Cómo producir más semen: 10 consejos eficientes para lograrlo

Evidencia científica

Algunas formas de producir más semen o esperma naturalmente incluyen aumentar el consumo de vitamina C y D, zinc y coenzima Q10, o utilizar plantas medicinales como Tribulus terrestris o ashwagandha, por ejemplo, puesto que actúan reduciendo los daños causados por los radicales libres en los espermatozoides, mejorando la motilidad y la calidad de los mismos.

Estudios realizados con estas sustancias naturales indicaron que, luego de 2 o 3 meses, la cantidad y calidad de los espermatozoides aumentó de manera significativa; sin embargo, su consumo no garantiza que la mujer pueda quedar embarazada, principalmente si ella también posee algún tipo de infertilidad. De esta forma, para obtener resultados, se aconseja consumir la dosis indicada, todos los días, durante un mínimo de 2 meses.

En cualquier caso, cuando una pareja no puede concebir, deben consultar al ginecólogo, en el caso de las mujeres, o al urólogo, en el caso de los hombres, para realizar exámenes que ayuden al médico a identificar la causa de la infertilidad y, de esta manera, se inicie el tratamiento más adecuado. Vea cuáles son las causas de la infertilidad masculina y qué hacer.

Hombre tomando una pastilla

10 formas naturales de producir más semen

Algunas formas naturales para producir más semen o esperma incluyen:

1. Aumentar el consumo de vitamina C

Consumir diariamente vitamina C es una excelente manera natural de aumentar la testosterona, mejorando la fuerza, el vigor y la producción de espermatozoides. La cantidad recomendada es de 2 cápsulas de vitamina C de 1 g cada una diariamente, además de consumir más alimentos ricos en vitamina C, como naranja, limón. piña y fresa, por ejemplo. Vea una lista completa de alimentos ricos en vitamina C.

La vitamina C es un compuesto soluble en agua y, cuando es ingerido en forma de suplementos o en alimentos, se encuentra en una concentración 10 veces mayor en el líquido seminal que en la sangre. Esta actúa combatiendo el estrés oxidativo causado por los radicales libres, que están relacionados con la disminución de la fertilidad masculina. 

De esta manera, su consumo regular desinflama las células y potencia la salud de los espermatozoides, aumentando su motilidad y la producción de espermatozoides sanos.

2. Tomar suplementos de vitamina D

El suplemento de vitamina D también es una buena ayuda para combatir la infertilidad masculina sin causa aparente, pues aumenta los niveles de testosterona. Tomar 3000 UI de vitamina D3 todos los días puede incrementar la cantidad de testosterona en un 25 % aproximadamente. Vea otras formas naturales de aumentar la testosterona.

3. Consumir alimentos ricos en zinc

El zinc es un mineral que posee propiedades antioxidantes que impiden los daños causados por los radicales libres, ejerciendo un efecto protector en los espermatozoides, además de estar asociado al aumento de la cantidad y el volumen de esperma.

El zinc no es producido por el cuerpo humano, pero puede ser fácilmente encontrado en alimentos de origen animal, como ostras, carne de res o hígado, por ejemplo. Vea una lista completa de alimentos ricos en zinc.

Además, el zinc puede ser consumido en forma de suplementos en cápsulas en hombres con deficiencia de zinc y que practican mucha actividad física, pues la falta de este mineral está relacionada con bajos niveles de testosterona, mala calidad del esperma y aumento del riesgo de infertilidad masculina. Descubra cómo tomar los suplementos de zinc.

4. Consumir grasas saludables

Consumir grasas saludables, como el omega-3, ayuda en el desarrollo saludable de la membrana de los espermatozoides, aumentando su motilidad e incrementando la cantidad de semen.

Los alimentos ricos en omega-3 incluyen principalmente pescados grasos, como caballa, arenque, salmón, atún y trucha, y los aceites de estos pescados, siendo recomendado el consumo de pescado al menos 2 veces por semana. Otros alimentos que poseen omega-3 son el aceite de linaza, el germen de trigo y las nueces. Además, otra forma de consumir este nutriente incluye las cápsulas de omega-3. Conozca más alimentos ricos en omega-3.

5. Tomar suplementos de selenio

El selenio es un mineral con alta capacidad antioxidante que ayuda a reducir la cantidad de radicales libres en el organismo y a proteger el ADN del esperma contra los daños causados por el estrés oxidativo, aparte de mantener la integridad estructural del esperma.

De esta manera, tomar suplementos de selenio puede ayudar a mejorar la calidad y cantidad del esperma.

Además, el selenio también puede encontrarse en alimentos como la nuez de Brasil, el trigo, el arroz, la yema de huevo, las semillas de girasol y el pollo, por ejemplo. Vea otros alimentos ricos en selenio.

6. Consumir coenzima Q10

Algunos estudios[12] mostraron que consumir suplementos de coenzima Q10 puede ayudar a mejorar la motilidad de los espermatozoides en hombres infértiles, además de aumentar la cantidad de esperma debido a su potente efecto antioxidante, que neutraliza los daños de los radicales libres.

La coenzima Q10 es una enzima con acción antioxidante presente en casi todas las células del cuerpo, con una mayor concentración en las mitocondrias del esperma, que son responsables por la respiración celular y la producción de energía para los espermatozoides, por lo que esta enzima aumenta la motilidad de los mismos.

Las dosis recomendadas de coenzima Q10 pueden variar, y en los estudios realizados, los beneficios fueron mayores con la dosis de 400 mg/día en comparación con la de 200 mg/día. Conozca cómo tomar la coenzima Q10.

7. Tomar suplemento de Tribulus terrestris

El suplemento de Tribulus terrestris puede ser empleado para mejorar la calidad de los espermatozoides, pues aumenta la testosterona y mejora la función eréctil y la libido. Por esta razón, se recomienda tomar 6 g de Tribulus terrestris al día durante al menos 3 meses, para después evaluar los resultados.

8. Tomar suplemento de ashwagandha

El suplemento de ashwagandha (Withania somnifera) también es una buena opción para mejorar los niveles de espermatozoides saludables y con buena motilidad.

El consumo diario de este suplemento durante alrededor de 2 meses es capaz de aumentar la producción de espermatozoides en más del 150 %, además de mejorar su motilidad y aumentar el volumen del semen. En este caso, se recomienda tomar 675 mg de extracto de raíz de ashwagandha por día, durante alrededor de 3 meses. 

9. Tomar té de shatavari

El té de shatavari, preparado con la raíz de la planta medicinal Asparagus racemosus, aparte de tener efecto afrodisíaco, ayuda a equilibrar la síntesis de hormonas, regulando la producción de espermatozoides.

Al mismo tiempo, esta planta también es un tónico natural y muchas veces es empleada en medicina ayurvédica para mejorar la producción de espermatozoides saludables, así como su motilidad, la integridad de su membrana plasmática y su longevidad.

Para preparar el té, se debe adicionar 1 cucharadita del polvo de la raíz de shatavari en 250 ml de agua hirviendo, mezclar, dejar entibiar y beber 2 tazas por día. Vea otros tés para aumentar la fertilidad.

10. Evitar el consumo de alcohol y de cigarro

El consumo frecuente o excesivo de bebidas alcohólicas y/o el hábito de fumar pueden reducir los niveles de testosterona y la cantidad de esperma, así como su calidad y motilidad.

De esta manera, para aumentar la cantidad de semen, se debe evitar el consumo de alcohol con frecuencia y en exceso, además de dejar de fumar. Conozca cómo dejar de fumar con medicamentos.

¿Los fitoestrógenos pueden interferir en el semen?

Un estudio [1] de laboratorio llevado a cabo en animales mostró que el consumo de fitoestrógenos, principalmente las isoflavonas de la soya, perjudicó la fertilidad.

No obstante, aún no se ha demostrado que el consumo de isoflavonas de la soya en hombres, ya sea en la alimentación o en forma de suplementos, pueda causar alteraciones en los niveles de testosterona o en la fertilidad, ni en la calidad o la cantidad de semen.

Por esta razón, lo ideal es que el consumo de fitoestrógenos por hombres esté orientado por un urólogo o nutricionista de manera individualizada, de acuerdo con las necesidades nutricionales. Vea los principales alimentos ricos en fitoestrógenos.