Candida Auris: síntomas y tratamiento

La Candida auris es un tipo de hongo que suele contagiarse en los hospitales, causando infecciones graves en pacientes con el sistema inmune débil y con un largo tiempo de hospitalización, además de que es resistente a múltiples fármacos, por lo que es difícil de tratar e incluso de identificar, ya que puede confundirse con otras especies de Candida, por ello se le conoce como "superhongo". 

La Candida auris fue aislada por primera vez en 2009 a partir de una muestra de secreción en el oído de un paciente japonés y en el 2016 se determinó que el surgimiento de este hongo debe ser notificado obligatoriamente, ya que controlar esta infección es difícil. El tratamiento debe ser individualizado y basado en los resultados de los exámenes para evitar complicaciones como 

Candida Auris: síntomas y tratamiento

Principales síntomas

La infección por Candida auris es más común en personas que permanecen en el hospital por largos períodos y poseen el sistema inmunológico comprometido, o que favorece la presencia del hongo en el torrente sanguíneo, causando el surgimiento de algunos síntomas como:

  • Fiebre alta;
  • Mareos;
  • Fatiga;
  • Aumento de la frecuencia cardíaca;
  • Vómitos.

Este hongo se identificó en el oído, sin embargo, se encuentra más asociado a infecciones urinarias y del sistema respiratorio, pudiendo ser confundido con otros microorganismos. A pesar de esto, aún no está claro si el foco de la infección por Candida auris puede ser realmente el pulmón o el sistema urinario, o si el hongo surge en estos sistemas como consecuencia de la infección en otro lugar del organismo, ya que se ha detectado en fosas nasales, ingles, axilas e incluso el recto.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de la infección por Candida auris es difícil, ya que los métodos de identificación disponibles son poco específicos para la identificación de esta especie además de su difícil acceso por parte de los centros de salud, sin embargo se cuenta con exámenes específicos, como MALDI-TOF MS o  PCR específica para Candida auris que pueden ayudar al diagnóstico de esta infección. 

Además, este hongo puede ser aislado de diversos materiales biológicos, como por ejemplo sangre, secreción de la herida, secreciones respiratorias o de la orina, por ejemplo, por lo que es importante que el laboratorio realice exámenes más específicos cuando se identifique en la muestra la presencia de levadura perteneciente al género Cándida.

Es importante también que a medida que el test de diagnóstico se realice, también se haga un antifungigrama, que es una prueba que tiene como objetivo identificar los antifúngicos al que el hongo es sensible o resistente y, de esta forma, saber cuál es el tratamiento más adecuado para la infección.

¿Quién tiene más riesgo de infección?

El riesgo de infección por Candida auris es mayor cuando la persona se encuentra hospitalizada por un largo período de tiempo, utilizó anteriormente antifúngicos, poseen un catéter venoso central u otros tubos en el cuerpo, fue sometido recientemente a procedimientos quirúrgicos, posee enfermedades como diabetes, enfermedad renal crónica, neoplasias, y se encuentra con el sistema inmunológico débil.

El uso prolongado o indiscriminado de antibióticos también puede favorecer la infección de este "superhongo", ya que los antibióticos en exceso pueden eliminar las bacterias capaces de combatir la entrada de Candida auris en el organismo, evitando la infección. De esta forma, cuanto más antibióticos se utilicen, mayor es el riesgo de infección por este "superhongo", principalmente cuando la personas se encuentra en el hospital.

Además, las personas que han sido intervenidas quirúrgicamente, poseen enfermedades crónicas como diabetes, por ejemplo, y tienen el sistema inmunológico debilitado, tienen más posibilidades de infección por Candida auris.

Por esto es importante que el hospital tenga un sistema de control de infección eficiente y estimule medidas de prevención de infección, tanto con el paciente y la visitas como con el equipo de salud.

Conozca cómo prevenir las infecciones hospitalarias.

Tratamiento para Candida auris

El tratamiento para Candida auris es complicado, ya que este hongo ha demostrado resistencia a los antifúngicos utilizados normalmente en el tratamiento de las infecciones por Candida. De esta forma, el tratamiento que el médico indicará dependerá de cada caso, de la gravedad de la infección y del estado de salud del sistema inmunológico del paciente, sin embargo se ha recomendado el uso de equinocandinas, un tipo de antifúngico, como terapia inicial.

Es importante que la infección por Candida auris sea identificada y tratada lo antes posible para evitar que el hongo se extienda por el torrente sanguíneo y dé lugar a una infección generalizada, lo que a menudo suele ser fatal.

Cómo se previene

La prevención de la infección por Candida auris debe ser realizada con el objetivo de evitar el contagio de ese microorganismo, que puede suceder principalmente en un medio hospitalario por medio del contacto prolongado con superficies contaminadas con el hongo o dispositivos médicos, principalmente catéteres.

Así, con el objetivo de prevenir el contagio de este hongo es importante prestar atención al lavado de manos antes y después del contacto con el paciente, así como atención a la desinfección de las superficies en el hospital y de los dispositivos médicos.

Además, es importante que la persona que sea diagnosticada con la infección por Cándida auris permanezca en aislamiento, ya que de esta forma es posible prevenir la infección de otras personas alrededor y que tienen el sistema inmunológico más debilitado.

Por eso, es importante que el hospital tenga un sistema de control de infección eficiente y estimule las medidas de prevención de infección tanto relacionadas con el paciente y el equipo médico como con las visitas en el hospital, además de establecer protocolos de identificación y monitorización laboratorial de las infecciones por Cándida sp. que presentan resistencia a los antifúngicos.

Conozca cómo prevenir infecciones en el hospital.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • ANVISA. Alerta de Risco GVIMS/GGTES/Anvisa n o 01/2020 . 2020. Disponible en: <https://www.gov.br/anvisa/pt-br/assuntos/noticias-anvisa/2020/identificacao-de-possivel-caso-de-candida-auris-no-brasil/ALERTA012020CANDIDAAURIS07.12.2020_2.pdf>. Acceso en 16 Dic 2020
  • CDC. Infection Prevention and Control for Candida auris. Disponible en: <https://www.cdc.gov/fungal/candida-auris/c-auris-infection-control.html>. Acceso en 16 Dic 2020
  • ANVISA. Relatos de surtos de Candida auris em serviços de saúde da América Latina. . 2017. Disponible en: <https://www.gov.br/anvisa/pt-br/centraisdeconteudo/publicacoes/servicosdesaude/comunicados-de-risco-1/comunicado-de-risco-no-01-2017-gvims-ggtes-anvisa-1/@@download/file/COMUNICADO_DE_RISCO_Candida_auris.pdf>. Acceso en 16 Dic 2020
  • CDC. Candida auris. Disponible en: <https://www.cdc.gov/fungal/candida-auris/index.html>. Acceso en 02 Abr 2019
  • CDC. General Information about Candida auris. Disponible en: <https://www.cdc.gov/fungal/candida-auris/candida-auris-qanda.html>. Acceso en 02 Abr 2019
  • SPIVAK, Emily S.; HANSONA, Kimberly E. Candida auris: an Emerging Fungal Pathogen. Journal of Clinical Microbiology. Vol 56. 2 ed; 1-10, 2018
  • SARDI, Janaina de C. O.; SILVA, Diego R.; GIANNINI, Maria J. S. M.; ROSALEN, Pedro L. Candida auris: Epidemiology, risk factors, virulence, resistance, and therapeutic options. Microbial Pathogenesis. 2018
  • AHMAD, S; ALFOUZAN, W. Candida auris: Epidemiology, Diagnosis, Pathogenesis, Antifungal Susceptibility, and Infection Control Measures to Combat the Spread of Infections in Healthcare Facilities. Microorganisms. 9. 4; 807, 2021
  • ZULUAGA-RODRIGUEZ, A. Candida auris: estrategias y retos para prevenir un brote. Biomédica. 40. 1; 2020
Más sobre este tema: