Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Zumbido en los oídos: principales causas y cómo tratar

El zumbido en los oídos, también conocido como tinnitus, es una percepción incómoda que puede surgir en forma de pitido, clics, crujidos, silbidos, cascadas o cigarra, que pueden ser leves, escuchándose solamente durante el silencio, o intensos al punto de persistir durante todo el día.

Esta situación puede ocurrir en cualquier persona, sin embargo, es más frecuente con el paso de los años, siendo más común en personas mayores. El zumbido es causado principalmente por el surgimiento de lesiones en el interior del oído, infecciones, traumatismos en la cabeza, intoxicación por medicamentos o por el propio envejecimiento.

Además, se debe estar atento a los síntomas que puedan acompañar al zumbido en los oídos, como mareos, pérdida del equilibrio o de la audición y consultar al otorrinolaringólogo para que solicite exámenes e indique el tratamiento más adecuado, el cual puede incluir la remoción de cera, el uso de antibióticos para tratar una posible infección o cirugía para corregir alguna posible alteración en el oído, por ejemplo.

Zumbido en los oídos: principales causas y cómo tratar

Las principales causas de zumbido de oídos son:

1. Exceso de cera en los oídos

El exceso de cera en el oído puede causar obstrucción del canal auditivo y surgimiento de zumbido, además de otros síntomas como dificultad para escuchar, dolor o comezón en el oído, o mareos, por ejemplo.

La cera producida en el oído tiene la función de protección contra la humedad, infecciones, golpes o la entrada de cuerpos extraños, sin embargo algunas infecciones en el oído, o incluso el envejecimiento natural del cuerpo pueden aumentar la producción de cera o causar que esta se endurezca, provocando que el canal auditivo se tape.

Qué hacer: se debe consultar a un otorrinolaringólogo para que realice una limpieza en el oído y, en caso de ser necesario, indique el uso de medicamentos en gotas para evitar la formación excesiva de cera o el uso de antibióticos para tratar la infección. Nunca se debe utilizar un cotonete o hisopo para intentar quitar la cera, ya que puede empujar la cera hacia dentro del oído y causar la pérdida de la audición.

2. Exposición a sonidos altos

La exposición a sonidos muy altos, como escuchar música alta con frecuencia, principalmente con audífonos, o ir a un concierto o show donde el sonido sea muy alto, puede dañar las células ciliadas que revisten a los oídos, causando zumbidos en los oídos, que generalmente mejora hasta en 48 horas. Sin embargo, en algunos casos, el zumbido puede durar de 1 a 2 semanas.

Qué hacer: se debe consultar a un otorrinolaringólogo para que evalúe la audición en caso de que el zumbido no mejore después de haber estado expuesto a un sonido alto en las siguientes 48 horas o se acompañe de otros síntomas, como pérdida de la audición o mareos, por ejemplo.

3. Infección en el oído

La infección en el oído puede ser causada por bacterias, hongos o virus, llevando a una alteración en la presión del oído por acumulación de líquido en el oído medio, localizado detrás del tímpano, causando zumbido, dolor, sensación de presión en los oídos e incluso formación de pus.

Cuando es causado por infección, el zumbido puede acompañarse de fiebre, enrojecimiento o presencia de líquido amarillo o blanco en el oído, por ejemplo.

Qué hacer: se puede aplicar una compresa tibia en el oído afectado para aliviar el dolor o malestar y se debe realizar una evaluación con el otorrinolaringólogo para iniciar el tratamiento, que generalmente, se realiza con el uso de antibióticos en gotas, aplicados directamente en el oído afectado.

4. Laberintitis

La laberintitis es una inflamación o infección que afecta al laberinto, localizado en el oído interno, que cuando está inflamado puede causar zumbido, además de otros síntomas como mareo, náusea, falta de equilibrio o malestar general. Esta inflamación en el oído puede ser causada por infecciones virales, diabetes, presión alta e incluso por factores emocionales como estrés, ansiedad o depresión, por ejemplo.

Generalmente, personas que han tenido episodios previos de laberintitis pueden volver a tener crisis de vez en cuando con síntomas que surgen de forma repentina e intensa, pero que pueden desaparecer en pocos minutos u horas.

Qué hacer: se debe descansar lo máximo posible y realizar el tratamiento indicado por el otorrinolaringólogo, el cual incluye medicamentos como betahistina o pentoxifilina, por ejemplo, que pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea del oído y disminuir el zumbido. En los casos de laberintitis por infección puede ser necesario el uso de antibióticos prescritos por el médico. Además, el médico puede recetar ansiolíticos o antidepresivos para tratar la laberintitis emocional.

5. Disfunción temporomandibular

La disfunción temporomandibular es otra causa de zumbido en el oído y se produce debido a una alteración en la articulación que conecta el maxilar con la mandíbula debido a que se aprieta mucho los dientes durante el sueño o por un golpe en la zona de la articulación. Además, otros factores que pueden contribuir al surgimiento de la disfunción temporomandibular son alteraciones en el estado emocional o factores genéticos, por ejemplo.

Esta articulación es responsable del movimiento de abrir y cerrar la boca, y cuando se tiene alguna alteración puede causar un zumbido en el oído, dolor de cabeza o dolor en la mandíbula y cara, especialmente al abrir y cerrar la boca.

Qué hacer: aplicar compresas tibias en la zona del oído y de la articulación puede ayudar a reducir el dolor y el malestar. Sin embargo, también es importante consultar al dentista para que realice el tratamiento más adecuado que puede incluir medicamentos antiinflamatorios o analgésicos, e incluso el uso de una placa dental de acrílico o cirugía en la articulación.

6. Enfermedades crónicas

Algunas enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, presión alta, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, lupus, ACV o problemas en la tiroides como hipertiroidismo, por ejemplo pueden causar zumbido en los oídos.

Qué hacer: se debe seguir el tratamiento médico para la enfermedad específica que puede estar desencadenando los zumbidos. Además, una dieta con alimentos antiinflamatorios como brócoli, salmón o naranja, puede ayudar a aliviar o evitar el surgimiento del zumbido. Vea una lista completa de alimentos antiinflamatorios.

7. Alteraciones en la estructura del oído

El zumbido en el oído también puede ser causado por alteraciones en las estructuras del oído, principalmente malformación de los vasos sanguíneos, haciendo que la sangre circule por los vasos sanguíneos con más fuerza, causando zumbido.

Además, también puede haber rigidez de los huesos del oído, llamada otosclerosis, o espasmos en los músculos del oído, por ejemplo, llevando al surgimiento de zumbido o incluso de pérdida de la audición.

Qué hacer: se recomienda consultar al otorrinolaringólogo el cual puede solicitar exámenes como audiometría o impedanciometría para confirmar el diagnóstico e indicar el tratamiento, que puede realizarse con la colocación de un aparato auditivo o cirugía, por ejemplo.

8. Uso de medicamentos tóxicos para el oído

Algunos medicamentos pueden tener un efecto tóxico para los oídos, ya que pueden causar daños en el oído o en los nervios que controlan la audición, llevando al surgimiento de zumbido en el oído.

Los principales medicamentos que pueden ser tóxicos para los oídos incluyen antiinflamatorios como ácido acetilsalicílico, quimioterapéuticos, como cisplatina o vincristina, antibióticos como ciprofloxacino o eritromicina, o diuréticos como diuréticos como furosemida bumetanida, por ejemplo.

Qué hacer: se consultar al médico que prescribió el medicamento causante de la intoxicación en el oído para que realice una evaluación del tratamiento y, en caso de ser necesario, cambie el medicamento por otro que no sea tóxico y no produzco zumbidos.

9. Tumores en el cerebro o en el oído

La presencia de un tumor en el cerebro o en el oído, como un neuroma acústico, que es un tipo de tumor benigno, puede causar zumbido de oídos, el cual puede afectar a uno o ambos oídos, y generalmente se acompaña de otros síntomas como dolor o sensación de hormigueo o adormecimiento en el oído, cara, dolor de cabeza, mareo o pérdida de equilibrio.

Además, el cáncer nasofaríngeo, un tipo de tumor maligno que afecta la parte trasera de las narinas y la boca, también puede causar zumbidos o infección en el oído e incluso pérdida de la audición.

Generalmente, además del zumbido, algunas señales que pueden indicar un tumor en el cerebro o en el oído son náuseas, vómitos, alteraciones en la vista e incluso convulsiones.

Qué hacer: en caso de que haya sospecha de un tumor se debe consultar al otorrinolaringólogo, el cual solicitará exámenes como resonancia magnética, tomografía computarizada o biopsia para confirmar el diagnóstico e identificar el tipo de tumor. Al confirmar el diagnóstico, el otorrinolaringólogo derivará a la persona con un oncólogo para que oriente el tratamiento adecuado, el cual podrá realizarse por medio de una cirugía, radioterapia o quimioterapia.

Vea otros tipos de tratamiento para tumores en el cerebro.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • BEEBE, Palumbo D, Joos K, De Ridder D, Vanneste S. . The Management and Outcomes of Pharmacological Treatments for Tinnitus. Curr Neuropharmacol. 13. 5; 692-700, 2015
  • LEVINE, R. A.; ORON, Y. Tinnitus. Handb Clin Neurol. 129. 409-31, 2015
  • PATTYN, T.; et al. Tinnitus and anxiety disorders: A review. Hear Res. 333. 255-265, 2016
  • LANGGUTH, B.; et al. Tinnitus: causes and clinical management. Lancet Neurol. 12. 9; 920-930, 2013
  • LANGGUTH, B. . Treatment of tinnitus. Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg. 23. 5; 361-8, 2015
  • ESMAILI, A. A.; RENTON, J. A review of tinnitus. . Aust J Gen Pract. 47. 4; 205-208, 2018
  • Ektor Tsuneo Onishi. et al.. Tinnitus and sound intolerance: evidence and experience of a Brazilian group. Jornal Brasileiro de Otorrinolaringologia. Vol. 84. Núm. 2. pp. 135-149 (Março - Abril 2018)
Más sobre este tema:

Carregando
...