38 Semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

Semana de gestación: 38 semanas

Equivale al mes: 3ª semana del 9º mes

Equivale a los días: 260 a 266 día de gestación

En la semana 38 de gestación, los pulmones del bebé ya se encuentran más preparados para la primera respiración después del nacimiento. El lanugo y el vérnix caseoso que recubren la piel del bebé han desaparecido prácticamente y los huesos ya están formados, pero continuarán creciendo durante la infancia y la adolescencia.

Durante esta semana de la gestación la mujer puede continuar teniendo síntomas de contracciones de Braxton-Hicks o hinchazón en las manos o pies. Además, puede presentar ganas frecuentes de orinar o incontinencia urinaria debido al peso del útero sobre la vejiga.

38 Semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

Desarrollo del bebé

Durante la semana 38 de gestación, el lanugo, que es una fina capa de vello que cubre la piel del bebé, ha desaparecido prácticamente, así como el vérnix caseoso. Los pulmones ya se encuentran preparados para la primera respiración después de nacer, y conforme el momento del parto de acerca, los niveles hormonales del bebé aumentan, ayudando a mantener la presión arterial y los niveles de glucosa normales después del nacimiento.

El tono muscular del bebé ya está desarrollado y los huesos están formados, pero continuarán creciendo durante la infancia y la adolescencia. Los ojos del bebé pueden tener un color grisáceo-azulado, sin embargo estos pueden tardar hasta un año en tomar su color definitivo.

Tamaño del bebé

El tamaño del feto con 38 semanas de gestación es de alrededor de 49.3 centímetro medidos desde la cabeza hasta los pies y de 34.6 centímetro aproximadamente de la cabeza hasta los glúteos, siendo equivalente al tamaño de un ruibarbo. 

Cambios en el cuerpo de la mujer

En la semana 38 del embarazo, la mujer puede continuar teniendo síntomas como dificultad para dormir, insomnio o hinchazón en las piernas o pies.

En esta semana de gestación la mujer también puede continuar teniendo contracciones de Braxton-Hicks, pero en caso de que estas se produzcan en un cierto patrón de tiempo, cada 40 o 30 minutos, se recomienda entrar en contacto con el médico y acudir a un hospital, ya que la hora de que el bebé nazca puede estar cerca. Sin embargo, si la mujer aún no ha experimentado ninguna contracción, no se debe preocupar, ya que el bebé puede nacer hasta la semana 40.

Además, la mujer puede tener ganas frecuentes de orinar o en algunos casos, incontinencia urinaria, debido al peso del útero sobre la vejiga. Sin embargo, la pérdida de orina es normal, pero la mujer debe estar atenta para no confundirlo con el rompimiento de la fuente, en la que hay salida de líquido transparente por la vagina, sin olor y de forma constante. Vea cómo identificar cuando se ha roto la fuente.

Cuidados durante a 38ª semana

en la semana 38 de gestación, algunos cuidados son importantes para ayudar a aliviar las molestias que pueden surgir como:

  • Dificultad para dormir o insomnio: dormir con una almohada o cojín entre las piernas recostada de lado o en una posición en que la mujer se sienta cómoda ayudan a reducir el malestar que dificulta el sueño. Además, es importante crear una rutina del sueño, un ambiente tranquilo y cómodo para dormir, y evitar dormir durante el día para no dificultar el sueño nocturno;
  • Contracciones de Braxton-Hicks: beber un vaso de agua, hacer ejercicios de relajación o de respiración profunda, o tomar un baño tibio por hasta 30 minutos, pueden ayudar a aliviar el malestar de las contracciones. Además, se recomienda mover el cuerpo, cambiar de posición, hacer una caminata leve o descansar en caso de que la mujer haya estado muy activa cuando las contracciones iniciaron. Sin embargo, en caso de que las contracciones sean muy fuertes o se acompañen de otros síntomas como dolor en la espalda, sangrado vaginal o flujo líquido, se debe procurar ayuda médica de inmediato, ya que puede haber entrado en trabajo de parto;
  • Hinchazón en las piernas o en los pies: no permanecer mucho tiempo de pie, colocar los pies en un nivel más alto que el cuerpo y apoyarlos en caso de estar sentada, ayudan a mejorar la circulación sanguínea de las piernas y a evitar la hinchazón de las piernas y pies, Además, practicar ejercicio físico regular como caminar o nadar, de acuerdo a la orientación del médico, pueden ayudar a disminuir esta molestia. Sin embargo, en caso de que la hinchazón no mejore, comience de forma súbita o haya hinchazón en las manos y cara, debe acudir con el médico de inmediato, ya que puede ser señal de preeclampsia. Conozca más sobre la preeclampsia y su tratamiento.
  • Ganas frecuentes de orinar: no aguantarse las ganas de orinar, ya que la orina retenida en la vejiga puede aumentar el riesgo de infección urinaria. Además, a pesar del aumento de la frecuencia urinaria debido al peso del útero sobre la vejiga, la mujer no debe reducir la ingesta de agua, ya que la deshidratación aumenta el riesgo de parto prematuro.

Durante toda la gestación, es importante seguir las recomendaciones médicas, acudir a las consultas prenatales, tomar ácido fólico o suplementos y realizar actividad física recomendada por el obstetra, ya que permiten un mejor control del peso, mejoran la calidad del sueño y fortalecen los músculos.

Además, se debe beber por lo menos 8 vasos de agua al día y llevar una alimentación nutritiva y balanceada que incluya frutas, legumbres y verduras frescas para garantizar la disposición de nutrientes esenciales para el desarrollo del bebé y ayudar a controlar el aumento de peso durante el embarazo. Vea cómo debe ser la alimentación durante el embarazo.

Principales exámenes

En la semana 38 de gestación, la mujer debe acudir a su consulta prenatal para que el obstetra pueda evaluar la presión arterial, peso, altura del útero, posición del bebé, latidos cardíacos y movimientos fetales, por ejemplo. Conozca más sobre las consultas prenatales.

Vea en qué mes del embarazo se encuentra introduciendo sus datos a continuación:

Erro
help
Imagen que indica que el site está cargando
¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • TOIJONEN, A. E.; et al. A comparison of risk factors for breech presentation in preterm and term labor: A nationwide, population-based case-control study. Arch Gynecol Obstet. 301. 1; 393-403, 2020
  • Committee on Practice Bulletins-Obstetrics. ACOG Practice Bulletin No. 188: Prelabor Rupture of Membranes. Obstet Gynecol. 131. 1; e1-e14, 2018
  • STATPEARLS [INTERNET]. TREASURE ISLAND (FL): STATPEARLS PUBLISHING. Braxton Hicks Contractions. Disponible en: <https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29262073/>. Acceso en 14 Sep 2021
  • American College of Obstetricians and Gynecologists. Definition of term pregnancy. Committee Opinion No. 579. Obstet Gynecol. 122. 1139–40, 2013
  • HASHMI, Ali M.; et al. Insomnia during pregnancy: Diagnosis and Rational Interventions. Pak J Med Sci. 32. 4; 1030-7, 2016
  • LOBATO, Luis Gerardo Rodriguez; et al. Manual MIP 3: Médico Interno de Pregrado. 3ed. Mexico: Intersistemas S. A, 2020. 260-264.
  • BLACKBURN, S. Maternal, Fetal, & Neonatal Physiology E-Book: A Clinical Perspective. 5ed. Elsevier Health Sciences; 2017, 2017. 720p.
  • THE AMERICAN COLLEGE OF OBSTETRICIANS AND GYNECOLOGISTS. Preeclampsia and High Blood Pressure During Pregnancy. Disponible en: <https://www.acog.org/womens-health/faqs/preeclampsia-and-high-blood-pressure-during-pregnancy?utm_source=redirect&utm_medium=web&utm_campaign=int>. Acceso en 14 Sep 2021
  • SIBIUDE, J. Rupture des membranes à terme avant travail. Recommandations pour la pratique clinique du CNGOF — Faut-il déclencher ? [Term Prelabor Rupture of Membranes: CNGOF Guidelines for Clinical Practice - Timing of Labor Induction]. Gynecol Obstet Fertil Senol. 48. 1; 35-47, 2020
  • NOTT, J. P.; et al. The structure and function of the cervix during pregnancy. Translational Research in Anatomy. 2. 1-7, 2016
  • KISERUD, T.; et al. The World Health Organization Fetal Growth Charts: A multinational longitudinal study of ultrasound biometric measurements and estimated fetal weight. PLoS Med. 14. 3; e1002284, 2017
Más sobre este tema: