Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Barriga dura en el embarazo es señal de contracción

Con el crecimiento del útero y el desarrollo del bebé la barriga comienza a endurecerse desde el inicio del embarazo, alrededor de las 7 u 8 semanas de gestación. En esta fase es normal que la mujer note que la parte inferior del ombligo también llamado vientre esté más hinchado y más duro que antes de quedar embarazada.

Con el crecimiento del feto la barriga se va haciendo cada vez más redonda y más dura. Normalmente la barriga se pone dura primero a nivel del vientre y luego se va endureciendo alrededor del ombligo, y más o menos por el quinto mes del embarazo, la barriga se redondea más dejando ver bien claro que la mujer está embarazada.

Barriga dura en el embarazo es señal de contracción

Barriga dura a partir de la semana 20 de gestación

A partir de la semana 20 de embarazo, cuando la mujer nota que la barriga se endurece es un acto normal que ocurre por la presencia de las contracciones de entrenamiento, llamadas contracciones de Braxton Hicks. Estas contracciones pueden ocurrir varias veces al día y generalmente no causan ningún dolor o incomodidad y por esto no todas las embarazadas se dan cuenta de ellas. 

Es más fácil observar este endurecimiento momentáneo de la barriga en la noche, cuando la mujer está más descansada, Bi es necesario hacer nada cuando estas contracciones surgen porque son normales y se espera que ocurran, pero si a la embarazada le causa incomodidad lo ideal es que respire profundo e intente calmarse, porque así las contracciones de entrenamiento disminuyen. 

Lea también: Cómo identificar las contracciones.

Cuando la mujer presenta muchos episodios en los que la barriga se endurece varias veces al día, antes de las 37 semanas de gestación y si el médico identifica que hay dilatación, el obstetra podrá indicar el uso de un suplemento de magnesio para disminuir las contracciones uterinas. Sin embargo, este medicamento debe ser tomado bajo orientación médica y se debe dejar de ingerir a partir de la semana 36 de gestación, para no generar complicaciones durante el trabajo de parto.

Cuándo se debe ir al médico

Se aconseja ir al médico cuando la mujer presente:

  • Varios episodios de barriga dura por día (más de 2 contracciones por hora);
  • Si siente mucho dolor cuando sienta una contracción;
  • Si está al final del embarazo;
  • Si sospecha de que ha iniciado el trabajo de parto;
  • Si hay fiebre o pérdida de sangre por la vagina;
  • Si hay disminución de los movimientos del bebé.

En todos los casos en que la mujer sienta que algo no está bien, lo mejor es que entre en contacto con su obstetra para aclarar sus dudas, y si por algún motivo no puede comunicarse, se debe acudir a la emergencia hospitalaria para que sea verificado cómo está el embarazo.

Más sobre este tema:


Carregando
...