¿Cómo adelantar el trabajo de parto?: 10 remedios caseros

Actualizado en mayo 2024

Para acelerar el trabajo de parto se puede realizar una caminata a paso acelerado, tener relaciones sexuales, practicar acupuntura o masajes, o comer dátiles, por ejemplo, ya que pueden ayudar a aumentar las contracciones uterinas y la dilatación del cuello uterino.

El trabajo de parto comienza de manera espontánea entre las 37 y las 42 semanas de gestación, por lo tanto, estas medidas para acelerar el trabajo de parto no deben realizarse antes de las 37 semanas de embarazo o si la mujer tiene alguna complicación, como trombofilia o placenta previa.

Además, las formas naturales de acelerar el trabajo de parto siempre deben ser orientadas por el obstetra, de acuerdo con la semana de gestación y las condiciones de salud de la madre y el bebé, para evitar complicaciones.

Mujer embarazada recostada de costado en una cama mientras le hacen masajes en la barriga

Remedios caseros para adelantar el trabajo de parto

Algunas formas de acelerar el trabajo de parto son:

1. Tener relaciones sexuales

Tener relaciones sexuales sin preservativo durante el embarazo ayuda a preparar el cuello uterino para el parto, dejándolo más delgado y suave.

Esto sucede porque existen prostaglandinas en el semen masculino que son semejantes a aquellas producidas por el propio cuerpo de la mujer. Conozca las mejores posiciones sexuales durante el embarazo.

Además, el orgasmo promueve la liberación de oxitocina, una hormona que puede favorecer las contracciones uterinas e iniciar el trabajo de parto.

La relación sexual solo está contraindicada a partir del momento en que se rompe la bolsa debido al riesgo de infección. Por lo tanto, desde la ruptura de la bolsa, se recomienda que la mujer utilice otros métodos naturales para acelerar el parto.

2. Caminar

Caminar durante 30 minutos tres veces por semana, a partir de la semana 38 de gestación, a un ritmo acelerado de aproximadamente 4 km/h, también estimula el trabajo de parto, ya que ayuda a posicionar adecuadamente al bebé en la región pélvica debido a la gravedad y al movimiento de la cadera.

La presión del bebé sobre el útero ayuda a aumentar la producción de oxitocina, estimulando las contracciones uterinas.

Esta técnica es más eficaz al principio del trabajo de parto, cuando la embarazada comienza a sentir contracciones débiles e irregulares.

3. Estimular los pezones

La estimulación de los pezones puede promover la liberación de oxitocina y estimular o acelerar el trabajo de parto.

Esta estimulación puede ser realizada por la propia embarazada con los dedos o por la pareja, o también con un sacaleches.

4. Hacer acupuntura

La acupuntura estimula la actividad uterina a través de la estimulación de puntos específicos del cuerpo, sin embargo, es importante que se realice bajo indicación médica y por un profesional especializado para evitar complicaciones.

5. Comer dátiles

Comer dátiles puede ayudar a acelerar la primera fase del trabajo de parto y la dilatación del cuello uterino, ya que puede actuar sobre los receptores de la oxitocina, estimulando las contracciones uterinas durante el parto normal.

Lea también: Fases del trabajo de partotuasaude.com/es/fases-del-trabajo-de-parto

Por lo tanto, consumir dátiles al final del embarazo puede facilitar y reducir el tiempo de trabajo de parto, además de reducir la necesidad de usar oxitocina para inducir el parto. Sepa cómo se realiza y cuándo es indicado el parto inducido.

6. Tomar aceite de onagra

El aceite de ricino es un laxante y, por lo tanto, al causar espasmos en el intestino, puede estimular las contracciones uterinas.

Sin embargo, todavía no hay pruebas científicas que confirmen que el aceite de ricino pueda causar contracciones uterinas y acelerar el trabajo de parto.

Además, su uso solo debe realizarse con la indicación del obstetra, ya que puede provocar complicaciones como diarrea grave, deshidratación y desequilibrio de electrolitos.

7. Hacer masajes

Los masajes también pueden ayudar a acelerar y reducir el tiempo de la primera fase del trabajo de parto.

Esto se debe a que el contacto físico estimula la liberación de oxitocina y resulta en contracciones uterinas. Consulta otras formas naturales de aumentar la oxitocina.

8. Tomar cápsulas de aceite de onagra

Tomar cápsulas de aceite de onagra después de la semana 38 de gestación también puede ayudar a madurar el cuello uterino, preparándolo para el parto.

Otra forma de usar el aceite de onagra es aplicarlo en el cuello uterino para ablandarlo.

Sin embargo, el uso de aceite de onagra en forma de cápsulas o intravaginal solo debe realizarse bajo la orientación del obstetra, ya que hay pocas evidencias científicas de su eficacia y seguridad durante el embarazo.

9. Tomar té de hojas de frambuesa

El té de hojas de frambuesa puede ayudar a tonificar el útero preparándolo para el parto y haciendo que el trabajo de parto progrese a un buen ritmo, sin ser tan doloroso.

Sin embargo, no hay evidencia científica de que el té de frambuesa pueda inducir el parto, además de que puede causar diarrea o náuseas cuando se consume en grandes cantidades.

Por lo tanto, el uso del té de frambuesa solo debe realizarse con la indicación del obstetra. 

10. Beber té de jazmín

El té preparado con flores o hojas de jazmín puede utilizarse para estimular el trabajo de parto, siendo recomendado tomar este té de 2 a 3 veces al día, según la orientación del obstetra.

Además, esta planta medicinal también es conocida por su aceite esencial, que puede utilizarse al inicio del parto para masajear la región lumbar, ya que alivia el dolor y los cólicos.

Otras formas de acelerar el trabajo de parto

Otras formas de acelerar el trabajo de parto, como comer alimentos picantes, beber té de canela o estimular los pezones, no están comprobadas científicamente y pueden causar problemas en la salud y bienestar de la mujer embarazada, como deshidratación, acidez, diarrea, vómitos, por ejemplo.

Asimismo, existen otras formas para acelerar el trabajo de parto utilizadas por el obstetra, como la administración intravenosa de la hormona oxitocina, para estimular las contracciones uterinas o rotura artificial de la bolsa hecha por el médico, para agilizar el trabajo de parto, estas opciones generalmente son utilizadas después de las 40 semanas de embarazo.

Signos que indican el inicio del trabajo de parto

Los signos que indican que la mujer embarazada va a iniciar el trabajo de parto, incluyen el aumento de la frecuencia e intensidad de las contracciones uterinas, acompañadas de dolor o rompimiento de la bolsa de agua y la pérdida del tapón mucoso, que se caracteriza por la salida de una secreción marrón por la vagina.

En el momento que la mujer comienza a sentir los síntomas de trabajo de parto, es importante que acuda al hospital o a la maternidad, ya que esto es una señal que el bebé está cerca del nacimiento. Vea cómo reconocer los signos de trabajo de parto.