9 formas de aliviar el dolor durante el trabajo de parto

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
agosto 2022

El dolor del parto se puede aliviar a través de recursos naturales, usando técnicas de respiración y relajación, como sentarse o acostarse sobre una pelota de pilates, tomar un baño de inmersión, aplicar calor o frío y realizar aromaterapia, por ejemplo.

En los casos en que las técnicas naturales no sean suficientes para aliviar el dolor o cuando el médico indique que existe riesgo de interferir con la oxigenación del bebé, la mujer puede solicitar analgesia epidural.

El dolor de parto puede variar de una mujer a otra y de la etapa del trabajo de parto en la que se encuentre, es decir, si la mujer se encuentra en la fase latente o activa de dilatación o en la fase de expulsión. Por esto, según la etapa del trabajo de parto en la que se encuentre la mujer, se pueden indicar las formas naturales más adecuadas para aliviar los dolores del parto. Vea cuáles son las fases del trabajo de parto.

Algunas estrategias para aliviar el dolor de las contracciones durante el trabajo de parto son:

1. Posiciones para aliviar las contracciones

Evitar acostarse con la espalda recta y quedarse en la misma posición por más de 1 hora puede ayudar a aliviar el dolor durante el parto. Acostarse es una posición que obliga a la mujer a hacer un mayor esfuerzo abdominal del que haría sentada o de pie, por ejemplo, aumentando el dolor.

De esta forma, la embarazada puede optar por una posición que le permita aliviar el dolor, como:

  • Arrodillarse con el cuerpo inclinado sobre almohadas o una pelota de pilates;
  • Colocarse de pie y apoyarse en el acompañante, abrazando su cuello;
  • Posición de 4 apoyos encima de la cama, haciendo fuerza con los brazos, como si estuviese empujando el colchón para abajo;
  • Sentarse en el piso con las piernas abiertas, doblando la espalda en dirección a los pies;
  • Usar una pelota de pilates, donde la mujer puede sentarse sobre la misma o apoyar la parte superior del cuerpo sobre la pelota. Este ejercicio ayuda a evitar que la señal de dolor llegue a la médula espinal.

Además de estas posiciones, la mujer puede usar una silla para sentarse de diferentes formas, identificando cuál es la posición que ayuda a relajarse de forma más fácil durante la contracción. Las instrucciones puede observarse en las siguientes imágenes:

2. Masaje

El masaje también se puede realizar para aliviar el dolor del parto, debiendo ser realizado por el acompañante, siempre que haya recibido orientación, o por la comadrona. El masaje generalmente se realiza en la parte inferior de la espalda con movimientos circulares, lo que ayuda a reducir la tensión y el dolor.

3. Caminar

Mantenerse en movimiento durante la primera fase del trabajo de parto, ayuda a estimular la dilatación, además de que también alivia el dolor, principalmente cuando permanece de pie, ya que ayuda al descenso del bebé por el canal de parto.

De esta forma, caminar cerca de donde tendrá lugar el parto puede disminuir las molestias y ayudar a fortalecer y regular las contracciones.

4. Terapia con agua tibia

Sentarse debajo de la regadera del baño con un chorro de agua en la espalda, acostarse en la tina de hidromasaje o en una piscina de plástico, por ejemplo, son algunas de las opciones que pueden ayudar a relajar y aliviar el dolor.

En el caso de la inmersión en la bañera o piscina de plástico, se recomienda que el agua cubra la barriga y que la temperatura esté a la temperatura corporal o un poco por encima, ya que así es posible alcanzar la relajación y disminuir los dolores del parto, especialmente en la fase de dilatación.

5. Aplicación de calor o frío

Aplicar una compresa de agua caliente o un paquete de hielo envuelto en un paño en la espalda puede reducir la tensión muscular, mejorando la circulación y disminuyendo el dolor.

El agua con temperaturas más extremas dilata los vasos periféricos y redistribuye el flujo sanguíneo, promoviendo que los músculos se relajen.

6. Controlar la respiración

El tipo de respiración cambia de acuerdo al momento del parto, por ejemplo, durante las contracciones es mejor respirar lenta y profundamente para oxigenar mejor el cuerpo de la madre y del bebé. En el momento de la expulsión, cuando el bebé está saliendo, se indica una respiración más corta y rápida.

Además, la respiración profunda también disminuye la adrenalina, que es la hormona responsable del estrés, ayudando a controlar la ansiedad que muchas veces intensifica el dolor.

7. Musicoterapia y aromaterapia

La musicoterapia y la aromaterapia también son medidas naturales que pueden ayudar a aliviar el dolor del parto. Escuchar su música favorita con audífonos puede desviar su atención del dolor, disminuir la ansiedad y ayudar a relajarse.

Además, la inhalación de aceites esenciales con propiedades calmantes y relajantes también puede ayudar a que una mujer esté más tranquila y menos ansiosa, aliviando el dolor. Vea cómo se hace la aromaterapia.

8. Realizar ejercicio durante la gestación

La actividad física regular mejora la respiración y la musculatura de la barriga, dándole a la mujer más control al momento del parto en cuanto al alivio del dolor.

Además, existen ejercicios para la musculatura pélvica y del periné que promueven el alivio y disminuyen las posibilidades de lesiones al momento en que sale el bebé, ya que fortalece la zona de los músculos de la vagina, haciéndolos más flexibles y fuertes. Vea cómo hacer los ejercicios de kegel.

9. Analgesia

La analgesia está indicada en los casos en que los recursos naturales no son suficientes para aliviar el dolor y cuando existe tal estrés emocional que puede traer complicaciones al bebé.

Por este motivo, la mujer puede solicitar que se le aplique una analgesia epidural, que consiste en la administración de un anestésico en la columna, capaz de eliminar el dolor de cintura para abajo, sin alterar su nivel de conciencia, permitiéndole asistir al parto sin sentir el dolor de las contracciones. Vea qué es y cómo se realiza la anestesia epidural.

¿Por qué es importante aliviar el dolor de parto?

El alivio del dolor de parto es importante para evitar que una mujer desarrolle estrés emocional y tenga un parto traumático. Además, si el dolor no se alivia, la mujer puede comenzar a respirar más rápido de lo normal, lo que puede interferir con el suministro de oxígeno al bebé.

De esta forma, es importante que se tomen medidas que ayuden a aliviar el dolor durante el parto y así evitar cambios en el flujo de sangre y oxígeno al bebé. Una forma de tener un parto más tranquilo es contar con el apoyo de una comadrona, quien brinda todo el apoyo psicológico y emocional en el pre y posparto, así como durante el parto, pudiendo indicar las mejores formas de aliviar el dolor en un forma más eficiente eficaz.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em agosto de 2022. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em febrero de 2020.

Bibliografía

  • OSÓRIO, Samara; JÚNIOR, Lourival; NICOLAU, Ana. Avaliação da efetividade de métodos não farmacológicos no alívio da dor do parto. Revista da Rede de Enfermagem do Nordeste. 15. 174-184, 2014
  • DAVIM, Rejane; TORRES, Gilson; COSTA, Isabelle. Banho de chuveiro como estratégias não farmacológicas no alívio da dor de parturientes. . Revista eletrônica de enfermagem. 2008
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.