Centella asiática: para qué sirve y cómo utilizarla

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero

La centella asiática es una planta rica en ácido asiático, flavonoides, carotenoides, vitamina C, B y antioxidantes, siendo muy utilizada en la medicina ayurveda y en la medicina convencional, que es usada en el tratamiento de enfermedades de la piel, como dermatitis, lepra y psoriasis, además de utilizarse en casos de ansiedad, mala circulación y cansancio mental.

Esta planta, también conocida como Gotu Kola, aporta todos estos beneficios gracias a sus propiedades antiinflamatorias, bactericidas, calmantes, cicatrizantes y estimulantes.

El uso de la centella asiática generalmente se realiza en forma de té, tintura o cápsulas, además de pomada, gel o crema, debiendo ser siempre usada bajo la orientación de un fitoterapeuta o un profesional de salud con conocimiento en plantas medicinales. 

Para qué sirve

Los principales beneficios de la centella asiática son:

1. Promover la cicatrización

La ingesta de esta planta o la aplicación en la piel en forma de crema, pomada o gel disminuye la inflamación y aumenta la producción de colágeno, mejorando la cicatrización de heridas cerradas y quemaduras. En estos casos, una de las recomendaciones de uso en adultos es la ingesta de 1 a 2 comprimidos de 10 mg de extracto de centella asiática 3 veces al día, antes de de las comidas, durante 4 semanas. 

Como la centella asiática también tiene propiedades bactericidas y antiinflamatoria, también se recomienda como pomada o crema para el tratamiento de otros problemas de la piel, tales como dermatitis y lepra.

2. Mejorar la circulación

La centella asiática ayuda a fortalecer las venas y mejorar la circulación sanguínea, promoviendo la mejoría de las varices y hemorroides, además de disminuir la inflamación, adormecimiento, cansancio y calambres en las piernas. Además, esta planta ayuda en el tratamiento y prevención de enfermedades cardiovasculares, como derrame, aterosclerosis, presión alta e infarto. Vea otras formas de mejorar la circulación.

Estudios demostraron que el tratamiento con la ingesta de cápsulas o comprimidos con 60 a 120 mg de centella asiática durante 3 meses mejora los síntomas de varices y de mala circulación.

3. Reducir la inflamación

Debido a su acción antioxidante, antiinflamatorio y bactericida, la centella asiática puede utilizarse en el tratamiento de enfermedades inflamatorias, como artritis reumatoide o lupus.

Además, un estudio [1] demostró que la aplicación en la piel de una crema a base de extracto de esta planta durante 3 a 8 semanas también ayuda a disminuir las lesiones de la psoriasis.

4. Tratar la flacidez y estrías

La ingesta de té y el uso de cremas a base de centella asiática ayudan a evitar y disminuir estrías. Además, esta planta combate la flacidez y las arrugas, debido a los flavonoides, antioxidantes y vitamina C que contiene, los cuales previenen el envejecimiento precoz y estimula la producción de colágeno, que es importante para mantener la piel hidratada y tonificada.

5. Disminuir la ansiedad y mejorar el humor

La centella asiática actúa en el sistema nervioso, y la ingesta del extracto o del té de de esta planta, promueve una función estimulantes, revigorizante y tranquilizante, siendo normalmente utilizada para tratar la ansiedad, insomnio, mejorar el humor y las funciones cognitivas.

Un estudio [2] demostró que la ingesta de 750 mg de extracto de centella asiática por 2 meses contribuye a mejorar la memoria, concentración y el humor. Este mismo estudio comprobó que la ingesta de 1000 mg de extracto de esta planta durante 6 meses mejoró la depresión, insomnio y pérdida del apetito en adultos mayores.

6. Prevenir y combatir el cáncer

Los antioxidantes y la vitamina C presentes en la centella asiática protegen a las células contra los daños de los radicales libres, previniendo diversos tipos de cáncer.

Además, algunos estudios [2][3][4] sugieren el uso de esta planta para el tratamiento de algunos tipos de cáncer, ya que varios de sus compuestos, como el ácido asiático y asiaticosídeoo, tienen propiedades que tornan a la centella asiática capaz de disminuir el crecimiento de tumores y combatir la células cancerígenas en el colon, hígado. próstata y mama, por ejemplo. 

7. Tratar úlceras gástricas

Los antioxidantes y los compuestos bactericidas de hoja de centella asiática ayudan a mejorar la cicatrización en el estómago, pudiendo ayudar en el tratamiento de úlceras gástricas.

Además, la centella asiática aumenta la producción de GABA, que es un aminoácido que ayuda a disminuir la ansiedad y el estrés, que están directamente relacionados con alteraciones en el estómago.

