Comino: para qué sirve y cómo preparar el té

Evidencia científica

El comino es una especia que sirve como condimento culinario, para darle sabor y aromatizar diversos comidas. Además, también sirve como remedio casero para mejorar diversos problemas digestivos, como el exceso de gases y la indigestión, así como bajar el azúcar en la sangre y la presión arterial. 

Estos beneficios se deben a que el comino posee diversos compuestos bioactivos como cuminaldehído, cimeno y terpenoides, así como flavonoides y terpenos, que le proporcionan propiedades antioxidantes, anticancerígenas, digestivas, inmunoestimulantes, hipoglucémicas, antihipertensivas, antimicrobianas, antianémicas y vasodilatadoras.

El nombre científico del comino es Cuminum cyminum y puede ser comprada en polvo o en forma de semillas en el supermercado, tiendas naturista, tiendas online y en algunos mercados municipales. Esta especia se caracteriza por tener un sabor y aroma cálido que resalta la dulzura natural de los alimentos, siendo identificado fácilmente cuando está presente en las comidas. 

Imagem ilustrativa número 1
 

Para qué sirve el comino

El comino aporta diversos beneficios para la salud, sirviendo para:

1. Mejorar la digestión

El comino ayuda a mejorar la digestión, pues estimula las enzimas digestivas del páncreas, que son las encargadas de digerir los alimentos a nivel intestinal. Además, también aumenta la excreción de bilis, facilitando la absorción de las grasas en el intestino.

Todos estas propiedades disminuyen el tiempo de digestión de los alimentos haciendo que el proceso digestivo sea más eficiente y disminuyendo la producción de gases intestinales. Vea otros remedios caseros para mejorar la digestión.

2. Mejorar la diabetes

El comino posee propiedades hipoglucémicas, pues este es rico en compuestos fenólicos y flavonoides, que según algunos estudios científicos, favorece la disminución del azúcar en la sangre, siendo una excelente opción para prevenir o mejorar a diabetes. 

3. Ayudar a regular la presión arterial

El comino posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y vasodilatadoras que ayudan a reducir la presión arterial. Se cree que esto se pueda deber a que el comino favorece la producción de óxido nítrico, un gas que ayuda a mantener los vasos sanguíneos relajados, además de disminuir el estrés oxidativo y la inflamación.

Además, posee una elevada cantidad de potasio, un mineral que favorece la excreción de sodio a través de la orina, ayudando también a disminuir la presión arterial. Vea otros alimentos ricos en potasio.

4. Fortalecer el sistema inmunológico

El comino es rico en vitaminas del complejo B, hierro y zinc, además de contener vitamina C, A y E, siendo todos estos nutrientes esenciales que ayudan a aumentar las defensas del organismo y a mejorar el sistema inmunológico. 

5. Mejorar la circulación sanguínea

Como fue mencionado anteriormente, el comino ayuda a relajar los vasos sanguíneos esto, además de regular la presión arterial, también ayuda a mejorar la circulación sanguínea. Asimismo, posee vitamina K, un micronutriente que ayuda a evitar la coagulación de la sangre. 

6. Prevenir el cáncer

El consumo regular de comino podría ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de estómago, colon e hígado, pues posee propiedades antioxidantes que ayudan a proteger a las células del organismo del da\no que causan los radicales libres. 

7. Ayudar a mejorar la anemia

El comino es rico en hierro, un mineral que es esencial para mantener la producción de hemoglobina, una proteína que se encarga de transportar el oxígeno desde los pulmones al resto del organismo, ayuda a evitar o a mejorar la anemia. Conozca otros alimentos ricos en hierro.

8. Cuidar la salud de los huesos y dientes

El comino es rico en calcio y fósforo, minerales que son fundamentales para el cuidado de los huesos y dientes, previniendo el surgimiento de enfermedades como osteoporosis y osteopenia.

Además, podría disminuir el riesgo de padecer caries, pues ejerce actividad antimicrobiana contra el Streptococcus mutans, una bacteria que se encuentra naturalmente en la boca y cuyo aumento favorece la formación de las caries dentales. 

Asimismo, contiene fitoestrógenos que reducen la pérdida de calcio a través de la orina, favoreciendo la salud de los huesos. 

9. Poseer acción antimicrobiana

El comino posee acción antimicrobiana, algunos estudios indican que el aceite de las semillas inhibió el crecimiento de la bacteria Klebsiella pneumoniae, Streptococcus mutans y Streptococcus pyogenes. Además, posee actividad antifúngica contra hongos y levaduras.

10. Podría ayudar a reducir el colesterol

Debido a su acción antioxidante y a su contenido de saponinas, que son compuestos orgánicos que se encuentran en diversas plantas, el comino podría ayudar a reducir el colesterol LDL "malo" al impedir su absorción a nivel intestinal. 

Información nutricional del comino

En la tabla a continuación se indica la información nutricional por cada 100 g de comino y por cada cucharadita (5 g):

Componentes 100 g de comino 1 cucharadita de comino (5 g)
Calorías 375 Kcal 18,75 Kcal
Carbohidratos 44,2 g 2,21 g
Proteínas 17,8 g 0,89 g
Grasas 22,3 g 1,11 g
Fibras 10,5 g 0,52 g
Calcio  931 mg 46,55 mg
Hierro 66,4 mg 3,32 mg
Magnesio 366 mg 18,3 mg
Fósforo 499 mg 24,95 mg
Potasio 1790 mg 89,5 mg
Zinc 4,8 mg 0,24 mg
Selenio 5,2 mcg 0,26 mcg
Vitamina C 7,7 mg 0,38 mg
Vitamina B1 0,628 mg 0,03 mg
Vitamina B2 0,327 mg 0,01 mg
Vitamina B3 4,58 mg 0,22 mg
Vitamina B6 0,435 mg 0,02 mg
Vitamina B9 10 mcg 0,5 mcg
Colina 24,7 mg 1,23 mg
Vitamina A 64 mcg 3,2 mcg
Vitamina E 3,3 mg 0,16 mg
Vitamina K 5,4 mcg 0,27 mcg

Es importante mencionar que para obtener todos los beneficios del berro, debe ser consumido junto a una dieta equilibrada, saludable y acompañada de ejercicio físico.

Cómo usar el comino

El comino en polvo puede ser utilizado como condimento para sazonar las sopas,, caldos, carnes, pollo y granos, como los frijoles y lentejas, por ejemplo. 

Té de comino

Las hojas y las semillas de comino pueden ser utilizadas en la preparación del té, como se indica a continuación:

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de comino o 1 cucharadita de semillas de comino;
  • 200 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar las hojas o las semillas a los 200 ml de agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 10 minutos. A continuación, colar y beber 2 a 3 tazas de té por día.

Posibles efectos secundarios

Algunos posibles efectos secundarios del comino son reacciones alérgicas, pudiendo ocasionar enrojecimiento, inflamación, descamación y picazón en la piel. En casos de alergia grave puede ocasionar dificultad respiratoria, hinchazón de la boca, ojos y nariz, entre otras. Vea cómo reconocer los síntomas del shock anafiláctico y qué hacer. 

Además, puede causar hipoglucemia, principalmente si se consume en exceso y en conjunto con antidiabéticos orales, y aumentar el riesgo de sangrado debido a su contenido de vitamina K. 

Contraindicaciones

El comino debe ser usado con precaución en mujeres embarazadas y períodos de lactancia, principalmente en su forma de té o aceite esencial, así como en niños.

Asimismo, personas que tomen antidiabéticos orales, antibióticos, antifúngicos y anticonvulsivos deben consultar a su médico tratante antes de ingerirlo. No se debe ingerir comino 2 semanas antes de una cirugía, debido a su contenido de vitamina K, que aumenta el riesgo de sangrado. 

Recetas saludables con comino

Algunas recetas saludables con comino son:

1. Frijoles con comino

Ingredientes

  • 2 tazas de frijoles marrones ya remojados;
  • 6 tazas de agua;
  • 1 cebolla picada;
  • 2 dientes de ajo;
  • 2 cucharadas de aceite de oliva;
  • 2 hojas de laurel;
  • 1 cucharadita de comino en polvo;
  • Sal y pimienta negra al gusto.

Modo de preparación

Colocar los frijoles ya remojados en la olla de presión, agregar las 6 tazas de agua y las hojas de laurel, dejándolos en la olla de presión por 10 minutos. Después de cocinarlas, se debe calentar el aceite de oliva en una sartén y sofreír la cebolla hasta dorar, añadiendo después el ajo y el comino. Agregar 2 cucharones de los frijoles cocidos, mezclar bien y triturar con una cuchara o tenedor para ayudar a espesar el caldo del resto de los frijoles. Añadimos esta mezcla con el resto de los frijoles y cocinar todo a fuego lento durante otros 5 minutos.

2. Pollo con comino

Ingredientes

  • 4 filetes de pollo cortados en cubos;
  • 3 dientes de ajo picados;
  • 2 cebollas picadas medianas;
  • 2 cucharadas de cilantro picado;
  • 1 cucharadita de comino en polvo;
  • 2 hojas de laurel;
  • Jugo de 2 limones;
  • 4 cucharadas de aceite de oliva.

Modo de preparación

Mezclar todos los ingredientes con la pechuga de pollo en cubos y dejar marinar durante al menos 2 horas en el refrigerador. A continuación, se debe engrasar una sartén con aceite de oliva y cocinar el pollo.