestación: 21 semanas

Equivale al mes: 4ª semana del 5º mes

Equivale a los días: 141 a 147 días de gestación

En la 21ª semana de gestación, el desarrollo del bebé está marcado por el inicio de la producción de enzimas digestivas por el páncreas que serán responsables de la digestión de alimentos cuando el bebé nazca, y los párpados que cubren completamente los ojos, comienzan a abrirse.

En esta fase de la gestación, el bebé ya responde a los sonidos externos, reconoce la voz de los padres y se mueve activamente dentro del útero donde tiene bastante espacio para moverse.

Durante esta semana, los síntomas de aumento de apetito, congestión nasal o nariz tapada, calambres en las piernas y ganas frecuentes de orinar pueden continuar y pueden surgir hinchazón en las piernas y pies, además de venas dilatadas en las piernas.

Desarrollo del bebé

En la 21ª semana de gestación, el páncreas del bebé comienza a producir el jugo pancreático, que contiene enzimas digestivas que serán responsables por digerir carbohidratos, azúcares y grasas de los alimentos cuando nazca. El intestino continúa creciendo y absorbe los nutrientes del líquido amniótico ingerido poro el bebé, además de almacenar el meconio, que son heces del bebé, que se van formando desde las 12 semanas hasta el nacimiento.

Los ojos del bebé, que ya están formados, aún están cubiertos por los párpados, que comienzan a abrirse y el bebé ya escucha bien y reconoce la voz de los padres, moviéndose cada vez más al escuchar los sonidos externos. Como el bebé aún tiene mucho espacio, puede moverse libremente y cambiar de posición varias veces al día.

En esta fase de la gestación, además del hígado, la médula ósea del bebé comienza a producir los glóbulos rojos, que son las células responsables de transportar oxígeno a todos los órganos, y glóbulos blancos, que forman parte del sistema inmune de defensa contra infecciones.

Si el bebé es un niña, el útero y la vagina ya están formados y, en el caso de los niños, los testículos comienzan a descender al escroto, siendo posible confirmar el sexo del bebé por ultrasonido.

Tamaño y peso del bebé

El tamaño del feto de 21 semanas de gestación es de alrededor de 18,1 centímetros, siendo equivalente al tamaño de una granada. El peso del bebé esta semana es de  398 g aproximadamente. 

Cambios en el cuerpo de la mujer

En la 21ª semana del embarazo, debido al aumento del vientre, es normal que haya un poco de dificultad para dormir, causando un poco de cansancio durante el día, y los síntomas de aumento de de apetito, congestión nasal o nariz tapada, calambre en las piernas y ganas frecuentes de orinar, pueden continuar.

En esta fase, la mujer también puede comenzar a presentar retención de líquidos e hinchazón en los pies y piernas, además de la formación de pequeños vasos sanguíneos dilatados en las piernas, que ocurren debido al aumento del volumen de sangre circulando en el organismo, al aumento de peso, alteraciones hormonales y la presión del útero sobre las venas.

Cuidados durante la 21ª semana

En la 21ª semana de gestación, algunos cuidados son importantes para ayudar a aliviar los malestares que pueden surgir como:

  • Hinchazón en las piernas y pies: mantener el cuerpo hidratado, tomando por lo menos 8 vasos de agua al día para ayudar a mejorar la circulación sanguínea. Además, se recomienda sentarse o recostarse con los pies en un nivel elevado, siempre que sea posible, realizar ejercicio recomendado por el médico para ayudar a mejorar la circulación y disminuir el malestar de la hinchazón. Sin embargo, si la hinchazón no mejora, comienza de forma repentina o presenta hinchazón en las manos y en el rostro, se debe buscar ayuda médica inmediata, ya que puede ser señal de preclampsia. Conozca más sobre la preclampsia y cuál es el tratamiento;
  • Vasos sanguíneos dilatados en las piernas: no sentarse o permanecer de pie en una posición por largos períodos de tiempo, mantenerse en movimiento siempre que sea posible, y no cruzar las piernas cuando se siente, ayudan a mejorar la circulación y prevenir el surgimiento de vasos sanguíneos dilatados;
  • Dificultad para dormir: dormir con una almohada entre las piernas y recostada de lado o en una posición que la mujer se sienta cómoda ayudan a reducir el malestar que dificulta el sueño.

Durante toda la gestación es importante seguir las recomendaciones médicas y continuar tomando los suplementos indicados por el obstetra, y también evitar el uso de medicamentos por cuenta propia.

Además, se debe practicar actividades físicas orientadas por el médico, como natación, hidrogimnasia o caminata, y continuar teniendo una alimentación nutritiva incluyendo frutas, legumbres y verduras frescas para proporcionar los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé y controlar el aumento de peso durante el embarazo. Conozca más sobre la alimentación en el embarazo.

Confirme en cuál mes del embarazo se encuentra insertando sus datos a continuación:

Erro

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2021. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em febrero de 2018.

Bibliografía

  • KISERUD, T.; et al. The World Health Organization Fetal Growth Charts: A multinational longitudinal study of ultrasound biometric measurements and estimated fetal weight. PLoS Med. 14. 3; e1002284, 2017
  • PARDI, Giorgio; CETIN, Irene. Human fetal growth and organ development: 50 years of discoveries. American Journal of Obstetrics and Gynecology. 194. 1088–1099, 2006
Abrir la bibliografía completa
  • SMYTH, R. M.; AFLAIFEL, N.; BAMIGBOYE, A. A. nterventions for varicose veins and leg oedema in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 10. CD001066, 2015
  • THE AMERICAN COLLEGE OF OBSTETRICIANS AND GYNECOLOGISTS. Preeclampsia and High Blood Pressure During Pregnancy. Disponível em: <https://www.acog.org/womens-health/faqs/preeclampsia-and-high-blood-pressure-during-pregnancy?utm_source=redirect&utm_medium=web&utm_campaign=int>. Acceso en 28 abr 2021
  • DEPOPAS, E; BROWN, M. Varicose veins and lower extremity venous insufficiency. Semin Intervent Radiol. 35. 1; 56–61, 2018
  • SANGHAVI, M.; RUTHERFORD, J. D . Cardiovascular physiology of pregnancy. Circulation. 130. 12; 1003-8, 2014
  • TAWFIK, Hatem; et al. Embryologic and Fetal Development of the Human Eyelid. Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery. 32. 6; 407-414, 2016
  • ESAN, A. J. Hematological differences in newborn and aging: A review study. Hematol Transfus Int J. 3. 3; 178-190, 2016
  • DROZDOWSKI, L. A.; CLANDININ, T.; THOMSON, A. B. Ontogeny, growth and development of the small intestine: Understanding pediatric gastroenterology. World J Gastroenterol. 16. 7; 787-99, 2010
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.