Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

8 formas de aliviar el dolor durante el trabajo de parto

El dolor en el trabajo de parto es causado por las contracciones del útero y por la dilatación del cuello uterino, teniendo parecido a un cólico menstrual intenso que va y regresa, comenzando de forma leve y aumentando la intensidad poco a poco.

Durante el trabajo de parto el dolor puede aliviarse por medio de recursos naturales, es decir, sin la necesidad de medicamentos, a través de relajación y respiración. Lo ideal es que la mujer, y quien la acompaña, sean informados de estas técnicas en las consultas prenatales para que puedan aprovecharse de la mejor manera durante el trabajo de parto.

Aunque no se elimine por completo el dolor, muchos instructores prenatales sugieren recurrir a algunas de estas técnicas para que la mujer esté más cómoda durante el trabajo de parto.

8 formas de aliviar el dolor durante el trabajo de parto

Existen algunos métodos alternativos de bajo costo y accesibles en la mayoría de los lugares donde tendrá lugar el parto para aliviar el dolor durante el trabajo de parto:

1. Tener una acompañante

La mujer tiene derecho de tener un acompañante al momento del parto, ya sea la pareja, los padres o alguna persona cercana.

Una de las funciones del acompañante es ayudar a que la gestante se relaje y una de las formas de hacerlo es por medio de masajes con movimientos circulares en los brazos y en la espalda durante el trabajo de parto.

Debido a que las contracciones son esfuerzos musculares que hacen que la mujer se tense, la realización de masajes entre cada contracción produce confort y ayuda a relajar.

2. Cambiar de posición

Evitar acostarse con la espalda recta y quedarse en la misma posición por más de 1 hora puede ayudar a aliviar el dolor durante el parto. Acostarse es una posición que obliga a la mujer a hacer un mayor esfuerzo abdominal del que haría sentada o de pie, por ejemplo, aumentando el dolor.

De esta forma, la embarazada puede optar por una posición que le permita aliviar el dolor, como:

  • Arrodillarse con el cuerpo inclinado sobre almohadas o una pelota de parto;
  • Colocarse de pie y apoyarse en el acompañante, abrazando su cuello;
  • Posición de 4 apoyos encima de la cama, haciendo fuerza con los brazos, como si estuviese empujando el colchón para abajo;
  • Sentarse en el piso con las piernas abiertas, doblando la espalda en dirección a los pies;
  • Usar la pelota de pilates: la embarazada puede sentarse sobre la pelota y realizar pequeños movimientos rotativos, como si se estuviese dibujando el número ocho sobre la misma.

Además de estas posiciones, la mujer puede usar una silla para sentarse de diferentes formas, identificando cuál es la posición que ayuda a relajarse de forma más fácil durante la contracción. Las instrucciones puede observarse en las siguientes imágenes:

Posiciones para aliviar el dolor
Posiciones para aliviar el dolor
Aliviar el dolor con ayuda de una silla
Aliviar el dolor con ayuda de una silla

3. Caminar

Mantenerse en movimiento durante la primera fase del trabajo de parto, ayuda a estimular la dilatación, además de que también alivia el dolor, principalmente cuando permanece de pie, ya que ayuda al descenso del bebé por el canal de parto.

De esta forma, caminar cerca de donde tendrá lugar el parto puede disminuir las molestias y ayudar a fortalecer y regular las contracciones.

4. Terapia con agua tibia

Sentarse debajo de la regadera del baño con un chorro de agua en la espalda o acostarse en la tina de hidromasaje son opciones que pueden ayudar a relajar y aliviar el dolor.

No en todas las salas de maternidad u hospitales cuentan con una tina o regadera en el cuarto, por lo que para utilizar este método de relajamiento durante el parto es importante organizarse con anterioridad para dar a luz en una unidad que cuente con estas facilidades.

5. Aplicación de calor o frío

Aplicar una compresa de agua caliente o un paquete de hielo envuelto en un paño en la espalda puede reducir la tensión muscular, mejorando la circulación y disminuyendo el dolor.

El agua con temperaturas más extremas dilata los vasos periféricos y redistribuye el flujo sanguíneo, promoviendo que los músculos se relajen.

8 formas de aliviar el dolor durante el trabajo de parto

6. Controlar la respiración

El tipo de respiración cambia de acuerdo al momento del parto, por ejemplo, durante las contracciones es mejor respirar lenta y profundamente para oxigenar mejor el cuerpo de la madre y del bebé. En el momento de la expulsión, cuando el bebé está saliendo, se indica una respiración más corta y rápida.

Además, la respiración profunda también disminuye la adrenalina, que es la hormona responsable del estrés, ayudando a controlar la ansiedad que muchas veces intensifica el dolor.

7. Terapia con música

Escuchar canciones de la preferencia de la mujer por medio de audífonos puede ayudar a desviar la atención del dolor, disminuyendo la ansiedad y ayudar a relajarse.

8. Realizar ejercicio durante la gestación

La actividad física regular mejora la respiración y la musculatura de la barriga, dándole a la mujer más control al momento del parto en cuanto al alivio del dolor.

Además, existen ejercicios para la musculatura pélvica y del periné que promueven el alivio y disminuyen las posibilidades de lesiones al momento en que sale el bebé, ya que fortalece la zona de los músculos de la vagina, haciéndolos más flexibles y fuertes.

Cuándo es necesario utilizar anestesia

En algunos casos, cuando los recursos naturales no son suficiente, la mujer puede recurrir a la anestesia epidural, que consiste en la administración de un anestésico en la columna capaz de eliminar el dolor de la cintura hacia abajo sin alterar el nivel de consciencia de la mujer durante el trabajo de parto, además de permitir que presencie el parto sin sentir dolor durante las contracciones. Vea cuáles son las fases del trabajo de parto.

Bibliografía >

  • OSÓRIO, Samara; JÚNIOR, Lourival; NICOLAU, Ana. Avaliação da efetividade de métodos não farmacológicos no alívio da dor do parto. Revista da Rede de Enfermagem do Nordeste. 15. 174-184, 2014
  • DAVIM, Rejane; TORRES, Gilson; COSTA, Isabelle. Banho de chuveiro como estratégias não farmacológicas no alívio da dor de parturientes. . Revista eletrônica de enfermagem. 2008
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje