Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo es el sexo durante el embarazo?

La actividad sexual durante el embarazo es fundamental para la salud de la mujer y de la pareja, pudiendo realizarse siempre que la pareja quiera. Aunque se incentive a tener relaciones sexuales en casi todos lo embarazos, existen algunas situaciones en que el obstetra puede pedir restricción, como ocurre cuando la mujer tuvo un sangrado anormal, placenta previa o elevado riesgo de un parto prematuro. Por esto, siempre que existan dudas sobre si tener o no relaciones sexuales se debe consultar al médico. 

Sin embargo. es importante recalcar que algunas embarazadas pueden presentar disminución del deseo sexual, no sólo por alteraciones hormonales, sino también por las alteraciones del propio cuerpo que pueden ocasionar que la mujer se sienta insegura. Por lo que es muy importante que la pareja converse abiertamente sobre estas cosas, para que juntos consigan superar las dificultades que sean identificadas. 

¿Cómo es el sexo durante el embarazo?

3 principales dudas sobre el sexo en el embarazo 

Para ayudar a las parejas a crear confianza sobre la relación sexual durante el embarazo, juntamos algunas dudas más frecuentes sobre el tema:

1. ¿Las relaciones sexuales pueden afectar al bebé? 

El contacto sexual no le causa ningún daño al bebé ya que está protegido por los músculos del útero y por el saco amniótico. Además de esto, la presencia de un tapón mucoso en el cuello uterino impide la entrada de cualquier microorganismo u objeto en el interior del útero. 

En algunas ocasiones después de haber tenido relaciones, el bebé puede estar más inquieto debido al aumento de la frecuencia cardíaca de la madre y a la ligera contracción de los músculos del útero, no afectando ni al bebé ni a su desarrollo.

2. ¿Cuáles son las mejores posiciones sexuales?

Al principio del embarazo cuando la barriga sigue siendo pequeña, se pueden adoptar todas las posiciones sexuales desde que la mujer se sienta cómoda, pero cuando la barriga crece existen posiciones que pueden ser más cómodas. Algunas de ellas son:

  • De lado: quedarse de lado en posición fetal puede ser una de las posiciones más cómodas para la mujer, porque además de que la barriga no entorpece queda bien apoyada en el colchón. En esta posición, colocarse una almohada debajo de la cadera también puede ser bastante cómodo, ya que puede ayudar a encontrar la posición correcta.
¿Cómo es el sexo durante el embarazo?
  • Por encima: adoptar posiciones en las que está por encima de tu pareja, como la posición donde está montada o sentada, son excelentes opciones, que permiten un mayor control en la profundidad e intensidad de la penetración, al mismo tiempo que hacen que la barriga no moleste.
¿Cómo es el sexo durante el embarazo?
  • Por detrás: adoptar la posición de "perrito" u otras posiciones en que el hombre hace la penetración por detrás también son excelentes posiciones para los períodos donde la barriga ya está grande, pues permiten una gran libertad de movimiento. Otra opción, consiste en acostarse con las nalgas muy cerca del borde de la cama, mientras que su pareja está de pie o de rodilla en el suelo.
¿Cómo es el sexo durante el embarazo?

No siempre es fácil encontrar una posición en que ambos se sientan cómodos, especialmente debido al miedo que existe de lastimar la barriga y al bebé. Con paciencia y esfuerzo, la pareja puede encontrar el mejor equilibrio, sin dejar de mantener el contacto íntimo durante el embarazo.

3. ¿Es necesario utilizar preservativo?

El uso de preservativo no es necesario siempre y cuando la pareja no posea una enfermedad de transmisión sexual. Si por el contrario, su pareja posee alguna ETS lo ideal es utilizar un preservativo femenino o masculino, no sólo para evitar que la embarazada sea contagiada sino para que el bebé tampoco desarrolle una infección.

Cambios en el deseo sexual durante el embarazo

La actividad sexual puede ser vista de diferentes formas a lo largo de la gestación, ya que tanto el cuerpo como el deseo sexual cambian a lo largo de ese período.

1er Trimestre

En el primer trimestre del embarazo, es normal que existan miedos e inseguridades de que su práctica puede perjudicar el embarazo o incluso causar aborto, y tanto la mujer como el hombre pasan por un período donde existe temor y miedo, habiendo una disminución del deseo de la pareja. Además de esto, éste también es un trimestre de cambios en el cuerpo y muchas náuseas y vómitos, que también pueden contribuir a la disminución del deseo.

2º Trimestre

Generalmente, el deseo sexual vuelve a la normalidad en el segundo trimestre de embarazo, ya que existe una aceptación de los cambios observados en el cuerpo. Además de esto, durante el período las hormonas llevan un aumento del apetito sexual y como la barriga no es muy grande, hay mayor libertad para adoptar diferentes posiciones. 

3º Trimestre

E el tercer trimestre del embarazo, el deseo se mantiene pero la pareja puede encontrar algunas dificultades. Durante este período, existen posiciones que son incómodas debido al tamaño de la barriga, ya que acaba por cambiar el centro de gravedad de la mujer lo que puede hacer que la mujer tenga menos equilibrio. En ese período es muy importante experimentar diferentes posiciones, para encontrar la que es más cómoda para la pareja. Además de esto, durante ese período, debido al tamaño de la barriga, el hombre puede tener algunos temores y miedos de lastimar al bebé lo que puede terminar disminuyendo el deseo de la pareja.

¿Cómo es el sexo durante el embarazo?

El sexo no perjudica al bebé, pues no le molesta o lastima, ni causa aborto. El sexo durante el embarazo trae beneficios tanto para la madre y para el bebé, que siente la alegría y satisfacción sentidas por la madre en esos momentos. Pero es contraindicado por el médico sólo en situaciones de riesgo, como en los casos donde hay riesgo de aborto o desprendimiento de la placenta, por ejemplo.

¿Cómo es el sexo después del parto?

Durante las primeras 3 semanas después del parto o hasta que la mujer se sienta cómoda, no se recomienda tener relaciones sexuales, ya que la región íntima necesita recuperarse y sanar sus lesiones, especialmente después del parto normal.

Cuando esté recuperada, el médico dará la indicación para reanudar el contacto íntimo regular, pero este puede ser un período estresante y de grandes inseguridades, ya que la mujer tendrá que adaptarse a su nuevo cuerpo. Además de esto, el recién nacido exige mucho tiempo y atención, lo que deja a los padres cansados ​​y exhaustos, pudiendo contribuir a una disminución del deseo sexual durante los primeros meses.

Además de esto, después del parto los músculos vaginales de la mujer pueden encontrarse más débiles y la vagina puede quedar "más ancha", por lo que es muy importante fortalecer los músculos de esa región a través de la práctica de ejercicios específicos. Estos son llamados Ejercicios de Kegel que además de fortalecer la región genital, pueden ayudar a la mujer a obtener una mayor satisfacción sexual. 

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje