Espirulina: para qué sirve, beneficios y cómo tomar

La espirulina es un tipo de alga utilizada como suplemento nutricional debido a su excelente fuente de vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas, siendo considerada en la actualidad como un súper alimento debido a que proporciona diversos beneficios para la salud. 

Algunos estudios indican que la espirulina puede mejorar el metabolismo de las grasas y de la glucosa, reduciendo la grasa acumulada en el hígado, protegiendo al corazón y favoreciendo la pérdida de peso.

Este alga está disponible en forma de polvo y en cápsulas, pudiendo ser ingerida con un poco de agua o agregarse a los jugos o batidos. Tanto el polvo como el suplemento puede adquirirse en tiendas de productos naturales, farmacias, tiendas online e inclusive en algunos supermercados. 

Espirulina: para qué sirve, beneficios y cómo tomar

Para qué sirve la espirulina

La espirulina sirve para prevenir y tratar diversas enfermedades como la hipertensión, la dislipidemia, la rinitis alérgica, la anemia, la diabetes y el síndrome metabólico, debido a que es un alga rica en vitaminas y minerales, clorofila, proteínas de alta calidad, ácidos grasos esenciales y en antioxidantes.

Además de esto, posee compuestos que son inmunoestimulantes como la inulina y la ficocianina, la cual a demostrado propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antitumorales. Esta alga también podría tener un papel importante para el tratamiento de trastornos neurológicos y de la artritis. 

Beneficios para la salud

La espirulina gracias a sus diversas propiedades aporta diversos beneficios para la salud, estos son: 

  1. Disminuir la presión arterial, ya que ayuda a relajar los vasos sanguíneos y promueve la producción de óxido nítrico;
  2. Disminuir el colesterol y los triglicéridos, debido a que inhibe la absorción de lípidos y ayuda a aumentar el colesterol bueno HDL; 
  3. Mejorar los síntomas de la rinitis alérgica, reduciendo las secreciones nasales, la congestión, los estornudos y la comezón, debido a que fortalece el sistema inmune; 
  4. Prevenir y controlar la diabetes, debido a que aparentemente ayuda a incrementar la sensibilidad a la insulina y a reducir rápidamente los niveles de glucosa;
  5. Favorecer la pérdida de peso debido a que disminuye la inflamación a nivel del tejido adiposo y, como consecuencia, aumenta la pérdida de grasa en personas con síndrome metabólico;
  6. Podría aumentar la atención, mejorar el humor y la disposición, evitando la depresión, debido a que es rica en magnesio un mineral que ayuda a producir las hormonas que causan bienestar;
  7. Podría mejorar la memoria y ejercer un efecto neuroprotector, debido a que es rica en ficocianina y antioxidantes, por ello se cree que podría ser beneficiosa para personas con alzheimer y para reducir el deterioro cognitivo que ocurre con la edad;
  8. Podría reducir la inflamación debido a que contiene ácidos grasos omega-3 que actúan como antioxidantes y antiinflamatorios en el organismo;
  9. Mejorar y fortalecer el sistema inmune debido a que activa las células inmunitarias. Inclusive algunos estudios indican que puede ser beneficioso para personas que presentan VIH para ayudar a mejorar su inmunidad; 
  10. Podría ayudar en el tratamiento de la artritis, debido a que aparentemente posee un efecto antiartrítico protegiendo las articulaciones;
  11. Impide el envejecimiento precoz, por ser rica en antioxidantes como la vitamina A, vitamina C, entre otros, que ayudan a disminuir el daño celular causado por los radicales libres;
  12. Prevenir el cáncer, por ser rica en antioxidantes y en micronutrientes como zinc y selenio, que evitan el el daño celular causado por los radicales libres; 
  13. Favorecer la hipertrofia y la recuperación muscular debido a que es rica en proteínas, omega-3 y minerales como hierro y magnesio, además de esto también puede mejorar el rendimiento en los ejercicios de resistencia; 
  14. Purificar el organismo debido a que posee un efecto hepatoprotector, evitando el daño a las células del hígado y protegiéndolo de toxinas, gracias a su efecto antioxidante. Además de esto, la espirulina tiene la habilidad de reducir la grasa acumulada en el hígado. También podría ejercer un efecto antiviral contra el virus del herpes simples y la hepatitis C;
  15. Podría mejorar los síntomas de la anemia, debido a su contenido de hierro. 

Por ser un superalimento y proporcionarle todos estos beneficios al organismo, la espirulina es indicada en diversas fases de la vida y para la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades, especialmente en los casos de obesidad, grasa localizada, para prevenir el envejecimiento y para la recuperación muscular en individuos que realicen actividad física. 

¿La espirulina ayuda a bajar de peso?

Algunos estudios científicos indican que la espirulina en conjunto con una alimentación saludable puede favorecer la pérdida de peso, pues podría funcionar como inhibidora del apetito y ayudar a controlar la saciedad, debido a que es rica en fenilalanina, un aminoácido precursor de la hormona colecistoquinina que determina el nivel de saciedad en el estómago.

