Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Inflamación posparto: por qué ocurre y cómo aliviarla

Es normal que la mujer tenga las piernas y los pies muy hinchados después de dar a luz, durante alrededor de 7 días. Esta hinchazón ocurre principalmente en las mujeres que se someten a cesárea, pues permanecen mucho tiempo acostadas y necesitan recuperarse de la anestesia; sin embargo, también puede afectar a las mujeres después del parto vaginal. 

Existen algunos pasos simples que pueden realizarse para ayudar a disminuir la inflamación, como aumentar el consumo de líquidos y caminar, siempre que sea posible. En caso que la hinchazón no disminuya, es importante acudir nuevamente al médico para verificar qué puede estar ocurriendo. 

Inflamación posparto: por qué ocurre y cómo aliviarla

Por qué la mujer se hincha después de dar a luz

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer posee alrededor de 50% más de sangre, sin embargo, con menor cantidad de proteínas y de hemoglobina. Luego del nacimiento del bebé, el cuerpo de la mujer atraviesa nuevamente un gran proceso de transformación, pero de forma más brusca.

El exceso de líquido en el espacio entre las células es una situación común y esperada, la cual se traduce en hinchazón localizada especialmente en las piernas y en los pies; no obstante, igualmente puede notarse, aunque con menor intensidad, en los brazos, las manos y también en la región de la cicatriz de la cesárea o de la episiotomía. 

Esta retención de líquido irá siendo eliminada en los días posteriores al parto a través de la orina y del sudor. 

Cómo ayudar a disminuir la inflamación

Algunos pasos simples que pueden recomendarse para disminuir la hinchazón en el postparto incluyen:

  1. Ingerir una mayor cantidad de líquidos: indicándose especialmente agua o tés sin azúcar, lo que también favorece a la formación de mayor cantidad de leche materna;
  2. Caminar dentro del cuarto y dentro de la casa, siempre que sea posible: pues el hecho de estar de pie y el movimiento del cuerpo promueve la contracción muscular, ayuda en el retorno venoso e incluso estimula la expulsión de los loquios, que es una secreción vaginal normal que se da después del parto;
  3. Mover los pies cuando se esté sentada o recostada en la cama: porque la contracción de los músculos de la pantorrilla es esencial para estimular el retorno del exceso de líquido en las piernas y en los pies hacia el corazón; además, esto ayuda a prevenir la trombosis venosa profunda;
  4. Elevar las piernas y los pies: colocando un cojín o una almohada debajo de los pies para que estos se ubiquen en una posición más elevada que el tronco, siempre que se esté acostada en la cama o en el sofá;
  5. Darse un baño de contraste con agua caliente y agua fría: sumergiendo los pies en una palangana con agua caliente y luego en agua fría, repitiendo este proceso 5 veces. Esta estrategia es excelente para eliminar la hinchazón de los pies de forma más rápida. 

Además de esto, es importante realizar algunos cambios en la alimentación como disminuir el consumo de sal, aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio como almendras, nueces, aguacate, banana, pera o papaya, por ejemplo, y disminuir el consumo de café o bebidas que contengan cafeína.

Signos de alerta para acudir al médico 

La hinchazón debe durar hasta 7 días, reduciéndose cada día que pasa. En caso de que esta dure más tiempo, se debe acudir al médico, pues podría ser necesario evaluar la presión arterial y verificar si existe alguna alteración importante en el corazón, los riñones o el hígado. También se debe acudir al médico si se presentan los siguientes signos:

  • Dolor en una de las piernas;
  • Enrojecimiento en la región de la pantorrilla;
  • Palpitaciones cardíacas;
  • Falta de aire;
  • Dolor de cabeza muy fuerte;
  • Dolor abdominal;
  • Náuseas;
  • Aumento o disminución de las ganas de orinar. 

No se recomienda tomar ningún medicamento diurético por cuenta propia debido a que este puede enmascarar los síntomas, los cuales deben ser evaluados por el médico; por lo tanto, los diuréticos solo deben ser tomados bajo indicaciones médicas. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje