Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Alimentación para el herpes

La alimentación para el herpes se realiza principalmente a base de alimentos ricos en el aminoácido lisina como carnes, pollos, pescados y leche. La lisina ayuda a reducir la multiplicación del virus y, con ello, reduce la frecuencia y la gravedad de la aparición de las heridas causadas por el herpes.

Además de esto, el consumo adecuado de vitamina C también ayuda a "desactivar" el virus del herpes en el organismo, además de fortalecer el sistema inmunológico y prevenir nuevas crisis de la enfermedad. La vitamina C está presente en alimentos como limón, naranja, piña, acerola y mandarina.

Alimentación para el herpes

Qué comer

Para evitar el herpes, se debe incluir en la dieta alimentos ricos en lisina, vitamina C y zinc, como se muestra en la tabla a continuación: 

Alimentos para aumentar el sistema inmuneFuentes de LisinaFuentes de Vitamina C
FresasLeche y yogurtNaranja
TomatesAguacateLimón
Semillas de chía, linaza y girasolFrijoles (que no sea el negro)Piña
Salmón, sardina y atúnCarnes, pollo y pescadosPapaya
Aceite de olivaHígadoAcerola
AjoLegumbres en generalKiwi

El consumo frecuente de estos alimentos ayuda a prevenir y a curar más rápido las crisis de herpes, pudiendo también ser utilizados suplementos alimentarios como se muestra a continuación.

Qué se debe evitar

Para prevenir el herpes, se debe reducir de la dieta de los alimentos ricos en arginina, un aminoácido estimula la replicación del virus y aumenta la frecuencia de las crisis. Algunos de estos alimentos son la avena, granola, germen de trigo, maní, castañas y almendras.

Otra medida importante es evitar el consumo de café y alimentos ricos en azúcar y harinas blancas como por ejemplo: chocolate, panes blancos, galletas, refrescos y pasteles.

Además de los alimentos prohibidos, también es importante evitar fumar, consumir bebidas alcohólicas y tomar mucho sol, porque debilitan el sistema inmune y la piel, facilitando la manifestación del virus.

Suplementación para tratar el herpes

Alimentación para el herpes

La suplementación nutricional de lisina es un tratamiento alternativo para prevenir el herpes recurrente o en caso de que los síntomas estén presentes hacer con que se cure más rápido, sobretodo cuando no es posible ingerir la cantidad necesaria de los alimentos recomendados anteriormente.

En estos casos, la nutricionista puede aconsejar de 500 a 1500 mg por día para la supresión del virus y evitar que su aparición sea recurrente. En caso de que el virus esté activo se recomienda el doble de 1000 a 3000 mg por día. Además de esto, el médico o el nutricionista también puede recetar suplementos a base de zin, omega-3, vitamina E y C, de acuerdo con la edad y las características del paciente y de la enfermedad.

Vea más consejos sobre la alimentación en el video a continuación:

Más sobre este tema:


Carregando
...