Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Desarrollo del bebé - 38 semanas de embarazo

En las 38 semanas de gestación, que son 9 meses de embarazo, es común que la barriga se mantenga dura y haya cólicos intensos, que son las contracciones que todavía pueden ser las de entrenamiento o ya las contracciones del parto. La diferencia entre ellas es la frecuencia con que aparecen. Más detalles sobre las contracciones en: Cómo identificar las contracciones.

El bebé puede nacer en cualquier momento, pero si aún no ha nacido puede disfrutar de relajarse y descansar para asegurarse de que tiene suficiente energía para cuidar del recién nacido.

Desarrollo del feto con 38 semanas de embarazo

El desarrollo del bebé con 38 semanas de gestación está completo, y por eso si el bebé aún no ha nacido, probablemente sólo engordará. La grasa se acumula por debajo la piel, y si la placenta está sana, el bebé sigue creciendo.

La grasa también está siendo almacenada en las mejillas y esto hace que el bebé quede más rechoncho.

La apariencia es la de un bebé recién nacido, pero tiene un barniz graso y blanco que cubre todo el cuerpo.

A medida que el espacio en el útero va disminuyendo, el bebé empieza a quedar con menos espacio para moverse. Sin embargo, debe sentir que el bebé se mueve por lo menos 10 veces al día. Si esto no ocurre, consulte al médico.

Tamaño del feto con 38 semanas de embarazo

El tamaño del feto con 38 semanas de gestación es de aproximadamente 49 cm y pesa alrededor de 3 kg. 

Fotos del feto con 38 semanas de embarazo

Desarrollo del bebé - 38 semanas de embarazo
Desarrollo del bebé - 38 semanas de embarazo

Cambios en la mujer

Los cambios en la mujer con 38 semanas de gestación incluyen cansancio, hinchazón de las piernas y el aumento del peso. En esta fase es normal que el vientre se mantenga duro y haya una sensación de cólico fuerte. En este caso, lo que se debe hacer es observar cuánto tiempo dura este cólica y si ella respeta un cierto ritmo. Las contracciones probablemente serán cada vez más frecuentes, y cada vez más próximas unas de otras.

Cuando las contracciones ocurren en un cierto patrón de tiempo, cada 40 minutos o cada 30 minutos, se recomienda entrar en contacto con el médico e ir al hospital, ya que la hora de que el bebé nazca está cerca.

Si aún no ha sentido ninguna contracción, no debe preocuparse, el bebé podrá esperar hasta las 40 semanas para nacer, sin ningún problema.

La barriga de la madre puede estar más baja, debido a que el bebé puede encajarse en los huesos de la cadera, lo que generalmente ocurre 15 días antes del parto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...