Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Qué puede causar dolor en la axila?

El dolor en la axila puede ser provocada por varios factores como esfuerzo muscular intenso, ganglios inflamados, un quiste sebáceo, hidrosadenitis supurativa y en casos más graves puede tratarse de un linfoma o de cáncer de mama.

Los síntomas asociados y el tratamiento dependerán de la causa que está originando el dolor, pudiendo ser simple en caso se trate de una lesión muscular o infección o más difícil de tratar como en el caso de cáncer. 

1. Ganglio inflamado en la axila

¿Qué puede causar dolor en la axila?

Los ganglios se inflaman y aumentan de tamaño debido a que forman parte del sistema inmune, ayudando a combatir las infecciones o los procesos inflamatorios de la región donde surgen, destruyendo los microorganismos que son transportados por el torrente linfático. 

La presencia de ganglios inflamados en las axilas, ingle o cuello también se denomina adenopatía, que la mayoría de las veces representa una inflamación leve y pasajera, pero que también puede ser causada por enfermedades más graves como el cáncer o enfermedades autoinmunes cuando persisten por más de 1 mes o crecen más de 2 cms. Conozca más sobre los ganglios inflamados.

Qué hacer:

Generalmente no es necesario realizar algún tratamiento, siendo suficiente mantenerse de reposo y aumentar el consumo de líquidos. Sin embargo, es importante identificar y eliminar la causa de la inflamación y/o de la infección, debido a que puede ser necesario tomar antibiótico.  

Además de esto, el médico podrá indicar la ingesta de algunos medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios para aliviar el dolor o la sensibilidad en la región. 

2. Esfuerzo muscular

¿Qué puede causar dolor en la axila?

El esfuerzo excesivo o lesión en los músculos del pecho y de los brazos puede provocar dolor en la axila. Estos pueden surgir debido a la practica de deportes como por ejemplo tenis, musculatura, voleibol o béisbol, los cuales son deportes donde se hace un uso excesivo de los brazos. 

Qué hacer:

Para atenuar el dolor se debe colocar una compresa de hielo en la región por lo menos 3 veces al día, además de mantener reposo y evitar realizar la actividad que genero el dolor durante unos días. Además de esto, el médico también podrá indicar la ingesta de analgésicos como el paracetamol o la dipirona, y de antiinflamatorios como el ibuprofeno o el diclofenaco, para atenuar el dolor y la inflamación.

3. Quiste sebáceo en la axila

¿Qué puede causar dolor en la axila?

La aparición de un quiste sebáceo en la axila ocurre debido a la inflamación de un folículo piloso o de un traumatismo cutáneo que puede ocurrir al afeitarse o depilarse, por ejemplo.

Un quiste sebáceo no representa ningún problema de salud, debido a que es una especie de bolita que contiene en su interior sebo y suele medir pocos centímetros. Generalmente, es suave al tacto, puede moverse cuando se toca o se presiona y no suele causar dolor. Sin embargo, cuando el quiste se inflama causa dolor en la axila y surgen otros síntomas como enrojecimiento, aumento de la temperatura y de la sensibilidad en la región.

Qué hacer:

En estos casos no se recomienda exprimir el quiste o intentar retirarlo, debido a que puede causar una infección mayor, por lo que lo ideal es acudir a un dermatólogo el cual por lo general indica una cirugía donde se extrae el contenido del quiste. Esta cirugía suele ser en el consultorio médico bajo anestesia local.

En presencia de inflamación y de síntomas que indiquen que el quiste está infectado, el médico también podrá recomendar la ingesta de antibióticos durante 5 a 7 días antes de realizar la cirugía.

4. Hidrosadenitis supurativa

¿Qué puede causar dolor en la axila?

Consiste en presencia de nódulos inflamados en la axila o en la ingle causados por una inflamación en las glándulas sudoríparas, que son las glándulas que producen el sudor. Esta enfermedad causa la formación de pequeñas heridas, principalmente en regiones del cuerpo que producen mucho sudor como axilas, ingle, ano y glúteos.

Los síntomas asociados a este problema son comezón, ardor y exceso de sudor, haciendo que las regiones de la piel que se ven afectadas se hinchen, se endurezcan y estén doloridas y con una coloración rojiza. Además de esto, estos nódulos pueden estallar, liberando pus antes de que la piel cicatrice.

Qué hacer:

La hidrosadenitis no tiene cura, pero el tratamiento puede controlar los síntomas y consiste en el uso de cremas con antibióticos e inyecciones de corticoides en la región afectada. También pueden ser prescritos medicamentos que controlan la producción de hormonas, principalmente en las mujeres y en casos más graves puede ser necesario recurrir a una cirugía para remover la región de la piel que posee las glándulas defectuosas y sustituirlas por injertos de piel sana.

5. Cáncer de mama

¿Qué puede causar dolor en la axila?

El cáncer de mama es uno de los principales tipos de cáncer que afectan a la mujer, sin embargo, también puede afectar a los hombres y a pesar de que en las fases iniciales el cáncer de mama no causa síntomas, la principal señal que puede indicar la presencia de un tumor es palpar un nódulo endurecido que puede aparecer en la mama o en la axila.

Además de esto, pueden manifestarse síntomas como hinchazón y dolor en las axilas que pueden irradiar al brazo, puede haber enrojecimiento de la región o salida de secreción a través de los pezones, senos doloridos, entre otros. Vea los principales síntomas del cáncer de mama

Qué hacer:

El cáncer de mama puede tener cura, dependiendo del tipo y de la etapa en que se encuentre, por esto, es muy importante la prevención a través de la realización del auto examen de mamas, la ecografía mamaria y de la mamografía.

6. Linfoma

¿Qué puede causar dolor en la axila?

El linfoma es un tipo de cáncer que afecta a los linfocitos y que se desarrolla generalmente en los ganglios que se encuentran en las axilas, ingle, cuello, estómago, intestino y piel, causando la formación de nódulos que pueden causar síntomas como dolor, fiebre, malestar y cansancio. Vea más sobre cómo identificar los síntomas del linfoma.

Qué hacer:

El tratamiento depende del tipo de linfoma, del estadio en que se encuentre, de la región afectada y del estado general del paciente, pudiendo incluir quimioterapia, radioterapia o trasplante de médula, siendo que el linfoma Hodgkin tiene más probabilidades de curación que el linfoma no Hodgkin, obteniendo mejores resultados cuando la enfermedad se descubre y se trata precozmente.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar