23 semanas de embarazo: desarrollo del bebé y cambios en la mujer

septiembre 2021

Semana de gestación: 23 semanas

Equivale al mes: inicio del 6º mes

Equivale a los días: 155 a 161 días de gestación

En la 23.ª semana de gestación, el desarrollo del bebé está marcado por el inicio de la producción de insulina por el páncreas, una hormona que controla los niveles de azúcar en la sangre. La piel del bebé ya está más rosada y el intestino comienza a realizar los primeros movimientos que servirán para la futura digestión de los alimentos luego del nacimiento. 

Durante esta semana, la mujer puede sentir sofocos (calores súbitos), debido a las alteraciones hormonales normales del embarazo, y un poco de falta de aire debido al crecimiento del útero, que puede presionar los pulmones. Asimismo, los síntomas de hinchazón en las piernas y en los pies, el dolor pélvico o las contracciones de Braxton Hicks pueden continuar. 

Desarrollo del bebé

En la 23.ª semana de gestación, los huesos del bebé se fortalecen, pues el esqueleto que estaba formado por cartílago, un tipo de tejido más blando que el hueso, se va transformando en tejido óseo. 

La piel del bebé se encuentra más arrugada, cubierta por una fina capa de vellos conocida como lanugo y, a pesar de ser transparente, ya posee un color más rosado debido a la presencia de los vasos sanguíneos. 

Los pulmones continúan desarrollándose, especialmente los vasos sanguíneos que serán responsables por los intercambios gaseosos en los pulmones luego del nacimiento, eliminando dióxido de carbono y absorbiendo oxígeno de la respiración. 

En esta fase de la gestación, el páncreas del bebé comienza a producir insulina, una hormona responsable por controlar los niveles de azúcar en la sangre, y el intestino comienza a realizar los primeros movimientos peristálticos, que son esenciales para la futura digestión de los alimentos cuando el bebé nazca. 

Tamaño y peso del bebé 

El tamaño del feto con 23 semanas de gestación es de alrededor de 20,3 cm, siendo equivalente al tamaño de un mango. El peso del bebé esta semana es de 565 g aproximadamente. 

Cambios en el cuerpo de la mujer

En la 23.ª semana de embarazo, la mujer puede continuar sintiendo dolor pélvico, hinchazón en las piernas o en los pies o contracciones de Braxton Hicks, y pueden surgir calambres en las piernas. 

Asimismo, puede surgir dolor en las costillas a medida que el tórax se expande para acomodar al bebé en crecimiento, y también un poco de falta de aire, pues el aumento de tamaño del útero puede presionar los pulmones. 

En esta fase de la gestación, debido a las alteraciones hormonales normales en el embarazo, la mujer puede tener sofocos y más sensibilidad en los senos, lo cual ocurre gracias al aumento de tamaño de las glándulas productoras de leche, que se preparan para la futura lactancia. 

Cuidados durante la 23.ª semana

En la semana 23 de gestación, algunos cuidados son importantes para ayudar a aliviar las molestias que pueden surgir, tales como:

  • Dolor pélvico: hacer estiramientos leves y movimientos suaves, practicar yoga o pilates, siempre bajo orientación médica, ayudan a fortalecer la musculatura para soportar los cambios en el cuerpo durante el embarazo. Sin embargo, si el dolor no mejora o si se presenta fiebre, se debe entrar en contacto con el médico de forma inmediata;
  • Hinchazón en las piernas y pies: hacer caminatas u otros ejercicios recomendados por el médico y sentarse o acostarse con los pies hacia arriba siempre que sea posible, ayudan a aliviar las molestias de las piernas y pies hinchados. No obstante, si la hinchazón no mejora, comienza de forma repentina o se presenta hinchazón en las manos o en el rostro, se debe buscar ayuda médica inmediatamente, pues puede ser un signo de preeclampsia. Vea más sobre la preeclampsia y cómo es realizado el tratamiento;
  • Contracciones de Braxton Hicks: mover el cuerpo o hacer ejercicios recomendados por el médico ayuda a aliviar la molestia de las contracciones. Sin embargo, si la contracción es fuerte, muy frecuente o está acompañada de otros síntomas como dolor en la espalda, sangrado vaginal o flujo líquido, se debe buscar ayuda médica inmediatamente, pues la mujer puede haber entrado en trabajo de parto. Conozca cómo identificar los primeros síntomas de trabajo de parto;
  • Calambres en las piernas: masajear la pantorrilla, aplicar compresas calientes o utilizar suplementos como calcio, magnesio o vitamina B, recomendados por el médico, pueden ayudar a disminuir los calambres;
  • Dolor en las costillas o falta de aire: colocar las piernas hacia arriba y relajarse puede ayudar a aliviar estas molestias. No obstante, si la mujer siente mucha falta de aire, dificultad para respirar, presenta respiración rápida o hiperventilación, dolor en el pecho o sus labios o dedos se tornan azulados, se debe buscar ayuda médica lo antes posible; 
  • Sofocos: tomar un baño tibio, usar ropa más ancha y leve, evitar permanecer en sitios muy calientes y utilizar un ventilador o aire acondicionado en el ambiente, pueden ayudar a disminuir esta molestia. 

Durante el embarazo, es importante mantener el cuerpo hidratado, tomando al menos 8 vasos de agua al día, pues esto ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a aliviar los síntomas de calambres, hinchazón en las piernas y en los pies y sofocos.

También es importante tener una alimentación balanceada y nutritiva que incluya alimentos ricos en calcio como leche, yogur o brócoli, además de frutas frescas, por ejemplo, para proporcionar los nutrientes necesarios para el desarrollo saludable del bebé. Conozca más sobre la alimentación en el embarazo

Asimismo, se deben seguir las recomendaciones médicas, tomar los suplementos indicados por el obstetra y practicar actividad física como natación, hidrogimnasia o caminatas, con el objetivo de fortalecer la musculatura y controlar el aumento de peso durante el embarazo. 

Conozca en qué mes del embarazo se encuentra, introduciendo sus datos a continuación: 

Erro

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2021. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em agosto de 2018.

Bibliografía

  • KISERUD, T.; et al. The World Health Organization Fetal Growth Charts: A multinational longitudinal study of ultrasound biometric measurements and estimated fetal weight. PLoS Med. 14. 3; e1002284, 2017
  • PARDI, Giorgio; CETIN, Irene. Human fetal growth and organ development: 50 years of discoveries. American Journal of Obstetrics and Gynecology. 194. 1088–1099, 2006
Abrir la bibliografía completa
  • NATIONAL HEALTH SERVICE. Your pregnancy week by week. Disponível em: <https://www.nhs.uk/start4life/pregnancy/week-by-week/2nd-trimester/week-23/>. Acceso en 06 may 2021
  • SMYTH, R. M.; AFLAIFEL, N.; BAMIGBOYE, A. A. Interventions for varicose veins and leg oedema in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 10. CD001066, 2015
  • THE AMERICAN COLLEGE OF OBSTETRICIANS AND GYNECOLOGISTS. Preeclampsia and High Blood Pressure During Pregnancy. Disponível em: <https://www.acog.org/womens-health/faqs/preeclampsia-and-high-blood-pressure-during-pregnancy?utm_source=redirect&utm_medium=web&utm_campaign=int>. Acceso en 06 may 2021
  • KOMINIAREK, M. A.; RAJAN, Rajan P . Nutrition Recommendations in Pregnancy and Lactation. Med Clin North Am. 100. 6; 1199-1215, 2016
  • THURSTON, R. C.; et al. Prospective evaluation of nighttime hot flashes during pregnancy and postpartum. Fertil Steril. 2013;100(6):. 100. 6; 1667-72, 2013
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.