8. Ayudar a mejorar la retención de líquidos

Un estudio[1] realizado en ratones demostró que la centella asiática ayuda a tratar el edema e hipertensión causados por la retención de líquidos, debido a que el extracto de metanol obtenido de las hojas de esta planta tiene un efecto diurético, haciendo que se pierda el líquido en exceso, pudiendo mejorar  los síntomas causados por la retención en casos de diabetes y enfermedades renales y del hígado.

Sin embargo, es necesario que se realicen estudios en humanos para confirmar el efecto diurético de la centella asiática. 

Cómo tomar Centella asiática

La centella asiática puede consumirse en forma de té, tintura o cápsulas, y utilizarse en la piel en forma de crema o lociones para aplicaciones locales.

Esta planta puede encontrarse en farmacias y tiendas de productos naturales. La cantidad recomendada varia de acuerdo al problema a tratar. Sin embargo, las recomendaciones generales son:

  • Cápsulas de hojas secas: hasta 3 veces al día;
  • Comprimidos: hasta 3 veces al día;
  • Tés de hojas secas: hasta 3 tazas (750 ml) por día;
  • Tintura: de 2 a 4 cucharadas por día.

Otra forma en que la centella asiática normalmente se recomienda es en pomada que contenga 1 ml de tintura de esta planta, sugiriéndose aplicarse hasta 2 veces al día.

La ingesta máxima recomendada de centella asiática es de hasta 1 mg/kg de peso corporal al día por hasta 6 semanas. Quien tiene la recomendación de consumir esta planta por un largo período (hasta 6 semanas) debe hacer una pausa de 2 semanas y después retomar su consumo.

Debido a que tiene algunas contraindicaciones, el consumo de centella asiática debe realizarse de preferencia con la orientación de un profesional de la salud especialista en el uso de plantas medicinales.

Cómo hacer té de Centella asiática

El té de centella asiática debe prepararse en proporción de 1 cucharada sopera de hojas secas por cada 500 ml de agua. Se debe hervir agua, agregar las hojas y apagar la estufa. A continuación, tapar el recipiente y dejar reposar durante 10 a 15 minutos. Posteriormente beber de 2 a 3 veces al día.

Posibles efectos secundarios

Los efectos colaterales de la centella asiática se producen principalmente cuando se utiliza en pomada, crema o gel, pudiendo manifestarse enrojecimiento en la piel, comezón y sensibilidad al sol.

La ingesta de dosis muy elevadas de esta planta puede causar náuseas, mareos, dolor de estómago, vómitos y dolor de cabeza.

Contraindicaciones

La centella asiática está contraindicada en embarazadas, durante la lactancia y en personas con problemas en el hígado o riñones.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em julio de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em julio de 2022.

Bibliografía

  • QURESHI, Mahmood et al. Diuretic Activity of Centella asiatica (L.) Urban. Hamdard Medicus. 60. 3; 15-19, 2017
  • PITTELLA, Frederico al. Antioxidant and Cytotoxic Activities of Centella asiatica (L) Urb. . International Journal of Molecular Sciences. Vol.10. 3713-3721, 2009
Abrir la bibliografía completa
  • TANG, Xue-Lian et al. Asiatic Acid Induces Colon Cancer Cell Growth Inhibition and Apoptosis through Mitochondrial Death Cascade. Biological and Pharmaceutical Bulletin. Vol.32. 8.ed; 1399—1405, 2009
  • EUROPEAN MEDICINES AGENCY. Assessment report on Centella asiatica (L.) Urban, herba. 2010. Disponível em: <https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-report/final-assessment-report-centella-asiatica-l-urban-herba-first-version_en.pdf>. Acceso en 12 jul 2021
  • Seyed Nabavi Ana Silva. Nonvitamin and Nonmineral Nutritional Supplements. 1.ed. United Kingdom: Elsevier, 2019. 265-275.
  • GOHIL, J, Kashmira et al. Pharmacological Review on Centella asiatica: A Potential Herbal Cure-all. Indian Journal of Pharmaceutical Sciences. Vol.72. 5.ed; 546–556, 2010
  • HUSSIN, Faridah et al. The centella asiatica juice effects on DNA damage, apoptosis and gene expression in hepatocellular carcinoma (HCC). BMC Complementary and Alternative Medicine. Vol. 14. 32.ed; 1-7, 2014
  • EXAMINE.COM. Centella Asiatica. Disponível em: <https://examine.com/supplements/centella-asiatica/>. Acceso en 10 oct 2019
  • JANA U et al. A clinical study on the management of generalized anxiety disorder with Centella asiatica. Nepal Medical College. 12. 1; 8-11, 2010
  • COSTA Eronita. Nutrição & Fitoterapia. 2º. Brasil: Vozes Ltda, 2011. 115-117.
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitorerapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.