Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento para los parásitos intestinales

El tratamiento para las lombrices o parásitos intestinales se debe hacer con el uso de medicamentos antiparasitarios prescritos por el médico general como por ejemplo Albendazol o Mebendazol.

Sin embargo, el tratamiento debe ser complementado con algunos cuidados de higiene como lavarse las manos antes de comer o después de ir al baño y, lavarse las sábanas 2 veces por semana para evitar que la infección vuelva a surgir o que infecte a otros miembros de la familia.

De esta forma, todos los miembros de la familia deben tomar los medicamentos y tener los mismos cuidados de higiene que la persona infectada para evitar contaminarse.

Si sospecha de que pueda estar infectado con parásitos intestinales lea: 9 Síntomas que pueden indicar la presencia de parásitos intestinales.

Tratamiento para los parásitos intestinales

1. Medicamentos antiparasitários

Los medicamentos más utilizados para eliminar los gusanos son el Albendazol y el Mebendazol, que pueden ser comprados en la farmacia en forma de comprimidos de ingesta única o jarabe para adultos y niños mayores de 2 años.

Sin embargo, los medicamentos sólo eliminan las lombrices adultas, no siendo capaces de eliminar los huevos. De esta forma, las medidas de higiene durante y después del tratamiento se deben mantener por toda la familia, para evitar la transmisión de los huevos y que vuelva a surgir una nueva infestación.

Este tipo de medicamento puede provocar la aparición de algunos efectos secundarios como dolor abdominal, abdomen hinchado y diarrea, especialmente cuando la infección por las lombrices está muy desarrollada.

2. Cuidados de higiene 

Los cuidados de higiene son otra parte muy importante del tratamiento, ya que ayudan a evitar la transmisión de los huevos que no son eliminados por los medicamentos prescritos por el médico.

Por lo que los cuidados más importantes son:

  • Lavarse a menudo las manos, principalmente antes de cocinar y después de defecar;
  • No compartir toallas y cepillos de dientes;
  • Mantener los cepillos de dientes en un armario cerrado y lavarlos antes de cada uso;
  • Lavarse las manos antes y después de cambiar el pañal;
  • No roerse las uñas y no colocarse los dedos en la boca;
  • Mantener las uñas cortas;
  • Cada persona debe tener su propia toalla de baño;
  • Lavar las sábanas, pijama y toallas por lo menos 2 veces por semana;
  • Limpiar las habitaciones, el baño y la cocina por lo menos 1 vez a la semana.

Estos cuidados deben mantenerse durante 6 semanas para asegurarse de que todos los huevos se eliminan sin que se transmitan a otro miembro de la familia.

Tratamiento casero para parásitos intestinales

El tratamiento casero para los parásitos intestinales se puede hacer con el té de algarrobo o jatoba, ya que contiene propiedades vermífugas. Para hacer el té, basta colocar 1 cucharada de las cáscaras de la jatoba en una olla con 500 ml de agua y dejar hervir por 15 minutos, bebiendo 3 tazas de té por día.

Vea otros tratamientos naturales para combatir las lombrices en: 7 Remedios caseros para parásitos intestinales.

Signos de mejoría

Las señales de mejoría incluyen la disminución del dolor abdominal e hinchazón, reducción de la comezón en el ano o en la región íntima de la mujer, disminución de las náuseas y vómitos y ausencia de las lombrices en el papel higiénico o en las heces.

Signos de que empeora

Las señales que indican que la infestación está empeorando surgen cuando el individuo no hace el tratamiento e incluye pérdida de peso, hinchazón abdominal, falta de apetito o heces oscuras.

Vea también cómo eliminar fácilmente las lombrices en bebés y niños: Cómo saber si su hijo tiene parásitos intestinales.

Más sobre este tema:


Carregando
...