Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Pomadas para tratar las quemaduras

El Furacín y el beducen son algunos ejemplos de las pomadas más utilizadas en el tratamiento de quemaduras, que ayudan en el proceso de cicatrización y previenen el surgimiento de infecciones. 

Las pomadas para quemaduras pueden ser compradas en cualquier farmacia y generalmente no necesitan prescripción médica, siendo indicadas para el tratamiento de quemaduras leves de 1º grado, que no presenten ampollas o que la piel se esté desprendiendo.

Pomadas para tratar las quemaduras

1. Bepanthen o beducen

Es una pomada compuesta por Dexpanthenol, un compuesto que protege y nutre la piel, ayudando a su cicatrización y estimulando su regeneración. Esta pomada debe ser aplicada sobre la quemadura 1 a 3 veces por día, siendo apenas indicada para quemaduras leves de 1º grado, que no formaron ampollas.

2. Furacín

Esta pomada es antibacteriana y está compuesta por nitrofurazona, que previene el desarrollo de bacterias o las trata en caso de que ya haya una infección. Esta pomada es indicada para quemaduras de 2º y 3º grado, y debe ser aplicada 1 a 3 veces por día, alrededor de 10 días. Se debe aplicar la cantidad suficiente directamente sobre la lesión con una gasa esterilizada. Debe ser colocada bajo orientación médica. 

3. Argentafil

Es una pomada antibacteriana y antifúngica, compuesta por sulfadiazina de plata, se usa para prevenir y tratar las infecciones de las quemaduras de 2º y 3º grado, ayudando en el proceso de cicatrización. Debe ser indicada bajo orientación médica y debe ser aplicada 1 ó 2 veces al día.

Pomadas para tratar las quemaduras

4. Recoverón NC

Es una pomada cicatrizante que ayuda a regenerar la piel, está compuesta por ácido acexámico con neomicina. La cual está indicada en quemaduras de 1º y 2º grado, sin infección donde se desee acelerar el proceso de cicatrización y eliminar ó prevenir la  presencia de gérmenes patógenos que pudieran retrasar el proceso. Aplicar 1 a 2 veces al día, previa asepsia y antisepsia de la herida, debiendo ser utilizada durante máximo 3 semanas.

Cómo tratar una quemadura de 1º grado

Las quemaduras de 1º grado son quemaduras leves y fáciles de tratar, y se debe hacer de la siguiente forma:

  1. Comenzar por lavar bien la zona a tratar, y si es posible colocar la región quemada bajo agua corriente durante 5 a 15 minutos;
  2. Después, aplicar compresas frías en el local, y dejar actuar mientras haya dolor o hinchazón. Las compresas pueden ser empapadas en agua fría o en té de manzanilla helada, que ayuda a calmar la piel;
  3. Por último, se pueden colocar pomadas cicatrizantes o cremas antibióticas y corticoides, que deben aplicarse de 1 a 3 veces al día, durante 3 a 5 días de tratamiento, bajo la orientación de un profesional de la salud.

Si posteriormente aparecen ampollas o si la piel se desprende, se recomienda que consulte a un médico o enfermero para que le sea indicado el mejor tratamiento y se prevenga la aparición de infecciones.

Más sobre este tema:
Carregando
...