Aspartame: qué es y ¿es malo para la salud?

El aspartame es un edulcorante artificial que es hasta 200 veces más dulce que el azúcar común y tiene solo 4 calorías por 1 g. Este es muy utilizado por la industria para endulzar alimentos y bebidas de tipo dietético, como chicles, refrescos, salsas, helados y pasteles, por ejemplo.

Este edulcorante también se vende en supermercados y tiendas naturistas, siendo utilizado principalmente por personas con diabetes para endulzar tés, jugos y cafés, reemplazando al azúcar. Asimismo, también es utilizado por quienes quieren adelgazar, ya que aporta un sabor dulce y contiene pocas calorías.

No obstante, según la Organización Mundial de la Salud, el consumo prolongado de aspartame o aspartamo no conduce a la pérdida de peso y puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Imagem ilustrativa número 1

¿El aspartame es malo para la salud?

Cuando se consume dentro de la cantidad recomendada, el aspartame se considera seguro y puede estar indicado para ayudar a controlar los niveles de glucosa en sangre en personas que ya tienen diabetes.

Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud, el consumo prolongado de aspartame no conduce a la pérdida de peso y puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Es importante recordar que los estudios científicos actuales,  sobre la relación del aspartame con el cáncer en humanos, evaluados por la OMS, la FDA, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE. UU., aún no son concluyentes.

Cantidad recomendada

La cantidad máxima de aspartame que puede ingerir un adulto es de 40 mg/kg de peso corporal al día. Para una persona de 50 kg de peso, esta cantidad equivale a 2 gramos, es decir, 2 sobres y medio de edulcorante al día, por ejemplo.

En niños y mujeres embarazadas, la ingesta máxima diaria de aspartame debe ser de 5 mg/kg de peso corporal.

Posibles efectos secundarios

Debido a que contiene fenilalanina, el consumo de aspartame puede causar convulsiones, agitación, náuseas, vómitos o llagas en la piel en personas con fenilcetonuria, una enfermedad genética en la que la ingestión de fenilalanina es tóxica. Conozca qué es la fenilcetonuria.

Dónde se encuentra el aspartame

El aspartame se encuentra en edulcorantes líquidos o en polvo, que se pueden agregar a bebidas y alimentos, como tés, pasteles, cafés, panes y jugos.

Además, este edulcorante también es utilizado por la industria para endulzar productos de tipo dietético, como chicles, refrescos, helados, jugos, yogures, galletas, jaleas y tés preparados.

Para evitar un consumo excesivo de aspartame, se puede optar por consumir productos alimenticios que no contengan este edulcorante. Otra opción es evitar su uso en la preparación de alimentos o usar edulcorantes naturales como la stevia, que también son bajos en calorías. Vea qué es y cómo usar la stevia.