Ejercicios de Kegel: qué son y cómo hacerlos [Paso a paso]

Los ejercicios de Kegel son un tipo específico de ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos de la región pélvica, siendo muy importantes para combatir la incontinencia urinaria, además de aumentar la circulación de la sangre local. 

Para tener resultados es necesario realizar los ejercicios de Kegel diariamente, al lo menos 3 veces al día, y es importante saber cuál es el músculo que necesita ser activado para que el fortalecimiento de la región ocurra de forma eficaz. 

Ejercicios de Kegel con la bola
Ejercicios de Kegel con la bola

6 pasos para hacerlos correctamente

​Para realizar los ejercicios de Kegel se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Vaciar la vejiga;
  2. Reconocer el músculo pubocoxígeo, que puede identificarse al intentar interrumpir el flujo de orina;
  3. Volver a contraer el músculo pubocoxígeo después de orinar para certificarse de hacerlo correctamente;
  4. Realizar 10 contracciones seguidas del músculo, evitando accionar otro;
  5. Relajar durante algunos instantes;
  6. Retomar el ejercicio haciendo, por lo menos, 10 series de 10 contracciones todos los días.

Los ejercicios de Kegel pueden ser realizados en cualquier posición, ya sea sentado, acostado o de pie, y pueden inclusive llevarse a cabo con la ayuda de pelotas de gimnasia. No obstante, es más fácil iniciar su práctica estando acostado con las piernas flexionadas.

Para qué sirven los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel sirven para combatir la pérdida involuntaria de orina, tanto en el hombre como en la mujer, puesto que tonifican y fortalecen el músculo pubocoxígeo, que está localizado en el suelo pélvico. Asimismo, los ejercicios de Kegel ayudan a mejorar el placer en el contacto íntimo, pues aumentan la circulación sanguínea en la región. 

En las mujeres, estos ejercicios combaten el vaginismo, que es cuando la mujer contrae los músculos de la vagina de forma involuntaria, impidiendo la penetración. Por otra parte, en el hombre, los ejercicios de Kegel también sirven para combatir la eyaculación precoz y tratar la disfunción eréctil. 

Los ejercicios de Kegel también son utilizados durante el embarazo, pues, además de controlar la orina y mejorar el contacto íntimo, también ayuda a entrenarse para el parto natural, disminuyendo los dolores y el tiempo de trabajo de parto. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: