Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Panza dura en el embarazo es señal de contracción

Con el crecimiento del útero y el desarrollo del bebé la barriga comienza a endurecerse desde el inicio del embarazo, alrededor de las 7 u 8 semanas de gestación. En esta fase es normal que la mujer note que la parte inferior del ombligo, también llamado vientre, esté más hinchado y más duro que antes de quedar embarazada.

A medida que la barriga crece, se va haciendo cada vez más redonda y más dura a nivel del vientre y luego se va endureciendo alrededor del ombligo. Alrededor del 5º mes de embarazo, la barriga se pone aún más redonda indicando claramente que la mujer está embarazada.

Panza dura en el embarazo es señal de contracción

Barriga dura a partir de la semana 20 de embarazo

A partir de la 20ª semana de embarazo, cuando la mujer nota que la barriga se endurece momentáneamente, es totalmente normal y ocurre por la presencia de las contracciones de entrenamiento, llamadas contracciones de Braxton Hicks. Estas contracciones pueden ocurrir varias veces al día y, generalmente, no causan ningún dolor o incomodidad y, por esto, no todas las embarazadas las logran identificar. 

Es más fácil observar y sentir cuando la barriga se pone dura en la noche cuando la mujer está recostada. No es necesario hacer nada cuando estas contracciones surgen porque son normales y se espera que ocurran, pero si a la embarazada le causa incomodidad lo ideal es que respire profundo e intente calmarse, porque así las contracciones de entrenamiento disminuyen. Lea también: Cómo identificar las contracciones.

Cuando la mujer presenta endurecimiento de la barriga varias veces al día, más de dos contracciones por hora, antes de las 37 semanas de gestación, se debe acudir al obstetra para verificar si hay o no dilatación del cuello uterino. En caso de haber, el médico podrá indicar reposo absoluto y un suplemento de magnesio para disminuir las contracciones uterinas y evitar un parto prematuro. Sin embargo, este medicamento debe ingerirse bajo orientación médica, debiendo ser suspendido a partir de las 36 semanas de gestación para evitar complicaciones durante el trabajo de parto.

Cuándo se debe acudir al obstetra

Se aconseja acudir al médico si la mujer siente:

  • La barriga dura varias veces al día (más de 2 contracciones por hora);
  • Mucho dolor cuando sienta una contracción;
  • Si está al final del embarazo;
  • Si sospecha de que ha iniciado el trabajo de parto. Conozca cuáles son las señales que indican que el trabajo de parto se ha iniciado;
  • Si hay fiebre o pérdida de sangre por la vagina;
  • Si hay disminución de los movimientos del bebé.

En cualquier caso en que la mujer sienta que algo no está bien, lo mejor es que entre en contacto con su obstetra para aclarar sus dudas y, si por algún motivo, no puede comunicarse debe acudir a la urgencia hospitalaria para ser evaluada.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje