Diarrea: 10 causas y qué hacer

Revisión médica: Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
julio 2022

La diarrea es una alteración relativamente común que ocurre cuando el revestimiento del intestino no puede absorber o eliminar líquidos de manera normal, lo que puede ser causado por estrés, ansiedad, intoxicación alimentaria, malabsorción de los alimentos, enfermedades inflamatorias intestinales o incluso por el uso de algunos medicamentos.

Se considera diarrea cuando se producen deposiciones de heces con consistencia más líquida o pastosa y con mayor frecuencia de lo habitual. Considerándose diarrea aguda cuando dura menos de 2 semanas, y diarrea crónica cuando dura más de 4 semanas.

La diarrea normalmente no es una condición grave, pero debe ser evaluada por un gastroenterólogo si dura más de 2 a 3 días, ya que la pérdida excesiva de agua por las heces puede causar deshidratación con síntomas como cansancio excesivo, disminución de la producción de orina, mareos o confusión mental. Por esto, independientemente de la causa, es muy importante siempre beber muchos líquidos para acelerar la recuperación y evitar complicaciones.

Conozca qué beber y comer en las crisis de diarrea.

Las principales causas de la diarrea incluyen:

1. Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria es una de las causas más frecuentes de diarrea y se produce después del consumo de alimentos o agua contaminada por virus o bacterias, generando una situación de diarrea infecciosa aguda, la cual puede contener sangre o moco, además de ir acompañada de otros síntomas como fiebre, cólicos intestinales, náuseas o vómitos.

Generalmente, la intoxicación alimentaria ocurre por no cocinar bien los alimentos, principalmente carnes, tocar la comida con las manos sucias o comer alimentos después de la fecha de vencimiento, por ejemplo.

Qué hacer: se debe mantener el cuerpo hidratado, bebiendo mucha agua o suero casero, guardar reposo y comer comidas pequeñas con alimentos más ligeros como pan tostado, plátanos o arroz. Sin embargo, si la diarrea no mejora después de 2 o 3 días, si surgen síntomas de deshidratación como confusión mental o palpitaciones, o si forma parte de un grupo de riesgo como niños o ancianos, se debe buscar ayuda médica para iniciar el tratamiento más adecuado, que se puede hacer con suero o con el uso de antibióticos

Vea el siguiente video con la nutricionista Tatiana Zanin para saber cómo debe ser la alimentación para aliviar la diarrea.

2. Consumo de alimentos que irritan el intestino

Algunos alimentos como frutas muy ácidas, frituras, queso, helados, cebolla, ajo o alimentos que contienen cafeína como café o té verde, por ejemplo, pueden causar irritación en el intestino, principalmente cuando son consumidos en exceso o cuando la persona tiene algún problema intestinal, causando diarrea, cólicos o exceso de gases.

Qué hacer: se debe evitar o reducir el consumo de alimentos que causan irritación en el intestino, además de incrementar el consumo de agua para hidratar el cuerpo e incluir en la dieta alimentos más ligeros y de fácil digestión, como pera, guayaba o manzana o puré de papa o calabaza, por ejemplo.

3. Ingesta de alimentos laxantes

Algunos tipos de alimentos, especialmente las verduras, las frutas y las semillas, son muy ricos en fibras y, por lo tanto, poseen propiedades laxantes que estimulan la función del intestino, haciendo las heces más blandas. Conozca una lista más completa de los principales alimentos laxantes.

Así, personas que han consumido recientemente una cantidad elevada de este tipo de alimentos también pueden presentar diarrea durante 1 o 2 días.

Qué hacer: se debe evitar el consumo en exceso de este tipo de alimentos, especialmente cuando ya existe diarrea. Asimismo, es importante aumentar la ingesta de agua y realizar comidas ligeras y de fácil digestión.

4. Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad son situaciones que desencadenan la activación de señales químicas en el cerebro y la liberación de hormonas, como adrenalina y cortisol, que llevan a la persona a un estado de alerta constante, alteraciones en la digestión de los alimentos y aumento de las contracciones de los músculos del intestino. Por tal razón, pasar por una situación de estrés intenso o ansiedad puede causar diarrea, dolor abdominal o náuseas.

Qué hacer: se debe adoptar medidas para aliviar el estrés o la ansiedad, como relajarse en un lugar tranquilo o beber un té calmante, como manzanilla, pasiflora o valeriana. Aparte de esto, para evitar una nueva crisis, se recomienda, realizar actividades placenteras con regularidad, como caminar o practicar algún hobby, o buscar ayuda profesional de un médico y/o un psicoterapeuta.

Conozca otras formas de aliviar el estrés y la ansiedad.

5. Lombrices intestinales

Las lombrices intestinales, como ascaris, tenias u oxiuros, por ejemplo, son parásitos que se alojan en el intestino causando cambios en la digestión y absorción de los alimentos. Esto puede provocar síntomas gastrointestinales como diarrea constante, dolor abdominal, sangre en las heces, náuseas y pérdida de apetito.

Estas lombrices generalmente son transmitidas por la ingesta de agua, verduras, frutas, pescados o carnes crudas o mal cocidas que están contaminadas con los huevos de la lombriz, o por manipular alimentos sin lavar bien las manos.

Qué hacer: en caso de sospecha de infección por lombrices intestinales se debe consultar a un médico general, pediatra o gastroenterólogo, para iniciar el tratamiento con medicamentos antiparasitarios, como albendazol o mebendazol, por ejemplo. Aparte de eso, es importante adoptar medidas de higiene, como lavar las manos antes de comer y hacer la desinfección de verduras y frutas, además de cocinar bien las carnes y pescados, para evitar ingerir huevos de lombrices que originen una nueva infección.

Vea otras medidas de higiene para evitar lombrices intestinales.

6. Intolerancia alimentaria

La intolerancia alimentaria es una dificultad para digerir ciertos alimentos como leche, pan o pasta, o aditivos alimentarios, como colorantes o conservantes, por ejemplo, causando una crisis de diarrea que puede iniciarse unas horas después de ingerir el alimento y que puede estar acompañada de formación de gases intestinales en exceso, náuseas o cólicos abdominales.

Aunque los síntomas son similares, la intolerancia alimentaria es diferente a la alergia alimentaria, porque en la alergia hay además una reacción del sistema inmunitario que puede causar síntomas más graves que se inician inmediatamente después de la ingestión del alimento, como dificultad para respirar, dolor en el pecho, sensación de opresión en la garganta o hinchazón en la cara. 

Qué hacer: generalmente la diarrea causada por intolerancia alimentaria mejora en 24 horas, sin embargo, se debe mantener el cuerpo bien hidratado tomando pequeños sorbos de agua o suero casero de forma regular. Asimismo, es importante intentar identificar el alimento que causó la intolerancia y consultar a un gastroenterólogo o un nutricionista para confirmar el diagnóstico e indicar una dieta personalizada. Otra recomendación importante es leer las etiquetas de los alimentos antes de consumirlos para evitar episodios de diarrea.

7. Enfermedades inflamatorias intestinales

Algunas enfermedades intestinales como colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o enfermedad celíaca pueden provocar una inflamación en el intestino, causando diarrea crónica que puede durar más de 4 semanas y que suele ir acompañada de síntomas como fiebre, dolor abdominal o heces con sangre o moco. En muchas ocasiones, las enfermedades inflamatorias del intestino también causan períodos de estreñimiento que se intercalan con períodos de diarrea. Aprenda a identificar una enfermedad inflamatoria intestinal.

Qué hacer: se debe consultar al gastroenterólogo para que se realice el diagnóstico de la enfermedad y se inicie el tratamiento más adecuado, que se puede hacer con el uso de medicamentos antiinflamatorios, corticosteroides, antibióticos, antidepresivos o antidiarreicos. Aparte de esto, es importante hacer un seguimiento con un nutricionista, el cual debe indicar una alimentación personalizada para cada tipo de enfermedad intestinal.

8. Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es un trastorno en el que se producen alteraciones de los movimientos del intestino, causados por intolerancia a ciertos alimentos, como frutas cítricas, café, frijoles o incluso bebidas gaseosas, por ejemplo, o por ansiedad y estrés, dando origen a crisis de diarrea, que puede ir acompañada de otros síntomas como cólico abdominal o exceso de gases.

En algunas situaciones, la persona puede presentar diarrea con sangre o tener períodos de estreñimiento intercalados con diarrea.

Qué hacer: se debe evitar el consumo de alimentos que puedan causar crisis de diarrea, además de identificar situaciones que causen estrés y ansiedad, y realizar actividades relajantes o tomar un té calmante como el té de manzanilla o té de valeriana, por ejemplo. Asimismo, se debe consultar al gastroenterólogo si la diarrea no mejora, y tener un seguimiento con un psicólogo o psiquiatra para tratar la ansiedad o el estrés, de ser necesario. 

9. Uso de medicamentos

Algunos medicamentos como antibióticos, antiinflamatorios, antihipertensivos, antidiabéticos, antidepresivos o antiácidos, así como los medicamentos utilizados en el tratamiento de quimioterapia, pueden alterar los movimientos del intestino o provocar cambios en la flora intestinal, dando lugar a la aparición de diarrea como efecto secundario.

Qué hacer: se debe comunicar el efecto secundario al médico que prescribió el medicamento, para que sea revaluado el tratamiento y la posibilidad de disminuir la dosis del fármaco o cambiarlo por otro, o para que se realice el tratamiento con antidiarreicos, por ejemplo.

No se debe interrumpir el uso de los medicamentos sin el conocimiento del médico. En el caso del uso de antibióticos, se pueden utilizar probióticos para regular la flora intestinal. Además, se debe evitar el uso excesivo de laxantes.

10. Cirugía gastrointestinal

Algunas cirugías que involucran el sistema gastrointestinal, como cirugía bariátrica, la extirpación de la vesícula biliar o la extirpación de parte del intestino, pueden alterar el movimiento o la absorción de agua y grasas, causando diarrea, que es una condición normal que puede ocurrir principalmente en el primer mes de la cirugía, y puede estar acompañada de exceso de gases o náuseas, por ejemplo.

Qué hacer: se debe mantener el cuerpo hidratado, bebiendo agua u otros líquidos recomendados por el médico, y acudir con regularidad a consultas con el médico que indicó la cirugía, además de la dieta prescrita por el nutricionista de manera personalizada según el tipo de procedimiento realizado.

¿Fue útil esta información?

Atualizado e revisto clinicamente por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em julio de 2022.

Bibliografía

  • CAIO, G.; et al. Celiac disease: a comprehensive current review. BMC Med. 17. 142; 1-20, 2019
  • PAPADAKIS, Maxine A.; MCPHEE, Stephen J.; RABOW, Michael W. Current Medical Diagnosis & Treatment 2019. 58th. NEW YORK: McGraw-Hill Education, 2019. 587-594.
Abrir la bibliografía completa
  • LONGO, Dan L.; et al. Medicina interna de Harrison. Capítulo 40: Diarréia e Constipação. 18.ed. São Paulo: AMGH Editora, 2013. 308-317.
  • TORRES, J.; et al. Crohn's disease. Lancet. 389. 10080; 1741-1755, 2017
  • DEFREES, D. N.; BAILEY, J. Irritable Bowel Syndrome: Epidemiology, Pathophysiology, Diagnosis, and Treatment. Prim Care. 44. 4; 655-671, 2017
  • UNGARO, R.; et al. Ulcerative colitis. Lancet. 389. 10080; 1756-1770, 2017
  • KLEINE-TEBBE, J.; et al. Food Allergy and Intolerance : Distinction, Definitions and Delimitation. Bundesgesundheitsblatt Gesundheitsforschung Gesundheitsschutz. 59. 6; 705-22, 2016
  • LAWRENCE, D. T.; et al. Food poisoning. Emerg Med Clin North Am. 25. 2; 357-73, 2007
  • DI COSTANZO, M.; BERNI CANANI, R. Lactose Intolerance: Common Misunderstandings. Ann Nutr Metab. 73. 4; 30-37, 2018
  • LOMER, M. C. Review article: the aetiology, diagnosis, mechanisms and clinical evidence for food intolerance. Aliment Pharmacol Ther. 41. 3; 262-75, 2015
  • BERNARDES, Nicole B.; et al. Intoxicação Alimentar um Problema de Saúde Pública. Id on Line Rev. Mult. Psic. 12. 42; 894-906, 2018
Revisión médica:
Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
Médico general por la UPAEP con cédula profesional Nº12420918 y Licenciado en Psicología Clínica por la UDLAP Nº 10101998.

Tuasaude en Youtube

  • 3 principales enfermedades que causan DIARREA

    06:51 | 3288 visualizações
  • Qué comer cuando se tiene diarrea/ Dieta astringente

    03:24 | 416310 visualizações
  • Cómo hacer SUERO CASERO | Tratamiento para la diarrea, vómitos y deshidratación

    02:34 | 405429 visualizações