Ruidos intestinales (borborigmos): 11 causas y qué hacer

Actualizado en octubre 2023

Los ruidos intestinales, conocidos como borborigmos, son normales especialmente después de comer, ya que las paredes intestinales se contraen para facilitar el paso de los alimentos y favorecer la digestión. Además, los ruidos también son habituales en caso de gases o cuando la persona tiene hambre, ya que en este caso el intestino y el estómago se contraen provocando ruidos.

Sin embargo, cuando los ruidos se acompañan de otros síntomas como dolor e hinchazón del abdomen, fiebre, malestar general, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento y pérdida de peso sin causa aparente, puede ser indicativo de infección, inflamación u obstrucción intestinal.

Por lo tanto, si los ruidos abdominales son frecuentes y se acompañan de otros signos y síntomas, es importante consultar a un gastroenterólogo o médico general para que pueda realizar el diagnóstico e indicar el tratamiento más adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

Principales causas

Las principales causas de ruidos intestinales son:

1. Hambre

El hambre es una las principales causas del ruido en el abdomen, porque cuando sentimos hambre hay aumento de la concentración de algunas sustancias en el cerebro que garantizan la sensación de hambre y envían señales al intestino y al estómago, induciendo a la contracción de estos órganos y conduciendo a la aparición de los ruidos.

Estos ruidos también son normales después de una comida, pues, las paredes del intestino se contraen para facilitar el pasaje del alimento y favorecer la digestión.

Qué hacer: cuando el hambre es la causa de los ruidos en el abdomen, lo mejor que hay que hacer es comer, dando preferencia alimentos saludables y ricos en fibras para favorecer el movimiento intestinal y la digestión.

2. Exceso de gases

La presencia de una mayor cantidad de gases en relación a la cantidad de líquido que pasa por el sistema digestivo, también lleva a la aparición de ruidos.

Qué hacer: en estos casos es importante tener una alimentación pobre en alimentos que originen gases, como los frijoles y el repollo, por ejemplo, pues fermentan mucho durante el proceso digestivo y aumentan la cantidad de gases producidos en el organismo, originando ruidos.

Vea en el siguiente video, que hacer para acabar con los gases:

youtube image - Cómo ELIMINAR los gases naturalmente

3. Digestión de los alimentos

Después de comer, la digestión de los alimentos también puede provocar ruidos en el vientre, a medida que los alimentos, líquidos o gases pasan por el estómago y los intestinos, siendo este movimiento gastrointestinal conocido como peristalsis.

Qué hacer: como es una condición normal, se recomienda comer despacio, masticando bien los alimentos y evitando alimentos que produzcan gases, como frijoles, brócoli, huevos, lentejas y repollo, por ejemplo. Vea la lista completa de alimentos que causan gases.

4. Infecciones gastrointestinales

Los ruidos también pueden ocurrir debido a infecciones y a inflamaciones intestinales, principalmente en el caso de enfermedad de Crohn. En estas situaciones, además del borborigmo, generalmente surgen otros síntomas, como dolor y molestia abdominal, malestar, vómitos, náuseas y diarrea.

Qué hacer: tan pronto se originen estos síntomas, es importante acudir al hospital para evitar la deshidratación, deficiencias nutricionales u otras complicaciones. Además, es importante reposar, tener una alimentación saludable y utilizar medicamentos, solo si el médico lo indica.

5. Intolerancia alimentaria

Los ruidos de barriga pueden ser causados ​​por una intolerancia alimentaria, que se produce por la dificultad para digerir ciertos alimentos como la leche, el pan, la pasta o aditivos alimentarios, como colorantes o conservantes, por ejemplo.

Además de los ruidos abdominales, otros síntomas incluyen hinchazón abdominal, exceso de gases, diarrea, náuseas o cólicos abdominales.

Qué hacer: se debe intentar identificar el alimento que provocó la intolerancia y consultar a un gastroenterólogo para confirmar el diagnóstico y seguir una dieta individual, orientada por el nutricionista. Además, se debe mantener el organismo bien hidratado tomando pequeños sorbos de agua o suero casero de forma regular, ya que la diarrea puede provocar deshidratación.

6. Síndrome del intestino irritable

Los ruidos abdominales pueden ser causados ​​por el síndrome del intestino irritable, que es un trastorno gastrointestinal caracterizado por la inflamación de las vellosidades intestinales.

Generalmente, el síndrome del intestino irritable conlleva una producción excesiva de gases, además de otros síntomas como hinchazón y dolor abdominal y periodos de diarrea que se alternan con estreñimiento.

Aunque no se conoce completamente la causa del síndrome del intestino irritable, se sabe que los síntomas empeoran durante períodos de estrés y ansiedad.

Qué hacer: el tratamiento es indicado por un gastroenterólogo e implica cambios en la dieta y/o el uso de probióticos y antidepresivos, que calman tanto el dolor como otros síntomas. Además, se deben realizar actividades que puedan reducir el estrés para evitar que los síntomas empeoren. Consulta los principales tratamientos para el síndrome del intestino irritable.

7. Colitis ulcerativa

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria intestinal causada por una inflamación en el revestimiento del intestino que puede provocar sangrado o úlceras y síntomas como diarrea acuosa con sangre brillante o marrón o negra y mal olor.

Además, otros síntomas son el exceso de gases, que puede causar ruidos en la panza, dolor abdominal, mucosidad en las heces, fiebre, así como diarrea que puede ser crónica o anemia por sangrado intestinal, por ejemplo.

Qué hacer: el tratamiento lo realiza un gastroenterólogo y varía según la gravedad de los síntomas, pudiendo estar indicado el uso de medicamentos inmunosupresores, terapia biológica o incluso cirugía.

8. Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es otra enfermedad inflamatoria intestinal caracterizada por una inflamación crónica del revestimiento de los intestinos, que produce síntomas como diarrea acuosa, que puede ser de color amarillo debido a la mala absorción de nutrientes, dolor abdominal o heces con sangre o mocos. Vea cómo identificar los síntomas de la enfermedad de Crohn.

Además, esta enfermedad puede provocar un aumento de los gases intestinales, lo que provoca ruidos abdominales.

La enfermedad de Crohn puede ser causada por factores genéticos o por un mal funcionamiento del sistema inmunológico, por ejemplo.

Qué hacer: se debe realizar el tratamiento recomendado por el gastroenterólogo, que generalmente implica el uso de corticoides, inmunosupresores o terapia biológica, además del cambio de hábitos alimentarios. En algunos casos, el médico también puede recomendarle una cirugía para extirpar las partes dañadas del intestino.

9. Obstrucción intestinal

La obstrucción intestinal también puede provocar la aparición de ruidos en el abdomen, debido a la dificultad del paso de líquidos y gases por el tracto intestinal, el propio intestino aumenta la cantidad de movimientos peristálticos para facilitar el pasaje de estos líquidos y gases, originando el aumento de los ruidos.

La obstrucción intestinal puede tener diversas causas, como presencia de vermes, endometriosis intestinal, enfermedades inflamatorias y presencia de hernias, por ejemplo, produciendo no solo los ruidos en el abdomen, sino también otros síntomas, como dolor abdominal, cólicos muy fuertes, disminución del apetito y náuseas, por ejemplo. Conozca más sobre la obstrucción intestinal.

Qué hacer: el tratamiento para la obstrucción intestinal varía de acuerdo con la causa, es importante que se realice en el hospital para evitar la aparición de complicaciones.

10. Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una intolerancia severa al gluten que provoca irritación intestinal y malabsorción cuando una persona consume alimentos con trigo, centeno o cebada, lo que provoca un aumento de la velocidad de las heces en el intestino, provocando ruidos en el abdomen.

Además, esta enfermedad puede provocar exceso de gases, diarrea aceitosa o espumosa, con mal olor, o hinchazón del vientre, por ejemplo.

Normalmente, las personas con enfermedad celíaca muestran una mejoría en los síntomas cuando eliminan de su dieta los alimentos que contienen gluten.

Qué hacer: el tratamiento debe realizarse bajo la supervisión de un gastroenterólogo, quien puede recomendar una dieta libre de gluten y, en algunos casos, el uso de medicamentos inmunosupresores. Vea cómo se trata la enfermedad celíaca.

11. Hernia

La hernia es una situación caracterizada por la salida de una parte del intestino fuera del cuerpo, pudiendo provocar obstrucción intestinal y como consecuencia ruidos en el abdomen.

Además, pueden surgir otros síntomas como dolor, hinchazón, enrojecimiento local, náuseas y vómitos.

Qué hacer: se recomienda acudir inmediatamente a un médico cirujano, para evaluar la gravedad de la hernia, considerar la realización de una cirugía para evitar complicaciones, como el estrangulamiento de algún órgano de la región abdominal, originando una disminución sanguínea en la zona y como consecuencia necrosis. Vea cómo debe ser realizado el tratamiento para una hernia abdominal

¿Los ruidos intestinales podría ser cáncer?

Los ruidos abdominales pueden ser un signo de cáncer colorrectal si son persistentes y van acompañados de otros síntomas, como dolor o malestar abdominal persistente, cambios en los hábitos intestinales, pérdida de peso sin motivo aparente o hinchazón abdominal persistente. Vea otros síntomas del cáncer colorrectal.

Estos signos son muy importantes en personas que tienen antecedentes familiares de cáncer colorrectal, debido a que existen una serie de factores que al combinarse pueden causar que se desarrolle este tipo de cáncer, como la genética, la edad y los hábitos de vida, como el tabaquismo, consumo de bebidas alcohólicas y el sedentarismo. 

En estos casos, es importante consultar con un gastroenterólogo u oncólogo para realizar pruebas y un diagnóstico precoz, ya que cuanto antes se detecte, mayores serán las posibilidades de curación.

Cuándo acudir al médico

Se debe acudir al médico, cuando además de los ruidos intestinales, aparecen otros síntomas como:

  • Dolor abdominal;

  • Hinchazón abdominal;

  • Fiebre;

  • Náuseas y vómitos:

  • Diarrea frecuente o estreñimiento;

  • Presencia de sangre en las heces;

  • Rápida pérdida de peso y sin causa aparente.

El médico general o gastroenterólogo, de acuerdo con los síntomas descritos por la persona, puede indicar la realización de algunos exámenes como tomografía computarizada, endoscopia y examen de sangre para que se pueda identificar la causa de los síntomas e iniciar el tratamiento más adecuado.