Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Vulvovaginitis candidiásica: qué es, síntomas y tratamiento

Abril 2020

La vulvovaginitis candidiásica es producida principalmente por la micobacteria Candida Albicans. Este hongo forma parte de la microbiota normal de la vagina y en situaciones normales no produce síntomas, por lo que no está considerada como una infección de transmisión sexual, si no como un desequilibrio que hace que se den las condiciones necesarias para que este hongo prolifere y produzca manifestaciones clínicas que requieren de un tratamiento farmacológico.

Puede afectar a niñas y mujeres de todas las edades, siendo más común en la edad fértil que se presentan los síntomas. El tratamiento de la vulvovaginitis se realiza con medicamentos antimicóticos recetados por el médico general o ginecólogo. Asimismo, el médico puede recomendar la administración de lactobacillus por vía oral o vaginal para ayudar a restablecer la microbiota de esta zona.

 Vulvovaginitis candidiásica: qué es, síntomas y tratamiento

Principales signos y síntomas

El principal síntoma de la vulvovaginitis candidiásica es la comezón intensa, además del flujo de color blanco que no genera mal olor, espeso y grumoso que hace que la vagina y la vulva se irriten al quedarse adherido a sus paredes.

Además de esto, se produce alteración del pH vaginal, sensación de quemazón, dolor al orinar y al momento de tener contacto íntimo. Durante la exploración física el médico puede observar enrojecimiento e inflamación en la vulva y fisuras vulvovaginales. 

El diagnóstico es realizado por un ginecólogo por medio de la evaluación de los signos y síntomas, exploración clínica y resultados de laboratorio como un cultivo vaginal. 

Principales causas

La vulvovaginitis candidiásica se presenta con mayor frecuencia en mujeres entre los 20 y 40 años de edad y en aquellas con diabetes mal controlada, que están bajo tratamiento antibiótico, como por ejemplo tetraciclinas y cefalosporinas, con el sistema inmune debilitado como en los casos de VIH, en tratamiento con anticonceptivos hormonales, sobrepeso y embarazadas. 

Otros factores de riesgo son utilizar ropa ajustada y/o hecha con materiales sintéticos, el calor y la humedad.

Tipos de candidiasis vulvovaginal 

La candidiasis vulvovaginal se clasifica en complicada y no complicada:

  • Candidiasis vulvovaginal no complicada: en mujeres sin antecedentes de infección y síntomas de leves a moderados.

  • Candidiasis vulvovaginal complicada: en mujeres con factores de riesgo, episodios recurrentes y candidiasis con síntomas severos. Pudiendo ser severa o recurrente.

El médico debe diferenciar el tipo de vulvovaginitis que presenta la mujer de acuerdo a la presentación clínica de los síntomas, antecedentes y resultados de laboratorio para decidir el mejor tratamiento, descartando vaginosis bacteriana y tricomoniasis. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la vulvovaginitis candidiásica debe ser prescrito por un ginecólogo, el cual puede ser por vía oral o vaginal, siendo esta la más frecuente. El tratamiento convencional puede consistir en medicamentos como miconazol, ketoconazol, itraconazol o fluconazol entre los principales. En caso de embarazo, el único medicamento permitido es el clotrimazol por vía vaginal.

De igual forma el médico puede indicar la aplicación de lactobacillus por vía oral o vaginal para ayudar a restablecer la microbiota de esta zona. La pareja recibirá tratamiento en caso de presentar síntomas o infecciones recurrentes.

En los casos en los que el tratamiento no tiene efecto debe hacer sospechar al médico de que se trata de una infección de Cándida no albicans, pudiendo recomendar vitamina C por vía vaginal, una vez al día por 14 días.

Vulvovaginitis candidiásica recurrente

Se considera vulvovaginitis recurrente cuando hay 4 o más episodios durante el año. Es común en mujeres que no completan el tratamiento, reinfección por la pareja o la presencia de una cepa de Cándida resistente al tratamiento convencional. 

En aquellas mujeres que presentan episodios recurrentes es importante considerar el estado de salud, ya que podría haber una enfermedad que propicie el crecimiento de Cándida, como por ejemplo en el caso de diabetes, o tratarse de una infección por Cándida no albicans.

Bibliografía >

  • RUIZ, Jorge. Manual CTO de Medicina y Cirugía. Ginecología y Obstetricia . 10. Madrid: CTO, 2018. 35.
  • GÓMEZ, José et al. Las 50 principales consultas en medicina de familia. CEGE Taller Editorial. Madrid: 2011. 301.
  • PAPADAKIS, Maxine; McPHEE, Stephen. Diagnóstico clínico y tratamiento 2017. 56 a. México: McGraw Hill, 2017. 766.
  • KUMATE, Jesús; GUTIÉRREZ, Gonzalo . Infectología clínica. 17 . México, D.F: Méndez Editores, 2013. 663-664.
  • DÍAZ, Humberto; SANDOVAL, Aidé. Diagnóstico y Tratamiento de candidosis vulvovaginal en mujeres mayores a 12 años de edad . Guía de Práctica Clínica . 2010
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje