Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Congestión mamaria: qué es, síntomas, causas y qué hacer

La congestión mamaria es una condición caracterizada por la acumulación de leche en las mamas, lo que causa dolor y aumento del volumen de los senos. La leche acumulada sufre una transformación molecular, tornándose más viscosa y, por ende, dificultando su expulsión. Esta condición se conoce popularmente como "leche empedrada".

La congestión mamaria puede ocurrir en cualquier fase de la lactancia, sin embargo, sucede con más frecuencia en los primeros días después del nacimiento del bebé. Normalmente, esto ocurre debido a la técnica incorrecta para amamantar, el uso de suplementos o la succión ineficaz por parte del bebé.

Por lo general, el tratamiento es realizado mediante masajes y compresas frías o calientes, con el objetivo de aliviar los síntomas de la hinchazón de las mamas y promover la fluidez y, por consecuencia, la liberación de la leche. 

Congestión mamaria: qué es, síntomas, causas y qué hacer

Principales síntomas

Los principales síntomas de la congestión mamaria son:

  • Mamas endurecidas debido al exceso de leche;
  • Aumento del volumen de las mamas;
  • Presencia de áreas enrojecidas y brillantes;
  • Pezones achatados;
  • Incomodidad o sensación de dolor en las mamas;
  • Puede haber goteo de leche por las mamas;
  • Puede surgir fiebre.

El hecho de que los pezones se achaten hace que resulte difícil para el bebé colocar su boca, dificultando así la lactancia. Por esta razón, es recomendado que antes de amamantar y colocarle el seno al bebé, la mujer retire un poco de leche con las manos o con un extractor de leche materna. 

Causas de la congestión mamaria

La congestión mamaria es una condición frecuente en el período inicial de la lactancia y puede ocurrir debido al retraso del inicio del amamantamiento, técnicas incorrectas, succión ineficaz por parte del bebé, amamantamiento poco frecuente y uso de suplementos, pues pueden aumentar la producción de leche. 

La leche cambia su viscosidad porque al inicio del período de lactancia, la producción y liberación de leche todavía no está totalmente regulada. De esta forma, la producción excesiva de leche causa su acumulación en el interior de los conductos mamarios, lo que altera la fluidez natural de la leche, tornándola más viscosa y, por ende, dificultando su paso por los conductos hacia afuera de la mama. 

Es importante detectar y tratar la congestión rápidamente para que no afecte la producción de leche y la situación no se vuelva incluso más dolorosa para la madre. 

Congestión mamaria: qué es, síntomas, causas y qué hacer

Qué debe hacer

En caso de congestión mamaria, la mujer puede adoptar algunas estrategias, como:

  • Retirar el exceso de leche con las manos o con un extractor de leche materna hasta que la mama esté más apta para que el bebé pueda colocar su boca;
  • Amamantar al bebé tan pronto como logre adaptar su boca a la mama correctamente, es decir, no retardar el inicio de la lactancia;
  • Amamantar con frecuencia;
  • Puede usarse paracetamol o ibuprofeno para disminuir el dolor y la inflamación de la mama;
  • Aplicar compresas frías inmediatamente después de que el bebé termine de ser amamantado para disminuir la inflamación de la mama;
  • Aplicar compresas tibias en la mama para ayudar a liberar la leche y aumentar su fluidez. 

Asimismo, es indicado realizar masajes ligeros en la mama para aumentar la fluidez de la leche y estimular su secreción. 

Cómo prevenir la congestión mamaria

Algunas formas de prevención de la congestión mamaria son:

  • Iniciar la lactancia lo más rápido posible;
  • Amamantar siempre que el bebé quiera o cada 3 horas como máximo;
  • Evitar el uso de suplementos alimenticios como la Silimarina (cardo mariano), por ejemplo, pues aumenta la producción de leche materna. 

Además, se debe verificar que el bebé vacíe por completo la mama después de cada alimentación; de esta manera, el riesgo de que ocurra congestión mamaria se reduce y así la lactancia será beneficiosa tanto para la mujer como para el bebé.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje