6 Opciones de tratamiento para la disfunción temporomandibular (ATM)

junio 2020

El tratamiento para la disfunción temporomandibular, también conocida como dolor en la ATM, es realizado en base a su causa, e incluye uso de férulas de mordida para aliviar la presión en la articulación, técnicas de relajamiento de los músculos faciales, fisioterapia o, en casos más graves, realización de cirugía. 

También es muy importante observar y evitar hábitos que puedan estar desencadenando el dolor, como el hábito de "comerse las uñas", morderse los labios o apretar los dientes de forma intencional o no intencional, apoyar la mandíbula en la mano o masticar chicles u objetos duros, por ejemplo.

La disfunción de la articulación temporomandibular es un trastorno que ocurre en la articulación y en los músculos responsables por los movimientos de la boca y mandíbula, que causa fatiga en los músculos respiratorios y provoca síntomas como: dolor en el maxilar, dolores de cabeza frecuentes y clics o desviación de la mandíbula al abrir la boca.

Las principales formas de tratamiento incluyen: 

1. Uso de Férulas de Mordida

El uso de férulas de mordida, también conocidas como férulas de estabilización o de oclusión, deben ser indicadas por el dentista y son frecuentemente utilizadas en el tratamiento de la ATM, pues actúan relajando la musculatura, estabilizando la articulación y protegiendo los dientes.

Generalmente, estas férulas son hechas de acrílico bajo una medida y son especialmente indicadas para personas que tienen bruxismo, que es el hábito inconsciente de apretar o rechinar los dientes, principalmente, durante el sueño; lo que provoca el desgaste de los dientes y desencadena dolor en la ATM. Conozca más sobre qué es y cómo tratar el bruxismo

2. Fisioterapia

Los ejercicios de fisioterapia son muy importantes para disminuir la inflamación y aumentar la fuerza y estabilidad de la articulación; permitiendo un mejor funcionamiento de la región. El fisioterapeuta indicará las mejores técnicas de acuerdo con cada caso; incluyendo la realización de ejercicios, sesiones de osteopatía, estimulación eléctrica, aplicación de vibración de ultrasonido o infrarrojo o terapias con calor o frío, por ejemplo. 

Cuando la parte cervical de la columna se encuentra afectada, algunas sesiones de osteopatía pueden ser útiles para reposicionar y desinflamar las articulaciones, tanto de la cervical como de la mandíbula. 

3. Uso de medicamentos

Los medicamentos pueden ser indicados por el médico o dentista; normalmente, suelen ser analgésicos e antiinflamatorios, como Dipirona o Ibuprofeno, para aliviar crisis de dolor. En estos períodos, el uso de relajante muscular, como Ciclobenzaprina, también puede ser recomendado para disminuir la tensión en la musculatura. 

4. Técnicas de relajamiento

El estrés y la ansiedad son causas de agravamiento del bruxismo y de la tensión en la musculatura de la mandíbula, por esta razón, es importante que sean controladas para permitir un tratamiento eficaz del dolor en la ATM. De esta forma, se recomienda buscar ayuda de un psicoterapeuta o psicólogo para ayudar en este aspecto.

Otras formas de permitir la relajación son realizar ciertas actividades, como meditación, acupuntura, oír música, lecturas u otros ejercicios que puedan generar la sensación de bienestar. Conozca nuestros consejos para combatir el estrés.  

5. Terapia con láser

La terapia con láser es una nueva técnica de tratamiento utilizada para las disfunciones temporomandibulares, pues tienen efectos analgésicos, antiinflamatorios, cicatrizantes y estimulantes de la circulación sanguínea de los músculos afectados, siendo muy útil para aliviar los síntomas de dolor en la ATM. 

6. Cirugía

La cirugía para tratamiento de la disfunción temporomandibular es reservada para casos específicos o graves, como el dolor causado por una fractura o la existencia de una deformidad importante en la cara. 

Asimismo, puede ser indicada cuando los síntomas son intensos y no existe ninguna mejoría con el tratamiento, lo cual ocurre sólo en casos inusuales. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2020. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em junio de 2020.
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.