7 semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

Actualizado en febrero 2024
7 semanas
Faltan 34 semanas
arándano
Su bebé es del tamaño de un arándano.
Equivale al mes:
3º semana del 2º mes
Equivale a los días:
43 a 49 días de gestación

El desarrollo del bebé a las 7 semanas de gestación se caracteriza por el rápido desarrollo del cerebro con la formación de nuevos neuronas, y la cabeza comienza a tomar forma con los ojos más centrados, la formación de los párpados y el desarrollo de la boca, las fosas nasales y las orejas.

Además, comienza a formarse el cartílago en las protuberancias que se desarrollarán en los huesos de las piernas y los brazos. Los relieves de los brazos se alargan y las puntas se achatan, formando así las manos.

Durante esta semana de gestación, con el crecimiento del útero y el desarrollo del bebé, el vientre comienza a notarse, y la mujer puede seguir experimentando náuseas matutinas, estreñimiento, fatiga o la necesidad de orinar con frecuencia.

Imagem ilustrativa número 1

Desarrollo del bebé

En la séptima semana de gestación, el embrión tiene más del doble del tamaño de la semana anterior. Esta semana se caracteriza por el rápido crecimiento de la cabeza y el cerebro del bebé, donde se forman nuevas células cerebrales y neuronas. Al final de esta semana, el cerebro ya cuenta con tres regiones que serán responsables del razonamiento, la memoria, el aprendizaje y de coordinar la respiración, los músculos y los latidos del corazón.

Los botones de los brazos y las piernas ya se han desarrollado y comienzan a formarse los dedos de las manos y de los pies, mientras que los órganos continúan formándose, aunque aún es muy temprano para que desempeñen alguna función.

En esta semana de gestación, la placenta es mucho más grande que el bebé y el cordón umbilical está tomando forma. Los ojos, que estaban en los lados de la cabeza, comienzan a acercarse y los párpados comienzan a desarrollarse. El rostro del embrión comienza a tomar forma con el desarrollo de la boca, las fosas nasales y las orejas.

En esta etapa, el bebé puede moverse, pero es probable que la mujer solo sienta el movimiento a las 18 semanas de gestación.

¿El feto de 7 semanas se mueve?

En la 7º semana el bebé puede moverse, pero la mujer solo sentirá el movimiento a partir de la semana 18 de gestación, debido a que en esta fase aún es muy pequeño.

Tamaño del bebé

El tamaño del embrión con más de 7 semanas de gestación es de 12 a 18 milímetros, siendo equivalente al tamaño de un arándano.

Cambios en el cuerpo de la mujer

En la séptima semana de embarazo, el útero comienza a inclinarse hacia enfrente y ya se puede notar que el vientre está creciendo. Los síntomas de náuseas, estreñimiento y ganas frecuentes de orinar pueden ser más evidentes. Además, la mujer puede presentar mayor sensibilidad a olores, lo cual puede contribuir a aumentar las náuseas.

En esta fase, debido a alteraciones hormonales y aumento del flujo sanguíneo en el útero, puede haber aumento de la producción de moco cervical, llamado leucorrea, pudiendo observarse como un flujo fino, blanco, lechoso y sin olor. Este moco se considera normal y forma parte del tapón mucoso, que es una sustancia que tiene como objetivo proteger al bebé contra infecciones que puedan interferir en el desarrollo del bebé. Conozca más sobre las funciones del tapón mucoso.

Además, pueden haber alteraciones en la piel que la haga más grasosa, pudiendo causar el surgimiento de acné en el rostro y un brillo más rosado debido al aumento de flujo sanguíneo y de las hormonas.

Cuidados durante la 7ª semana

En la 7º semana de gestación algunos cuidados son importantes para ayudar a aliviar las molestias que pueden surgir como:

  • Náuseas matinales: si las náuseas fueran muy intensas, el médico podrá recetar el uso de medicamentos para náuseas durante el embarazo, pero un buen consejo es comer una galleta de agua y sal al levantarse y después de algunos minutos comer el desayuno;
  • Estreñimiento: beber bastante líquido, tener una alimentación rica en fibras, incluyendo frutas, verduras y granos integrales, además de actividad física que ayuda a mejorar el movimiento del intestino, combatiendo el estreñimiento;
  • Sensibilidad a olores: evitar olores fuertes así como alimentos calientes, perfumes, jabón de baño o productos le limpieza que puedan causar malestar o aumentar las náuseas;
  • Acné en el rostro: lavar la cara con un jabón suave todos los días y usar un hidratante sin grasa, que esté indicado por el médico.

Además, es importante tener una alimentación balanceada que proporcione todos los nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé, practicar actividades físicas, siempre que estén indicadas por el médico, descansar cuando sea posible y reservar un tiempo para cuidar de sí misma. Otro cuidado importante es evitar el uso de medicamentos, excepto los prescritos por el médico.

Confirme en qué mes del embarazo se encuentra introduciendo sus datos:

Erro