Además de esto, aparentemente también podría tener algún efecto sobre la leptina, una hormona que ayuda a disminuir el apetito y a quemar grasa. Asimismo, su acción depurativa ayuda a limpiar y a desintoxicar el organismo, acelerando el metabolismo. 

Otros estudios sugieren que ayuda a reducir el tejido adiposo debido a su acción antiinflamatoria y por inhibir una enzima que actúa en el proceso de la producción de los ácidos grasos en el organismo. 

Cómo tomar Espirulina

La dosis recomendada de espirulina varía entre 1 a 8 gramos por día (1000 mg a 8000 mg/día), dependiendo de cuál sea el objetivo por el cual se quiera tomar, estas son:

  • Como suplemento en general: 1 g por día;
  • Para bajar de peso: 2 a 3 g por día;
  • Ayudar a controlar el colesterol: 1 a 8 g por día;
  • Mejorar el performance muscular: 2 a 7,5 g por día;
  • Ayudar a controlar la glucemia: 2 g por día;
  • Ayudar a controlar la presión arterial: 3,5 a 4,5 g por día;
  • Para el tratamiento de la grasa en el hígado: 4,5 g por día.

La espirulina debe ser tomada de acuerdo con la orientación del médico o del nutricionista, pudiendo ser consumida en una dosis única o fraccionada en 2 o 3 dosis a lo largo del día y preferiblemente 20 minutos antes de las comidas principales (desayuno, almuerzo y cena).

¿La espirulina puede ser tomada por personas con hipotiroidismo?

Hasta los momentos no se ha encontrado que la espirulina cause alguna interacción medicamentosa con la levotiroxina, medicamento utilizado para tratar el hipotiroidismo, ni que empeore esta condición. No obstante, esto no significa que sea 100% segura, debiendo en estos casos consultar a su médico tratante o nutricionista antes de utilizarla. 

Composición nutricional de la espirulina

En la tabla a continuación muestra el valor nutricional de la espirulina por cada 100 gramos, las cantidades pueden variar dependiendo de la especie y del cultivo de la planta: 

Componentes en 100 gramos de espirulina
Calorías280 kcals
Proteína60 a 77 g
Grasas9 a 15 g
Carbohidratos10 a 19 g
Hierro38–54 mg
Calcio148–180 mg
β-caroteno0.02–230 mg
Magnesio270–398 mg
Zinc5,6 -5,8 mg
Manganeso2,4- 33,3 mg
Cobre500-1000 mcg
Vitamina B1256 mcg
Pseudovitamina B12*274 mcg
Clorofila260-1080 mg

* Es importante acotar que la pseudovitamina B12 no puede ser metabolizada en el organismo, por ello su consumo no aumenta los niveles de vitamina b12 en la sangre, siendo importante que las personas veganas o vegetarianas tomen en consideración esto. 

Posibles efectos secundarios

El consumo de espirulina puede causar náuseas, vómitos y/o diarrea. No debe sobrepasarse la dosis máxima recomendada de este suplemento. En raras ocasiones puede causar reacciones alérgicas.

Contraindicaciones

La espirulina debe ser evitada por personas con fenilcetonuria debido a que contiene elevados niveles de fenilalanina o que posean trastornos relacionados con este aminoácido. Además de esto, no debe ser utilizada durante el embarazo, lactancia materna y en niños o adolescentes, debido a que se desconoce sus efectos. 

¿Fue útil esta información?
Actualizado por Andreina De Almeida Rodríguez, Nutricionista - en Octubre de 2021. Revisión clínica por Tatiana Zanin, Nutricionista - en Octubre de 2021.

Bibliografía

  • EXAMINE.COM. Spirulina. Disponible en: <https://examine.com/supplements/spirulina/>. Acceso en 12 Jun 2019
  • COSTA Eronita. Nutrição & Fitoterapia. 2º. Brasil: Vozes Ltda, 2011. 226-228.
  • Mansoreh Ghaeni et al. Review for Application and Medicine Effects of Spirulina, Spirulina platensis Microalgae. Journal of Advanced Agricultural Technologies. 3. 2; 114-117, 2016
  • NGO-MATIP Marthe-Elise; PIEME Constant et al. Impact of daily supplementation of Spirulina platensis on the immune system of naïve HIV-1 patients in Cameroon: a 12-months single blind, randomized, multicenter trial. Nutritional Journal. 14. 2015
  • SIMPORE Jaques; PIGNATELLI Salvatore et al. The effects of Spiruline on the immune functions of HIV-infected undernourished children. Journal of Infection in Developing Countries. 2. 1; 112-117, 2007
  • EDWARDS Sarah; DA COSTA Inês et al. Phytopharmacy an Evidence-Based Guide to Herbal Medicinal Products: Spirulina. 1. United Kingdom: WILEY, 2015.
Más sobre este tema: